Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

28 ene. 2014

Últimos estudios sobre carbohidratos refinados y dietas de bajo índice glucémico

Ha pasado un año desde que publiqué mi particular revisión sobre los alimentos de elevado índice glucémico (IG) o carga glucémica (CG), también conocidos como carbohidratos refinados. Así que creo que puede ser un buen momento para volver a recopilar los estudios que se han publicado desde entonces sobre el tema y observar si aquellas hipótesis y conclusiones que relacionaban este tipo de alimentos con el sobrepeso y diversas enfermedades pueden seguir sosteniéndose.

Como siempre que hago una recopilación de este tipo, les aseguro que he intentado incluir todas las publicaciones, sea cual sea su resultado. Si alguna no está se debe a mi falta de pericia en la vigilancia.

Estos son por lo tanto los estudios publicados durante 2013 en Pubmed, agrupados por temas y ordenados aproximadamente en función de su relevancia para evaluar la evidencia científica (es decir, he puesto primero los meta-análisis y revisiones sistemáticas):

22 ene. 2014

Grasas en la prevención de enfermedad cardiovascular: Más resultados poco concluyentes

Si preguntásemos a nutricionistas y médicos sobre aspectos generales de la dieta que ayuden a prevenir la enfermedad cardiovascular, sin duda el factor más mencionado sería la reducción de grasas. No me cabe ninguna duda que es la recomendación más universal que suele darse para la consecución de ese objetivo.

Sin embargo, cada vez aparecen más estudios que no llegan a conclusiones que confirmen esta directriz. El último es "Comparison of effects of long-term low-fat vs high-fat diets on blood lipid levels in overweight or obese patients: a systematic review and meta-analysis", un meta-análisis (les recuerdo que es el tipo de estudio que más peso tiene en el ranking de evidencias) que no es un estudio cualquiera. En primer lugar porque nos llega con el visto bueno de la asociación de dietistas-nutricionistas americana, la Academy of Nutrition and Dietetics, ya que se ha publicado hace unas semanas en su revista oficial. Y en segundo lugar porque ha analizado los estudios de intervención más importantes de los últimos años y centrándose en el medio-largo plazo (más de un año). Y les adelanto que sus resultados no justifican uno de los dogmas más aceptados en nutrición.

20 ene. 2014

"Comer sin miedo" de JM Mulet: Pura divulgación, de la buena

Cuando me enteré de que JM Mulet publicaba un libro titulado "Comer sin miedo", dedicado a los temas que habitualmente trata en su blog y que como bioquímico, profesor de biotecnología e investigador en el ámbito de las plantas y la agricultura, domina y conoce en profundidad, pensé: "ahora sí, éste es". Así que en cuanto he tenido un hueco he corrido a la librería y me hecho con una copia.

En menos de un par de días me lo he ventilado y, como ya es costumbre, me gustaría compartir con ustedes mis impresiones. Que les adelanto, son muy positivas.

Probablemente uno de los temas sobre los que exista más desinformación, siendo algo cercano y cotidiano, sea la alimentación. Resulta que una gran parte de los bulos y mitos - sobre todo desde la popularizacion de internet - se engloban en torno a los alimentos y la salud. Así que, paradójicamente, puede que ésta sea la época de mayor accesibilidad a la información y, a la vez, de mayor confusión al respecto entre la población en general.

16 ene. 2014

¿Son menos creíbles o eficaces los dietistas y médicos con sobrepeso?

Cuando escribí el post anterior sobre los médicos con sobrepeso lanzando una campaña para la prevención de la obesidad infantil, quería hacer hincapié en lo que considero importante y que ilustraba la fotografía que lo acompañaba: Que siguen dándose recomendaciones fundamentales poco basadas en la evidencia científica. Y, he de confesarlo, también quería aprovechar la ocasión para reñir un poco a aquellos que juzgan inmediatamente a las personas en base a su aspecto físico.

Sin embargo, los resultados han sido bastante frustrantes. En lugar de debatir sobre los ejes y las directrices de la campaña, finalmente en las redes sociales y en los comentarios del post casi todos se centraban en la importancia de dar ejemplo de dietistas y médicos a la hora de realizar su trabajo. Bastantes han destacado la necesidad de pedir coherencia a los sanitarios y de exigirles (al menos "moralmente") que practiquen lo que predican.

Pero ¿por qué tendrían que hacerlo? ¿Hay pruebas y razones objetivas que lo recomienden? Por ejemplo, ¿tienen que dar ejemplo para poder ejercer de forma eficaz? ¿O simplemente es una cuestión de imagen? Si simplemente se trata de un tema de deterioro de su imagen, el problema sería mayormente privado y particular. Quizás tendría más importancia si esa falta de coherencia generase una pérdida de credibilidad, ya que podría afectar a la adherencia del paciente al tratamiento. Y la cuestión ya sería preocupante si se demuestra que ese sobrepeso afecta a su profesionalidad o a los resultados.

¿Y qué dice la ciencia al respecto? Como podrán comprobar es un tema complejo y menos sencillo de lo que parece a simple vista si nos basamos en evidencias.

15 ene. 2014

¿Y si un dietista o médico sufre obesidad?

Gracias a un enlace en Twitter de la amigas de Alimmenta, he llegado a esta noticia publicada en el Diario de Galicia, titulada "Los médicos ponen a dieta la obesidad infantil", en la que se describe el inicio de una campaña promovida por el Colegio de Médicos de A Coruña para fomentar los hábitos de vida saludables entre los más jóvenes, especialmente dirigida a prevenir la obesidad. Lo más llamativo de la noticia, como señalaban desde Alimmenta, es la foto que la ilustra:


No hace falta ser muy observador para percatarse de qué tienen en común los médicos que aparecen en la misma, responsables de la mencionada campaña: Todos muestran un notable sobrepeso.

9 ene. 2014

Las nueces, buenas para las arterias

Aunque ya he defendido en varias ocasiones a los frutos secos ante acusaciones como la de aportar demasiadas calorías y contribuir a la obesidad, tenía pendiente profundizar un poco en sus otras virtudes relacionadas con la salud.

Por ejemplo, en lo que respecta su relación con la prevención de enfermedades cardiovasculares, la evidencia científica suele centrarse en estudios observacionales, en los que suelen salir también muy bien parados. Sin embargo, los estudios de intervención sobre este tema, mucho más fiables para deducir causa-efecto, son menos numerosos, especialmente utilizando indicadores de cierta fiabilidad y que vayan más allá de la típica medición del colesterol o los triglicéridos.

7 ene. 2014

Lo que dicen los norteamericanos sobre las grasas: Nuevas recomendaciones de la Academy of Nutrition and Dietetics


Empezamos el año con contenido jugoso. Se acaba de publicar en el Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics el artículo "Position of the Academy of Nutrition and Dietetics: Dietary Fatty Acids for Healthy Adults", la actualización del posicionamiento de la Academy of Nutrition and Dietetics (antes American Dietetic Association - ADA) para los ácidos grasos en personas adultas y sanas, revisando la anterior versión de 2007 y proponiendo unas directrices que teóricamente son válidas hasta 2017. Es un trabajo muy relevante y de gran interés porque podría decirse que son las "recomendaciones oficiales" de los dietistas-nutricionistas norteamericanos.

La revisión, que está disponible en este enlace, realiza un repaso de la evidencia científica existente sobre la relación entre los diferentes tipos de ácidos grasos y la salud, para finalmente hacer recomendaciones concretas. Y como el texto es bastante autoexplicativo y toca diversos puntos sobre los que hay bastante controversia, antes de contarles las conclusiones finales y mi valoración al respecto, voy a traducir libremente algunos fragmentos específicos relacionados con la prevención de enfermedades y la salud que considero que son bastante representativos del contenido global.