Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

10 may. 2018

Consumo de ultraprocesados y nutrientes

La consolidación y difusión de la clasificación de alimentos NOVA, en función de su grado de procesamiento (que expliqué en este post), y el creciente interés sobre esta forma de caracterizar la comida están favoreciendo el goteo de estudios desde esta perspectiva. El último es "Ultra-Processed Food Consumption and Chronic Non-Communicable Diseases-Related Dietary Nutrient Profile in the UK (2008–2014)" (2018), se ha publicado en la revista Nutrients y se ha basado en la encuesta "National Diet and Nutrition Survey Rolling Programme" realizada durante los años 2008/2009 y 2013/2014 en el Reino Unido entre casi 10.000 personas.

Este trabajo se centra en analizar la relación entre el consumo de alimentos ultraprocesados y la ingesta de diversos nutrientes, algo que me ha resultado especialmente interesante porque yo hago un ejercicio similar en el libro "La guerra contra el sobrepeso", aunque utilizando diversos modelos de menús (poco procesado, algo procesado o muy procesado)  en lugar de estadísticas reales.

Pues bien, tras los correspondientes cálculos estadísticos, los autores presentan sus resultados de forma detallada y, como suele ser habitual, lo hacen en forma de números y tablas. Pero como creo que las imágenes ayudan a visualizarlos mejor, a continuación he representado dichos resultados en tres gráficos.

El primero de ellos muestra el porcentaje de energía ingerida a partir de ultraprocesados y de macronutrientes tras dividir la muestra en cinco grupos (Q1 a Q5), creados en base a la proporción de ultraprocesados:


Como pueden observar, a mayor porcentaje de utraprocesados, mayor proporción de carbohidratos, azúcares y grasas, menor cantidad de proteínas, mientras que las grasas saturadas se mantienen bastante estables.

En el segundo gráfico se representa - de nuevo para cada grupo de consumo de ultraprocesados Q1 a Q5 - la densidad de algunos micronutrientes relevantes:


En este caso el consumo de más cantidad de procesados se asocia con más cantidad de sodio y menos de potasio y fibra.

Y en el tercer gráfico podemos ver el porcentaje de personas que incumplen las recomendaciones para ciertos nutrientes, también para cada grupo Q1 a Q5:


Se aprecia con claridad que cuanto mayor es el porcentaje de ultraprocesados, también mayor es el incumplimiento de las recomendaciones que suelen darse para cada uno de los nutrientes.

Y teniendo todo esto en cuenta, las conclusiones finales de los autores son las siguientes:

"Reducir el porcentaje de los alimentos ultraprocesados aumentando el consumo de alimentos no procesados o mínimamente procesados y platos y comidas preparados a partir de alimentos frescos puede ser una manera efectiva de mejorar sustancialmente la calidad nutricional de las dietas en el Reino Unido y contribuir a la prevención de la obesidad y otras enfermedades crónicas relacionadas con la dieta. Sin embargo, dada la ubicuidad de los alimentos ultraprocesados serán necesarias estrategias radicales a nivel de población para lograr las reducciones necesarias en el consumo de alimentos ultraprocesados."

Que coinciden en gran medida con lo que yo planteo en "La Guerra contra el sobrepeso" al hacer el análisis análogo.

Por cierto, el estudio es de libre acceso, así que si desean leerlo completo y ver los datos exactos, pueden descargarlo completo en este enlace.

4 comentarios:

  1. Gracias una vez más por tu excelente trabajo divulgativo de forma desinteresada.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por sus artículos. Como puede ver alguno vamos con retraso en su lectura, pero los consideramos tan valiosos que los agregamos a las listas de lectura del pc ó móvil :-)

    ResponderEliminar