Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

5 may. 2019

Dieta paleo y riesgo cardiovascular, primera revisión sistemática

Hace unos días se publicó la primera revisión sistemática sobre los efectos de las llamadas "dietas paleolíticas" o "dietas paleo" en indicadores de riesgo cardiovascular. El trabajo se titula "Effects of a Paleolithic Diet on Cardiovascular Disease Risk Factors: A Systematic Review and Meta-Analysis of Randomized Controlled Trials" (2019) y sus autores seleccionaron ocho ensayos de intervención, en los que analizaron los resultados obtenidos. En los ocho ensayos se comparó el efecto de la dieta paleo respecto al de otras dietas consideradas saludables (en uno de ellos respecto a la dieta habitual de los participantes), en indicadores relacionados con la salud cardiovascular: triglicéridos, colesterol, presión arterial, composición corporal e inflamación.

A continuación pueden ver los gráficos con los resultados obtenidos en cada indicador:



Peso (arriba) e IMC (abajo):



Contorno de cintura (arriba) y grasa corporal(abajo):


Presión arterial sistólica (arriba) y diastólica (abajo):


Colesterol total (arriba), HDL (centro) y LDL (abajo)


Triglicéridos:


Proteína C-reactiva (inflamación):



Como pueden observar, en todos ellos los resultados son mejores entre quienes siguieron la dieta paleo.

Y estas fueron las conclusiones de los autores:

"Nuestros hallazgos indicaron que la dieta paleolítica podría disminuir significativamente los índices antropométricos, incluido el peso, el contorno de cintura, el IMC y el porcentaje de grasa corporal. El análisis agrupado también mostró que la dieta paleolítica dio lugar a en una reducción de las concentraciones de CRP circulantes, presión arterial, colesterol total, LDL y triglicéridos, y aumentó la concentración de colesterol HDL. Sin embargo, según el análisis de sensibilidad, encontramos que el efecto general de la dieta paleolítica sobre el perfil de lípidos, la presión arterial y las concentraciones de CRP cambió al eliminar algún estudio; por lo tanto, el efecto de la dieta paleolítica en este ámbito debe interpretarse con precaución (...)

Según nuestros análisis, la dieta paleolítica disminuyó los índices antropométricos, presión arterial , perfil lipídico y CRP. Sin embargo, no tenemos pruebas suficientes para llegar a conclusiones sólidas sobre la eficacia de la dieta paleolítica para mejorar los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular, principalmente debido a la falta de ensayos competentes. Por lo tanto, los posibles efectos a largo plazo de la dieta paleolítica sobre los factores de riesgo deben ser explorados en grandes ensayos adicionales bien diseñados."

Parece que los resultados que se van publicando de momento siguen siendo favorables para este tipo de dietas (12),  aunque la cantidad de revisiones sistemáticas basadas en estudios rigurosos sigue siendo pequeña, con escasez de evidencia especialmente en el largo plazo e indicadores más relevantes, como enfermedades y mortalidad.

Seguiremos atentos a nuevas investigaciones.

6 comentarios:

  1. Hoy por hoy creo, que, en lo que no hay opiniones distintas para mejorar la salud, son: no fumar, no a los cereales refinados,no al azúcar refinado, si al ejercicio físico, lo demás es motivo de debate, pero con el tiempo y buenos estudios se va a ir aclarando el panorama, este excelente post es prueba de ello. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que quitando harinas y azúcar te cargas el 90% de lo que no es paleo :)

      Eliminar
  2. Dos resultados positivos al seguir la paleo dieta: mi tensión arterial pasó de 140/90 a 115/75. Mi cuñado dijo adiós al hígado graso y bajó el índice de azúcar en sangre a valores normales.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Estudios hay sobre tribus de cazadores recolectores... podrían considerarse de largo plazo (el resultado de vivir durante toda una vida con ese tipo de alimentación), pienso...

    ResponderEliminar
  4. Hola, buen post, pero, con la paleo dieta tengo un problema, y es que en primer lugar, apenas se diferencia de la mediterránea, y en segundo lugar es que es falsa. Los alimentos que tenemos hoy son fruto de la selección durante miles de años por el hombre, y no existían tal como los conocemos, por lo que las cualidades nutricionales no son las mismas.Por no hablar de que realmente no conocemos la dieta de los individuos paleolíticos en sus diferentes hábitats, y la dieta de las poblaciones más "antiguas", como la de los habitantes de Papua-Nueva Guinea, que son los citados en el estudio como ejemplo, y la de los inuits, no se parecen en nada.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. La manera de llevar tanto la dieta Paleo como la Mediterránea es diferente de su "versión original", es solo un nombre de referencia, no creas que la Mediterránea que se supone que llevamos es la "verdadera".
    Esto no quita los beneficios demostrados de la Paleo, ni efectos adversos de la Mediterránea.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...