Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

16 ago. 2017

Escala de alimentos más y menos saludables

- "Papá/mamá, ¿esto es sano? 
- ¿Qué comida es más sana, esta o esta otra?" 

Si tienen hijos y se preocupan por educarles para una buena alimentación, es probable que en más de una ocasión se hayan enfrentado a preguntas de este tipo. Y son preguntan razonables, porque si a los adultos nos cuesta saber si un alimento es más o menos sano, imagínense para los niños... todo un gran misterio.

Por esta razón he pensado que podría ser interesante hacer una imagen (no sé si llega a infografía) representando lo saludables que pueden considerarse diferentes alimentos. De esa forma se podría saber con rapidez y memorizar la posición de cada uno en este sentido. Una especie de simplificación de las famosas pirámides alimentarias.

Y tras un rato de darle vueltas a asunto y de buscar imágenes, esto es a lo que he llegado:



Antes de que se lancen a criticarla, me gustaría aclarar que aunque he intentado considerar de forma cualitativa los resultados de estudios y la cantidad de evidencia existente (muchos de ellos citados en artículos de este blog o en mis libros), la evaluación es únicamente mía y seguramente discutible. El criterio global ha sido que los alimentos cuyo mayor consumo se asocia a menos riesgo de enfermedades y/o mortalidad estén más arriba, y si es al contrario, más abajo. Y los que se quedan por el centro o cerca del mismo es porque los resultados no son demasiado concluyentes en uno u otro sentido. De cualquier forma, la evidencia con este enfoque es bastante irregular, así que también he considerado otros factores, como resultados de diversos ensayos, características nutricionales y cantidad y cocinado habitual en un entorno "desarrollado" y con sobredisponibilidad de comida. Por lo que la propuesta debe considerarse como ya he dicho: una aproximación cualitativa, orientativa y general.

Seguramente la posición de cada alimento podría variar uno o varios puestos hacia arriba o hacia abajo, pero para poder hacer esta escala de forma más precisa y rigurosa sería necesario personalizarla, teniendo en cuenta muchas variables individuales, que es precisamente lo que hacen los profesionales en nutrición con sus pacientes.

La imagen también podría servir como herramienta educativa, para ayudar a interiorizar la zona en la que se podría posicionar aproximadamente cada alimento. ¿Qué les parece imprimirla y colocarla en la despensa o en la cocina? O aún mejor, se podría recortar cada figura y hacer que los niños las ordenen. En este enlace tienen una versión de la propuesta en formato jpg y con mayor resolución.

Y lo sé, no están todos los tipos de alimentos. He intentado incluir los más representativos, ya que el espacio es limitado.

Como imagino que algunos discreparán de mi criterio, les animo a aportar sus opiniones (mejor justificadas) en los comentarios. Y como es probable que haya matizaciones muy diversas, he subido a internet el archivo Power Point original, para que cada uno pueda descargarlo y modificarlo a su gusto y por su cuenta y riesgo. Lo tienen en este enlace.

Actualización:

Como en las redes sociales se ha generado mucho debate sobre si un alimento debe subir o bajar uno o dos puestos en la lista y estar por delante o por detrás de otro, aclaro y repito: "La propuesta debe considerarse una aproximación orientativa y general. Y quizás también podría servir como herramienta educativa, para ayudar a interiorizar la zona en la que se podría posicionar aproximadamente cada alimento". 

Vamos, que en efecto, algunos alimentos puede estar uno o dos escalones hacia arriba o hacia abajo, dependiendo de cómo valoremos la evidencia existente, la definición de saludable, las circunstancias de aplicación... Basándose en resultados de estudios, claro.

Actualización 2:

He hecho alguna pequeña modificación aenla versión original (no respecto al orden, sino a terminología e inclusión de algún alimento más) y he actualizado las imágenes en los enlaces correspondientes.

7 ago. 2017

Grasas saturadas, poliinsaturadas y salud cardiovascular, últimas revisiones


No sé si estarán enterados, pero últimamente los expertos han estado bastante entretenidos debatiendo, una vez más, la relación entre las grasas saturadas y la salud cardiovascular. En el centro de la polémica ha estado la última revisión sobre el tema de la American Heart Association (AHA), la entidad de referencia en EE.UU. al hablar de salud cardiovascular, titulada "Dietary Fats and Cardiovascular Disease: A Presidential Advisory From the American Heart Association" (2017) y publicada hace tan solo unos meses.