Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

19 feb. 2012

Comida basura: Cereales infantiles

Todos los estudios e informes lo confirman: los niños cada día están más obesos. Algunos dicen que es porque no se mueven. Quizás tengan algo de razón, pero creo que sobre todo es por lo que comen. Comida cada vez más procesada, más refinada, más basada en hidratos de carbono y azúcares.

Mi niño/a desayuna siempre cereales... suena bien, ¿no? Pues malas noticias: Los cereales que venden en esos preciosos paquetes (y que suelen incluir atrayentes regalitos) suelen presumir de tener vitaminas y minerales añadidos, algo que en principio es positivo pero cuya eficacia está todavía por demostrar (de algunos estudios se podría deducir que incluso es mejor evitarlos). Pero analizando sus componentes, son poco más que almidón y azúcar. Mucho azúcar. Demasiado azúcar. Y se parecen muy a poco a cereales "de verdad".

Por ejemplo, estos son los macro-componentes nutricionales básicos (por cada 100 gr. de producto) de los Choco Krispis, Frosties, Smacks y Miel Pops, tomados de la web de Kelloggs (pincha para agrandar):


¡En el mejor de los casos, un tercio de lo que están comiendo es azúcar y el resto almidón! Una bomba para el páncreas e insulina a raudales corriendo por su torrente sanguíneo, para que a media mañana llegue el bajonazo. Y caries a mansalva para los dientes. .

Y estos son los ingredientes de tres de ellos (Choco Krispis, Frosties y Smacks, respectivamente) según indican en sus cajas:

Como podéis observar, además del cereal (que, por oro lado, está superrefinado, es decir, se le ha eliminado la fibra para hacerlo más blanco y convertirlo en puro almidón), todos tienen jarabe de glucosa y azúcar. Y por lo visto en la información nutricional, en cantidades muy importantes. Comparándolos con los cereales "para adultos" (que tampoco son para dar saltos de alegría), en lugar de ser incluso más sanos (hablamos de niños/as en periodo de crecimiento), son sencillamente más llamativos y mucho más dulces. Si además consideramos que en muchas ocasiones les añaden más azúcar al tomarlos con leche, puede que en el desayuno se estén metiendo entre pecho y espalda entre 20 y 40 gramos de azúcar sólo con los cereales.

¿Cual es mi consejo? Lo ideal sería un desayuno compuesto de un lácteo (leche, yogur, queso), una pieza de fruta (variada, para no aburrir), y una tostada de pan integral, incluso con mermelada y mantequilla. De vez en cuando podría sustituirse la tostada por alguna galleta... aunque pocas se salvan. Sería recomendable complertarlo con algo de proteínas y grasas (huevos revueltos, tortilla). Y seguro que a vosotros se os ocurren otras soluciones igual de sabrosas y nutritivas y mucho menos "sintéticas". Claro, es más trabajo. Prepararlo, servirlo, convencerles de que se lo coman... Un remedio sencillo: Levantarse un cuarto de hora antes e instarles a que participen en la preparación. Funciona, de veras.

(Post publicado originalmente en 2008 en el blog del autor "El blog de Centinel") 

9 comentarios:

  1. Hola: Estoy intentando "pasarme" a la dieta baja en carbohidratos. Me cuesta muuuuuuuuucho.
    Mi aspiración principal es darle una buena dieta a mi hija (va a cumplir un año) ...
    En esta entrada me sorprende mucho lo de la tostada de pan. Tu no destierras el pan como los paleos???
    Muchas gracias
    Marta

    ResponderEliminar
  2. Hola de nuevo, Marta.
    El enfoque de este blog no sigue los principios de la alimentación Paleo, aunque algunos coinciden. Te recomiendo leer el libro, creo que es bastante claro explicando todas las ideas. De cualquier forma, si ees todos los posts, te harás una idea bastante completa.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias! Si he intentado descargar el primer capítulo pero este ordenador en el que estoy no me deja, a ver si en casa puedo.
    También miré para comprarlo en papel (soy tradicional) y suben bastante los gastos de envío!! No lo venden en librerías verdad?
    Gracias de nuevo!
    Marta

    ResponderEliminar
  4. No, sólo en Amazon y Lulú. Los gastos de envío en Amazon creo que son muy asequibles, unos 3 euros. Si tienes amigos interesados, podéis comprar 3 copias y en ese caso creo que el envío es gratuito. ;-D

    ResponderEliminar
  5. Mi propuesta de desayuno a ver que os parece. Me pongo en un bol queso batido semidesnatado (yo compro de marca hacendado y no hay entero, pero el semidesnatado me encanta, esta supercremoso), después le pongo salvado de avena, un poco de aceite de oliva, y mermelada light (hoy toco fresa)(también marca hacendado). Como también tenia fresas cogí tres y las partí y añadí. Luego lo remuevo todo, y para dentro. Rico rico, y para terminar una onza de chocolate 85 % cacao. Probarlo y me contáis que tal.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Es de juzgado de guardia, pero en mi opinión hay otro grupo que resulta realmente criminal. Me refiero a los cereales (coloquialmente llamados "papilla") que Nestlé puso en órbita hace muchos años y le siguieron empresas como Hero Baby.
    Echad un vistazo a la composición y os daréis cuenta de la cantidad de azúcar que llevan. Y eso que se trata de un producto elaborado para bebés y niños muy pequeños.
    Y luego con cantidad de vitaminas sintéticas que, segun algunos estudios, pueden hacer más mal que bien. Y aunque no hicieran daño, habrá que ver cuanto absorbe el organismo.
    Solo le falta Kriptonita.
    A ver si puedes dedicarles un espacio en esta sección Centinel.

    ResponderEliminar
  8. Me acabo de descargar tu libro de Amazon y estoy decidido a ponerlo en práctica, además de hacer proselitismo en mi familia, aunque me va a costar dios y ayuda dejar el pan.
    Me gustaría comentarte mi desayuno para conocer tu opinión, por si debo cambiar o sustituir algo: Cada mañana tomo un tazón de yogur casero hecho con leche semidesnatada al que añado dos o tres cucharadas de copos de avena natural, semillas de girasol crudas y lecitina de soja. ¿Qué me recomiendas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pedro, gracias por tu compra y tus amables comentarios.

      Al no ser médico ni nutricionista, tengo por princiipio no dar consejos personalizados. De cualquier forma, creo que el diseño depende más de los gustos de cada uno, siempre y cuando se respeten las reglas que explico en el libro. Así que si tu desayuno te gusta y te ayuda a seguir dichas reglas, no tiene por qué tener pegas.
      Un saludo.

      Eliminar