Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

26 ago. 2014

Obesidad y cáncer: Últimos grandes estudios observacionales

Desde hace décadas se conoce la relación entre la obesidad y el cáncer. Aunque la evidencia principal se basa en estudios observacionales, existen diversas hipótesis bastante sólidas para explicar los posibles mecanismos y el análisis de datos complementarios, como por ejemplo la respuesta a la dosis, hacen pensar que la causalidad es bastante probable en esta relación. Lo cierto es que la cantidad de investigaciones es tanta y tan coincidente, que el consenso  es casi universal.

Los dos últimos y más masivos estudios sobre el tema tampoco aportan sorpresas. El primero es un meta-análisis realizado por expertos canadienses, "The Association between Obesity and Cancer Risk: A Meta-Analysis of Observational Studies from 1985 to 2011", en el que tras analizar 57 estudios de 18 países, obtienen los siguientes resultados respecto al aumento de riesgo en 13 tipos de cáncer:




El aumento se considera estadísticamente significativo en 5 de ellos en hombres (Colon, vesícula, melanoma, páncreas y renal) y 8 en mujeres (Colon, endometrio, esófago, vesícula, leucemia, páncreas, mama postmenopausia y renal).

El segundo estudio en también una investigación con grandes números, un trabajo publicado en The Lancet, "Body-mass index and risk of 22 specific cancers: a population-based cohort study of 5•24 million UK adults", incluyendo los datos de más de 5 millones de personas del  Reino Unido y 22 tipos de cáncer diferentes. El trabajo incorpora una serie de gráficos bastante útiles para visualizar el cambio de riesgo en cada tipo de cáncer en función del índice de masa corporal (IMC).

Estos son los 22 gráficos:




Como pueden observar, el aumento de riesgo de forma paralela al aumento del IMC es especialmente destacado en el caso de cáncer de útero, vesícula, renal, y hepático. Y más pequeño aunque significativo para el cáncer de colon, cuello uterino, tiroides, ovárico, leucemía y mama (postmenopausia).

Por lo tanto, basándose  en estos datos  y según autores, los casos de cáncer atribuibles a la obesidad en la población británica serían los siguientes:


Les recuerdo que como hablamos de estudios observacionales, hay que tener prudencia al interpretar todos estos resultados, pero no dejan de ser impresionantes, ¿no creen?

6 comentarios:

  1. Los resultados son impresionantes

    ¿hay alguna hipótesis de cual es el mecanismo por el cual la obesidad puede conducir a un mayor riesgo de cáncer?

    ResponderEliminar
  2. ¿Quizas en el de colon haya correlacion: los obesos toman mas alimentos procesados con componentes lesivos para el intestino?

    ResponderEliminar
  3. Aquí hay algunas ideas
    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3476838/

    ResponderEliminar
  4. Y este artículo también explica otras cosas:
    http://nature.berkeley.edu/~dnomura/pdf/LouieRoberts2013BBA.pdf
    De cualquier forma, ambas patologías son muy complejas, por lo que su relación también lo es.

    ResponderEliminar