Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

31 oct. 2019

The Game Changers, documental sobre vegetarianismo y deporte

El otro día tuve oportunidad de ver "The Game Changers", un documental que desde que se lanzó vía Netflix está siendo visualizado masivamente y convirtiéndose en muy popular. Y dado que habla de alimentación, me he decidido a verlo y a comentarlo en el blog.

El tema es el siguiente: Un luchador deportivo y entrenador de defensa personal se lesiona y durante su periodo de recuperación decide "investigar" para ver cómo puede volver a la normalidad lo más rápido posible y conseguir mejores resultados. Y descubre que la solución a todos sus deseos deportivos, actuales y futuros, es el vegetarianismo.

Antes de nada, quiero dejar claro que no tengo nada en contra del vegetarianismo. De hecho, me parece una opción interesante desde diversos puntos de vista (salud, sostenibilidad) para un adulto responsable y bien informado. Aunque desde el punto de vista de la salud el hecho de dejar de comer animales no es suficiente (ni necesario), hay otros criterios que deben tenerse en cuenta.

Dicho esto, podemos empezar resaltando que aunque en el documental con frecuencia se habla de la “dieta basada en plantas”, realmente trata sobre el vegetarianismo. Y aprovecha para atacar continuamente a la carne y resto de alimentos de origen animal.



La mayor parte de su metraje se completa con testimonios de deportistas vegetarianos que cuentan y muestran sus logros y sus records, y lo asocian a su forma de comer. Pero, como ya deberíamos saber, los testimonios no demuestran nada. Se puede hacer el mismo documental con deportistas que siguen dietas bajas en carbohidratos o deportistas que siguen dietas paleo, que los hay a patadas. También se podría hacer algo parecido con deportistas muy religiosos. Bastaría con  identificar aquellos que destacan en su especialidad y que siguen alguna de estas tendencias, hábitos o creencias y pedirles sus testimonios. Es lo que han hecho en el documental, buscar a deportistas y famosos vegetarianos y pedirles que digan cómo a "ellos les funciona", con mucho entusiasmo.

El mensaje que transmiten todos estos testimonios y sus historias es bastante claro y repetitivo: siguiendo una dieta vegetariana se rinde mejor, se recupera mejor, se compite mejor; en definitiva, se consiguen mejores resultados. Sin embargo, los estudios no concluyen eso. Se puede ser vegetariano, deportista  y conseguir buenos resultados, pero no hay pruebas que por el hecho de hacerse vegetariano se vaya a mejorar el rendimiento, como se puede leer en las siguientes referencias:
Además de los testimonios, el documental tiene su parte de "ciencia". Aunque sería más correcto llamarlo "pseudociencia".

Por un lado se hacen varios experimentos, que parecen serios, (realizados por médicos, con su bata blanca), con el claro objetivo de "demostrar" que la dieta vegetariana es estupenda y muy superior para la salud que una dieta que incluya alimentos de origen animal. Esos experimentos se disfrazan de ciencia, pero no lo son.

Para que se hagan una idea, en uno de ellos se compara visualmente el aspecto de la sangre de tres deportistas después de ingerir una comida vegetariana o una con carne. Sí, han leído bien, comparan "el aspecto", visualmente, a ojo. Y muestran a la cámara cómo el suero sanguíneo, tras la centrifugación, está más turbio, mientras hacen afirmaciones y exclamaciones de lo malo que es eso.



Pero lo cierto es que este resultado no indica nada malo. Cuando comemos, los nutrientes llegan a la sangre, y si comemos alimentos con grasa, los ácidos grasos también llegan a la sangre, desde donde se reparten por todo el cuerpo. Y se desplazan encapsulados dentro de las lipoproteínas, porque la grasa no es soluble en agua. El hecho de que haya turbidez no dice nada sobre la salud, simplemente indica que es menos transparente porque hay lipoproteínas, algo esperable ya que no dejan pasar la luz.

Por cierto, el doctor que presenta este "experimento" es Robert Vogel, cuyo estudio "Effect of a single high-fat meal on endothelial function in healthy subjects" (1997) es bastante conocido porque encontró que "una comida alta en grasas empeora la función endotelial". Sin embargo, basta revisar el estudio para comprobar que se realizó solo con 10 sujetos a los que se les dio para comer varios productos McDonald's: McMuffins de huevo y salchicha, empanadas y bebida. Es decir, más que comida alta en grasas era comida basura.

Hay otro experimento también muy discutible. En este caso el protagonista es el urólogo Aaron Spitz, cuyo libro "The Pennis Book" se vende claramente en el documental. Se trata de comparar la firmeza y duración de las erecciones nocturnas involuntarias (mientras se duerme) de tres deportistas, tras cenar con carne o de forma vegetariana. Después de alimentarse con cada dieta y colocarse el curioso aparato que mide las erecciones durante toda la noche, se obtienen datos desfavorables a la cena con carne: erecciones menos firmes y durante menos tiempo. Pueden imaginar cuál es la conclusión que sacan en el documental...



Aparte de que el diseño del experimento no hay por donde cogerlo,  deducir lo que deducen de los resultados es más que discutible. ¿En base a qué se asocia la firmeza y duración de las erecciones involuntarias durante el sueño con las erecciones durante el día, conscientes? ¿Desde cuándo las erecciones nocturnas reflejan el rendimiento sexual? Como se cuenta en revisiones como esta, no hay evidencia de que se pueda hacer esa asociación de causalidad. Y tampoco hay estudios que muestren que la tipología de una comida puede afectar a la calidad de las erecciones o al rendimiento sexual. Lo más parecido es algún estudio como el ensayo "Effect of lifestyle changes on erectile dysfunction in obese men: a randomized controlled trial" (2004), en el que se detectó una mejora de la función eréctil, pero tras estar dos años a dieta hipocalórica, aumentar del ejercicio y una pérdida de peso de 15 kilos. Nada que ver con el experimento.

Al final  el doctor dice que su experimento no tiene validez científica, pero entonces ¿para qué lo hace? ¿Por qué utiliza algo sin validez científica y hace interpretaciones de los resultados? Solo se me ocurre una razón: porque cree que el fin (promover el vegetarianismo) justifica los medios (mentir, exagerar, inventar, adornar…).

Para añadir aún más tinte "científico" al documental en varias ocasiones se hace referencia a estudios que, supuestamente, confirman las teorías planteadas. Pero basta con buscar los que se mencionan y revisar un poco la bibliografía sobre el tema para comprobar que hacen un descarado cherry picking. Es decir, eligen solo los estudios que confirmas sus teorías y obvian los que no lo hacen. Y además, los interpretan como les da la gana.

Les pongo un ejemplo: Al principio del documental, para mostrar que la dieta vegetariana permite tener huesos fuertes y sólidos, se habla de un estudio sobre gladiadores, este en concreto (aunque no se referencia directamente):
En este estudio se concluye mediante el análisis de estroncio que su dieta era predominantemente vegetariana. ¿No les parece un poco rebuscado recurrir a un estudio basado en la composición de los huesos de gladiadores de hace siglos para hacer esta “demostración”? Lo tenían mucho más fácil, podían haber citado algo mucho más directo, científico y reciente, la última revisión sistemática sobre el tema, publicada hace escasamente un año, que analiza la relación entre el vegetarianismo, la densidad ósea y el riesgo de fracturas:
Pero claro, esta revisión concluye que las personas vegetarianas tienen menor densidad ósea y mayor riesgo de sufrir fracturas.

El resto de citas y menciones a estudios también es un rosario de sesgos e interpretaciones interesadas y manipuladas. No voy a entrar en detalles porque en este artículo  pueden encontrar un análisis de cada uno, con comentarios respecto a su rigor y pertinencia. Y sí, es un desastre.

En definitiva, insisto en que no tengo nada en contra del vegetarianismo, pero este documental no es más que un folleto publicitario sin ningún rigor.

Hace un tiempo escribí sobre los criterios para identificar las pseudoterapias y los tratamientos milagro e hice referencia a las técnicas que se utilizaban para venderlos:
  1. Utilizar recursos que parecen científicos pero que no lo son, para dar rigurosidad a la propuesta.
  2. Hacer comparaciones con la competencia, mediante mentiras y acusaciones falsas.
  3. Utilizar testimonios falsos, no representativos o exagerados.
Pues bien, este documental utiliza las tres, con un solo objetivo: promover el vegetarianismo y alarmar sobre cualquier alimento de origen animal.

7 comentarios:

  1. Comienza mal cuando dice q hay las mismas proteínas en un plato de lentejas q en un kg de carne. Y todo lo terelaciona con la recuperación y el entrenamiento deportivo no tiene base científica alguna. Desgraciadamente ser vegano no hace q te recuperes antes, si a hay evidencia de que un mayor consumo de CH o proteínas (procedente de la leche) puede ayudar a recuperar mejor. Lo de hacer durante una hora Battle rope.. esquivar a pasar de hacer en 3 horas una maratón a de un día para otro x volverte vegano, bajar a 2:05... Q hablen de las bobdanfe de deportistas veganos q son fumadores de marihunam tampoco ayuda mucho..
    Total una decepción xq se pueden explicar muchas cosas positivaS del bajo consumo de carne roja o procedada.

    ResponderEliminar
  2. No hay peor ciego que el que no quiere ver. es increíble ver cómo estos carnívoros se autoengañan, todo por su preciado paladar. #govegan.

    ResponderEliminar
  3. Estos documentales están hechos para gente cono tú,que se cree cualquier cosa siempre que este denteo de su secta vegana

    ResponderEliminar
  4. La dieta vegetariana es posible, aunque complicada. El veganismo en cambio (no usar nada de origen animal), es una enfermedad mental, hago la salvedad que no opino si es por razones religiosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que triste que hay que explicar en el año 2019 por que no deberíamos forzar a reproducir cenar y luego asesinar a más de 75mil millones de seres cada año y que hay 0 necesidad de comer animales ni tampoco es natural por nuestra estructura y no normal por nuestra naturaleza humana compasiva y sensible dado que tenemos alternativas sostenibles y saludables de origen vegetal sin tener que quitar la vida a ningún ser que quería vivir igual que un perro o un gato

      Eliminar
    2. "que hay 0 necesidad de comer animales ni tampoco es natural por nuestra estructura y no normal por nuestra naturaleza humana compasiva y sensible"

      ¿te diste en la cabeza al caerte del guindo?

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...