Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

3 mar. 2014

Suplementos de selenio y vitamina E y riesgo de cáncer de próstata

Parece que cuantos más estudios se publican sobre diversos suplementos, peor parados salen. Ya he
hablado varias veces de otros casos y en esta ocasión me temo que les ha tocado al selenio y a la vitamina E. Aunque, para ser más precisos, más que de algo reciente estamos hablando de una confirmación, porque la cuestión viene de lejos.

Hagamos un poco de historia: El ensayo más importante sobre los suplementos de selenio y vitamina E  y su relación con el cáncer comenzó en el año 2001, y fue bautizado con el nombre SELECT - "Selenium and Vitamin E Cancer Prevention Trial". Como se pensaba que estos componentes podían ser útiles para la prevención del cáncer de próstata, para comprobarlo se dividió aleatoriamente a un enorme grupo de más de 35.000 hombres en cuatro subgrupos y se planificó un periodo de intervención de entre 7 y 12 años, comprobando periódicamente la evolución de cada uno de ellos.



Sin embargo, las cosas no fueron demasiado bien y el ensayo se interrumpió en cuanto se llegó al plazo mínimo, en 2008. Como se cuenta en el estudio "Effect of selenium and vitamin E on risk of prostate cancer and other cancers: the Selenium and Vitamin E Cancer Prevention Trial (SELECT)" (2009), los expertos decidieron dar por finalizada la intervención, ya que las evidencias respecto a los beneficios eran simplemente inexistentes, ni para prevenir el cáncer de próstata, ni para cualquier otra enfermedad.

Pero la cosa no terminó aquí. Los investigadores decidieron seguir estudiando a los pacientes algo más de tiempo, para observar si aquel ensayo ya finalizado podría tener algún efecto posterior. Así que, dos años después, tras los correspondientes análisis estadísticos, en 2011 publicaron "Vitamin E and the risk of prostate cancer: the Selenium and Vitamin E Cancer Prevention Trial (SELECT)", trabajo en el que se confirmó la falta de eficacia para la prevención... y algo más. Lo que encontraron fue más daño que beneficio, porque en aquellas personas que habían tomado los suplementos se detectó un aumento de riesgo de sufrir cáncer de próstata de un 17%.

Pues bien, se acaba de publicar otro estudio, "Baseline Selenium Status and Effects of Selenium and Vitamin E Supplementation on Prostate Cancer Risk", analizando con más detalle los datos de SELECT y añadiendo una variable más al análisis, los niveles de selenio que tenían los participantes antes de iniciar el ensayo. Y  los resultados precisan un poco más las conclusiones que pueden deducirse de todo este gran experimento:
  • Entre los hombres que empezaron el ensayo con bajos niveles de selenio los suplementos de vitamina E aumentaron significativamente su riesgo de cáncer, pero no los suplementos de selenio o los de selenio+vitamina E.
  • Entre los hombres que empezaron el ensayo con elevados niveles de selenio los suplementos de selenio o los de selenio+vitamina aumentaron significativamente su riesgo de cáncer, pero no los suplementos de vitamina E.
  • Entre los hombres que tomaron placebo, es decir, ningún suplemento, no hubo diferencias en la incidencia de cáncer de próstata en función de los niveles previos de selenio, ya fuesen altos o bajos. Es decir, que los aumentos de riesgo detectados en el resto de grupos tenían muchas probabilidades de deberse al efecto de la suplementación.
En definitiva, estos estudios indican con bastante claridad que, una vez más, la suplementación genérica e indiscriminada de este tipo aporta más problemas que ventajas. Otra para la lista.

Por cierto, si quiere profundizar sobre el tema, el National Cancer Institute tiene esta web con preguntas y respuestas y bastante información sobre el selenio y la vitamina E.

7 comentarios:

  1. Viendo esto, me llega a la cabeza Kurzweil y su alegado consumo de pastillas. Le parece un farsante?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que Kurzweil sea un farsante porque, que yo sepa, no vive de vender pastillas. Simplemente parece estar equivocado. Y tiene muy pocas ganas de envejecer, por lo que leo en sus predicciones.

      Eliminar
  2. Entonces los complejos vitamínicos con minerales (para rendimiento deportivo) ya no interesan si llevan Selenio y vitamina E ¿No?
    Vaya cacao que llevo!!

    ResponderEliminar
  3. "Más alimentos y menos suplementos". Yo cada vez lo tengo más claro. Saludos y gracias!

    ResponderEliminar
  4. No he encontrado una sección de contacto, así que te pego esto aquí.

    http://www.abc.net.au/news/2014-03-05/low-carb-diet-may-shorten-your-life-study-finds/5299284
    http://www.theaustralian.com.au/news/latest-news/protein-diets-nearly-as-bad-as-smoking/story-fn3dxiwe-1226845436762

    Dos noticias que hablan de dos estudios sobre las dietas bajas en carbohidratos, y muy mal.

    Hay demasiados estudios demasiado contradictorios y me gustaría conocer tu opinión.
    Un saludo y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Anónimo.
      El primer estudio está hecho con ratas, el segundo es una mezcla entre un estudio observacional bastante flojo y poco significativo entre humanos y otro de intervención también con ratas. En resumen, mucho titular sensacionalista pero poca evidencia de peso. Lo habitual.

      Si quieres algo más detallado y completo, te recomiendo la revisión que hice del tema:
      http://loquedicelacienciaparadelgazar.blogspot.com/search?q=malas+carbohidratos+largo+plazo&max-results=20&by-date=true

      Y también otros artículos que he publicado sobre ese tipo de dietas:
      http://loquedicelacienciaparadelgazar.blogspot.com/search/label/Dieta%20baja%20en%20carbohidratos

      Eliminar
  5. He disfrutado leyendo el artículo es muy interesante.

    ResponderEliminar