Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

22 feb. 2016

Nueva versión del cuestionario sobre adicción a la comida - YFAS

Como ya saben, la Yale Food Adiction Scale (YFAS) es el cuestionario más utilizado para evaluar el concepto de "adicción a la comida". Ya he hablado del mismo en este blog y en El cerebro Obeso doy detalles sobre su origen y su utilización, habiéndose desarrollado en base a los síntomas que se suelen identificar en el abuso de sustancias consideradas adictivas, como el tabaco o el alcohol, tomados del manual de referencia para el diagnóstico de trastornos mentales DSM. Sin embargo, la versión más utilizada hasta ahora ha sido la que se hizo en base a los contenidos del DSM en su cuarta edición, y resulta que este manual ya se actualizó a su quinta versión en el año 2013, dando lugar al DSM-V.

Pues bien, los autores de YFAS han actualizado por fin su cuestionario, teniendo en cuenta los cambios realizados en todos los listados de síntomas relacionados y formalizándolo mediante la publicación del estudio "Development of the Yale Food Addiction Scale Version 2.0". Y aunque tiene mucho en común con su versión anterior, trae alguna diferencia significativa.



Para empezar se ha ampliado la escala de valoración, incorporando una nueva escala del 0 al 7, en función de la frecuencia con la que suceden las situaciones:


0 - Nunca
1 - Menos de una vez al mes
2 - Una vez al mes
3 - Dos-tres veces al mes
4 - Una vez a la semana
5 - Dos-tres veces a la semana
6 - Cuatro-seis veces a la semana
7 - A diario

También se ha re-redactado y ampliado la lista de ítems o cuestiones, que ha quedado de la siguiente forma:
  1.  Cuando empiezo a comer ciertos alimentos, como mucho más de lo previsto.
  2.  Sigo comiendo ciertos alimentos a pesar de que ya no tener hambre.
  3.  Como hasta el punto de sentirme físicamente enfermo.
  4.  Me preocupo mucho por comer menos cierto tipo de alimentos, pero los como de todos modos.
  5. Paso mucho tiempo sintiéndome débil o cansado por comer en exceso.
  6. Paso mucho tiempo comiendo cierto tipo de alimentos durante todo el día.
  7. Cuando ciertos alimentos no están disponibles, me esfuerzo por conseguirlos. Por ejemplo, voy a la tienda a comprar ciertos alimentos a pesar de que tenía otras cosas para comer en casa.
  8. Como ciertos alimentos con mucha frecuencia o en cantidades tan grandes que dejo de hacer otras cosas importantes. Estas cosas pueden ser trabajar o pasar tiempo con la familia o los amigos.
  9. Tengo problemas con mi familia o amigos a causa de lo mucho que como.
  10. Evito el trabajo, la escuela o las actividades sociales porque temo comer en exceso allí.
  11. Cuando reduzco o dejo de comer ciertos alimentos, me siento irritable, nervioso o triste.
  12. Si tengo síntomas físicos porque no he comido ciertos alimentos, los como para sentirme mejor.
  13. Si tengo problemas emocionales porque no he comido ciertos alimentos, los como para sentirme mejor.
  14. Cuando reduzco o dejo de comer ciertos alimentos, tengo síntomas físicos. Por ejemplo, dolores de cabeza o fatiga.
  15. Cuando dejo de comer ciertos alimentos, siento deseos muy intensos de comerlos.
  16. Mi conducta alimentaria me causa mucha angustia.
  17. Tengo problemas significativos en mi vida a causa de la comida. Puede ser con mi rutina diaria, el trabajo, la escuela, los amigos, la familia o la salud.
  18. Me siento tan mal por comer en exceso que dejo de hacer cosas importantes. Pueden ser trabajar o pasar tiempo con la familia o los amigos.
  19. Comer en exceso me dificulta cuidar de mi familia o hacer las tareas del hogar.
  20. Evito el trabajo, la escuela o actos sociales porque no puedo comer ciertos alimentos allí.
  21. Evito actos sociales porque la gente no aprueba la cantidad que como.
  22. Sigo comiendo de la misma manera a pesar de que me causa problemas emocionales.
  23. Sigo comiendo de la misma manera a pesar de que me causa problemas físicos.
  24. Comer la misma cantidad de comida no me da tanto placer como lo solía hacer.
  25. Tengo muchas ganas de reducir o dejar de comer ciertos tipos de alimentos, pero simplemente no puedo.
  26. Necesito comer más y más para conseguir ciertos sentimientos. Incluye la reducción de las emociones negativas como la tristeza o aumentar el placer.
  27. No rindo bien en mi trabajo o en la escuela porque como demasiado.
  28. Sigo comiendo ciertos alimentos a pesar de que sé que es físicamente peligroso. Por ejemplo, no dejo de comer dulces a pesar de que tengo diabetes o como alimentos grasos a pesar de tener enfermedades del corazón.
  29. Tengo impulsos de comer ciertos alimentos tan fuertes que no puedo pensar en otra cosa.
  30. Tengo tantas ansias por ciertos alimentos que siento que tengo que comer de inmediato.
  31. He tratado de reducir o no comer cierto tipo de comida, pero no he tenido éxito.
  32. He tratado de reducir o dejar de comer ciertos alimentos, pero he fracasado.
  33. He estado tan distraído comiendo que podía haberme hecho daño (por ejemplo, conduciendo, cruzando la calle, manejando maquinaria).
  34. He estado tan distraído pensando en la comida que podía haberme hecho daño (por ejemplo, conduciendo, cruzando la calle, manejando maquinaria).
  35. Mis amigos o familiares están preocupados por lo mucho que como.
Respecto al sistema de puntuación es similar al anterior, pero de cualquier forma sigue siendo un poco complejo, así que voy a explicarlo con detalle.

En primer lugar hay que ver cuántos ítems "puntúan" (un punto cada uno). Cada ítem tiene diferentes límites para considerarse que puntúa, de acuerdo a los siguientes criterios y en función de la frecuencia identificada:
  • Al menos una vez al mes: Ítems 9, 10, 19, 27, 33, 35
  • Al menos dos a tres veces al mes: 8, 18, 20, 21, 34
  • Al menos una vez a la semana: 3, 11, 13, 14, 22, 28, 29
  • Al menos dos a tres veces a la semana: 5, 12, 16, 17, 23, 24, 26, 30, 31, 32
  • Al menos cuatro a seis veces a la semana: 1, 2, 4, 6, 7, 15, 25
En segundo lugar, se deben agrupar los 35 ítems en 12 síntomas globales, de la siguiente forma:
  1. Ingesta en mayor cantidad y durante más tiempo de lo previsto: Ítems 1, 2, 3
  2. Deseos repetidos e infructuosos por dejarlo: 4, 25, 31, 32
  3. Mucho tiempo utilizado en conseguirlo o comer: 5, 6, 7
  4. Reducción de las actividades sociales, ocupacionales o recreativas:  8, 10, 18, 20
  5. Ingesta continua a pesar del conocimiento de consecuencias adversas: 22, 23
  6. Tolerancia (aumento de la cantidad, reducción de placer):  24, 26
  7. Abstinencia: 11, 12, 13, 14, 15
  8. Ingesta continuada a pesar de los problemas sociales o interpersonales: 9, 21, 35
  9. Incumplimiento de la obligaciones: 19, 27
  10. Situaciones físicamente peligrosas:  28, 33, 34
  11. Deseo intenso: Preguntas 29, 30
  12. Deterioro o malestar clínicamente significativo: 16, 17
Y en tercer lugar, se comprueba en cuáles de estos 12 síntomas se ha identificado al menos un ítem "puntuable". Para evaluar el grado de adicción, se debe haber identificado algún ítem puntuable en el último síntoma (Deterioro o malestar clínicamente significativo) y además, en el resto:
  • Otros 2 o 3 síntomas: Adicción leve.
  • Otros 4 o 5 síntomas: Adicción moderada.
  • Otros 6 o más síntomas: Adicción grave.
Pueden descargarse los documentos originales en los siguientes enlaces: Listado de preguntas, sistema de puntuación, diferencias con versión anterior.

7 comentarios:

  1. Excelente giro. Excelente noticia. Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  2. Donde la Industria y la Ciencia se debate entre la existencia de de Adicciones Alimentarias.... están saliendo herramientas para tratarla.. Así la práctica clínica... Gracias Luis :-D

    ResponderEliminar
  3. Cómo podemos acceder al artículo completo? Es de pago...
    Gracias, Luis. Una información muy ñutil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En los enlaces del final del post se pueden descargar los documentos originales completos.

      Eliminar
  4. Muchas gracias por el trabajo que te has tomado en esta entrada, lo has explicado de una forma muy clara.
    Estoy a puntito de terminar El Cerebro Obeso, casi de un tirón! :)
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por esta excelente explicación, me ha ayudado mucho con mi trabajo.

    ResponderEliminar