Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

25 oct. 2013

Los vascos que comen más queso sufren menos sobrepeso

Uno de los alimentos que se suele restringir de forma importante en las dietas de adelgazamiento es el queso. Su gran cantidad de grasas, que además presenta un elevado porcentaje de saturadas, parecen invitar a la moderación.

Sin embargo, los estudios epidemiológicos sobre la relación entre la obesidad y este lácteo no parecen ser muy coherentes con esta política. Sin olvidar que los estudios observacionales no son una evidencia demasiado sólida para deducir causa-efecto, lo cierto es que lo normal es que la relación sea incluso inversa.



Es lo que ha ocurrido en la última investigación sobre el tema, "Cheese consumption and prevalence of overweight and obesity in a Basque adult population: a cross-sectional study", realizada por investigadores vascos, que han encontrado menores índices de obesidad entre los que más queso consumían.

La cuestión de la restricción de lácteos enteros o sin desnatar sigue siendo uno de esos dogmas difíciles de cambiar. El "por si acaso" habitual hace que la mayoría siga inclinándose por las versiones desnatadas de queso, yogures y leche, a pesar de que las evidencias de la eficacia de esta estrategia brillan por su ausencia, como expliqué en este artículo anterior o en este otro.

Parece que habrá que tener paciencia...

6 comentarios:

  1. El cuerpo de adecua a la forma de vida, si comes siempre lo mismo estarás sano... Supongo que es porque en la época prehistorica no serian nómadas, ni tendrían realmente mucha variedad de alimentos como ahora. También presupongo que si alguien esta gordo es porque el cuerpo lo necesita, porque yo por mucho que como no consigo engordar, me esta siendo una tortura. Y como muy mucho, mas que todos los que conozco.

    ResponderEliminar
  2. Personalmente les tengo un poco de manía a los desnatados. Y a los quesos frescos esos insípidos.
    Nunca he entendido muy bien por qué la gente que se pone a dieta decide que son "mejores". Están tan ultra-desgrasados que a nada saben, bien podías hacerte el desayuno directamente en agua y apenas notarías la diferencia.

    ResponderEliminar
  3. Hay un documental llamado "decálogo para adelgazar" (10 things you need to know about losing weight) en el que una de las partes la refieren a los lacteos, mas en general al queso. Por lo visto ayudan a la digestión de las proteinas

    ResponderEliminar
  4. No sabia donde enviar este link, espero que Centinel pueda echarle un ojo y comentarlio (si quiere, claro :D) http://www.cualquierapuedehacerlo.es/la-grasa-no-es-la-culpable/?utm_source=feedly

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mugen, lo había leído y tuiteado, se agradece la info.

      Eliminar
  5. Madre mía! Y yo sin comer queso con lo que me gusta! El caso es que últimamente se están desmitificando muchos de los alimentos que tradicionalmente eran considerados como poco saludables, como el pescado azul. No me extrañaría que al queso también le pasase algo así dentro de un tiempo.

    ResponderEliminar