Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

22 abr. 2014

Sigue la "guerra" de estudios sobre la sal: Otro concluye que el rango de consumo de menos riesgo es el habitual


Los habituales de este blog recordarán los anteriores posts publicados sobre al sal, en los que se apreciaba con bastante claridad el debate científico existente, sobre todo en torno a las recomendaciones para su reducción más extrema. Leyendo todas las investigaciones más rigurosas y recientes es bastante evidente que tomamos cantidades significativas de sal, pero no está tan claro que reducirla a cantidades menores a unos cinco o seis gramos diarios (que es lo que se suele recomendar en los casos de mayor riesgo)  aporte beneficios. Les recomiendo leerlos detenidamente, porque podrán apreciar como el tema está calentito.

Y parece que va a seguir caldeado, porque se acaba de publicar en American Journal of Hypertension el meta-análisis Compared With Usual Sodium Intake, Low- and Excessive-Sodium Diets Are Associated With Increased Mortality:A Meta-Analysis, un estudio bastante especial y polémico. Los investigadores daneses que lo han realizado han querido comprobar cómo se relaciona la mortalidad cardiovascular con el consumo de sal por encima o por debajo de la "cantidad habitual" (el rango de consumo para el 90% de la población mundial), de acuerdo a los siguientes valores:



- Consumo habitual:  6,6 a 12,3 gramos diarios
- Consumo por debajo: Menos de 6,6 gramos diarios
- Consumo por encima: Más de 12,3 gramos diarios

Los resultados han sido los siguientes:

1.Comparando el consumo habitual vs el consumo por debajo de lo habitual:


Como puede observar, hay un menor riesgo en el rango de consumo habitual.

2. Comparando el consumo habitual vs el consumo por encima de lo habitual


De nuevo se encuentra un menor riesgo para el rango de consumo habitual.

3. Comparando el consumo por debajo de lo habitual vs el consumo por encima de lo habitual


En este caso, no se encuentran diferencias significativas entre el riesgo del consumo de sal por encima y por debajo de lo habitual.

Analizando los tres gráficos, es bastante evidente que el riesgo es menor en el rango de consumo habitual comparado con los rangos superior e inferior. Un resultado que de nuevo ha disparado los titulares y los comentarios enfrentados entre la comunidad científica, generando artículos como este (poniendo en duda las recomendaciones oficiales) o este otro más crítico, quitándole valor a los resultados y dando más fiabilidad a otros trabajos.

Hay que tener en cuenta que el estudio se refiere en todo momento a personas sanas, con la tensión arterial normal. Y también que uno de sus puntos débiles es que como los investigadores no han encontrado suficientes estudios de intervención de este tipo (solo dos), han tenido que recurrir a estudios observacionales (23 diferentes) para completar el meta-análisis.

En fin, que como digo el titular, sigue la guerra de estudios sobre la sal. Y nosotros seguimos esperando resultados concluyentes, para saber si este es otro tema dietético sobre el que se ha estado exagerando durante los últimos años o si realmente la sal es un claro enemigo de la salud y objetivos como estos son prioritarios.

Esperemos que la respuesta no se demore demasiado...

14 comentarios:

  1. ¿Puede influir que sea refinada o no? ¿Puede repercutir en ese análisis que la gente tome o no alimentos con alto contenido en sodio, o sólo la sal que tome? ¿De verdad es necesario tomar sal con la cantidad de sodio que tiene una dieta equilibrad? Preguntas para el experto:¡muchas gracias!

    ResponderEliminar
  2. ¿En esos estudios dicen exactamente qué entienden por sal? ¿Es lo mismo la sal de Maldon que el cloruro sódico?
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Ellos hablan de cloruro sódico, claro. El componente principal de la sal, sea del tipo que sea, es el cloruro sódico, se puede considerar que el resto de componentes no tienen relevancia. Te recomiendo leer este post de Juan revenga sobre el tema:
    http://blogs.20minutos.es/el-nutricionista-de-la-general/2013/10/03/es-la-sal-marina-mejor-que-la-otra-sal-pregunta-trampa/

    ResponderEliminar
  4. Lo acabo de leer y todo el debate en los comentarios. También he leído varios blogs y sigo sin tener claro que sea igual el cloruro de sodio y la sal marina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sal marina es principalmente cloruro de sodio, eso es así y no tiene sentido discutir al respecto. Es como decir que no tienes seguridad de que el agua de lluvia o la un río sea H2O. ¿Cuáles son tus dudas?

      Eliminar
  5. Mis dudas están en que en la sal marina parece ser que hay un tanto por ciento, pequeño, pero existente, de otros elementos que no se encuentran en la sal refinada, oligoelementos y minerales. Además también tengo dudas en los productos que la industria puede emplear y añadir para obtener la sal refinada de mesa y si estos productos se mantienen y perduran en la sal refinada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que algunas sales aportan más componentes que el cloruro sódico, pero a no ser que tengas deficiencia de los mismos, eso no la hace más saludable. De hecho, algunos componentes de cierto interés son añadidos, como el yodo de la sal yodada.

      No debes temer posibles residuos tóxicos del refinado, todo eso está muy controlado. Aquí tienes un vídeo sobre su proceso productivo:
      https://www.youtube.com/watch?v=INxLXF-c6Mg

      Eliminar
    2. Bueno, no tengo deficiciencias de ellos porque en la alimentación tomo ensaladas y fruta, también sal marina. No hay que esperar a tener déficit para tomar aquello que sabemos que lo evita.
      Si encuentro que la sal marina tiene el cloruro sódico más una gran cantidad de minerales por qué evitarla en beneficio de una sal refinada a la que se ha sometido a un proceso industrial para quitarle esos elementos químicos que forman parte natual de ella, y además introduciendo aditivos como el E-536 y otros que las industrias a veces no informa.

      Eliminar
    3. Que pesado eres.

      Un procesamiento "industrial" no aporta cualidades magicas al procesado.

      El cloruro de sodio es cloruro de sodio lo purifiques como lo purifiques.

      Eliminar
  6. El estudio habla de mortalidad cardiovascular y no salud cardiovascular que es más amplio, tampoco habla de otros riesgos asociados a la sal

    ResponderEliminar
  7. Antes de nada comentar que me han encantado tus libros, ya me he comprado los dos y los dos me los he devorado en un par de días. Me han venido muy bien para desintoxicarme mentalmente de una dieta paleotica que estaba siguiendo de forma demasiado estricta y que me ha permitido reinsertar con la conciencia tranquila los lácteos y las legumbres. Realmente con lo que me he quedado con la dieta paleolitica después de leer tus libros eliminar los carbohidratos refinados y sustituirlos por las frutas y los vegetales. Pero esto de la sal si que lo estaba siguiendo bastante a rajatabla y necesito que me desintoxiques mentalmente otra vez :)

    Mi intoxicación respecto a la sal viene de un capítulo que he leído del último libro de Jared Diamond (no va sobre dietas en particular) "El mundo de ayer". En ese capítulo habla de los distintos consumos de azúcar en distintos lugares y distintas épocas. Lo mismo para la sal. Pone el caso de consumo excesivo en Japón que se relaciona con la gran prevalencia en ese país de la apoplejía versus el consumo mínimo en la tribu de los Yanomami en la que se ha visto que las presiones arteriales además de ser muy bajas no creecen con la edad (como ocurre como en occidente). No sé si estoy confundido por que de lo que hablar Diamond es de cosas puramente observacionales (como la paradoja que comentas en tu libro sobre la longevidad en Okinawa) y la tensión baja a edades avanzadas se debe a otros hábitos del modo de vida de los Yanomami o que simplemente una tensión arterial baja a edades avanzadas no impliquen menor mortalidad por enfermedades cardíacas... Me gustaría conocer tu opinión al respeto... De momento voy tomando algo más de sal :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te soy honesto, no sabría responderte con un mínimo de seguridad. No conozco el libro, pero tiene pinta, comobien explicas, de tirar mucho de observacional, y eso es muy peligroso. Además, es muy probable que el aumento de la presión también esté relacionado con el sobrepeso y la falta de actividad física, así que las comparaciones con tribus ancestrales, que además pueden presentar una singularidad genética concreta y excepcional sobre el tema, en mi opinión no son demasiado útiles.

      Al final a lo que hay que ir es a los estudios de intervención en los que se reduce la sal, a ver que pasa. Si fuera tan mala, los beneficios serían claros. Y si el consumo es moderado y razonable, parece que los beneficios brillan por su ausencia. Por el momento, a mí eso es lo que más me vale.

      ¡Un saludo y gracias por tus amables comentarios sobre los libros!

      Eliminar
  8. De nada, gracias a ti por dar a tu trabajo el formato de ebook y compartirlo a un precio tan asequible!

    Pues yo el libro tampoco me lo he leído entero, de hecho me he ido directamente a leer el capítulo 11. "Sal, azúcar, grasa y pereza" en el que compara las sociedades tradicionales y las actuales (así como ejemplos de transiciones de unas a otras) en los aspectos de alimentación. Coincido contigo que tira básicamente de observacionales, pero de todas formas está muy interesante de leer y me atrevo a recomendarlo... cualquier libro de este autor lo es (más famoso por el Pulitzer que le dieron por "Armas, gérmenes y acero").

    ResponderEliminar