Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

16 nov. 2015

Frutos secos y enfermedad cardiovascular, más metaanálisis, más


Parece que fue ayer cuando publiqué un post con el último metaanálisis de Cochrane sobre los frutos secos y la prevencion de la enfermedad cardiovascular, en el que los investigadores concluyeron que no había evidencias para hacer afirmaciones fiables al respecto. De hecho, esto ocurrió hace unas pocas semanas, así que realmente podría decirse que fue casi ayer. Pero, para disfrute de los que somo forofos de estos temas, en algunos casos parece que unas pocas semanas es tiempo suficiente para que ocurran cosas interesantes.

En efecto, los frutos secos están de moda y los expertos no paran de publicar estudios sobre el tema. En este caso han sido dos metaanálisis, que han visto la luz prácticamente de forma simultánea.

Veamos cada uno de ellos, ya que son bastante diferentes.



El primero es "A systematic review and meta-analysis of nut consumption and incident risk of CVD and all-cause mortality" (2015), y podría considerarse el menos relevante porque se trata de un metaanálisis de estudios observacionales. Sin embargo, es interesante porque estudia resultados finales valiosos. En concreto, los autores (canadienses) han analizado la relación entre el consumo de este tipo de alimentos y el riesgo de enfermedad cardiovascular, enfermedad coronaria y mortalidad por este tipo de enfermedades y global. Y han concluido lo siguiente:

"Se encontró que un mayor consumo de frutos secos se asoció con un menor riesgo de mortalidad general, enfermedad cardiovascular, mortalidad por enfermedad cardiovascular , enfermedad coronaria, mortalidad por enfermedad coronaria y muerte cardíaca súbita".

Vamos, resultados favorables en prácticamente todos los indicadores.

La segunda revisión se trata de "Effects of tree nuts on blood lipids, apolipoproteins, and blood pressure: systematic review, meta-analysis, and dose-response of 61 controlled intervention trials" (2015). Desde el punto de vista del peso de la evidencia es más valiosa que la anterior, ya que se centra en estudios de intervención, aunque solo llega a indicadores intermedios. Es un metaanálisis realizado por investigadores norteamericanos, entre los que destaca el conocido y prolífico investigador de Harvard Darius Mozaffarian. Pues bien, tras seleccionar 61 estudios de intervención y analizar sus resultados, así como la heterogeneidad, respuesta a la dosis y posibles sesgos, los autores han concluido lo siguiente:

"La ingesta de frutos secos reduce el colesterol total, el colesterol LDL, ApoB y los triglicéridos. El principal determinante para bajar el colesterol es la cantidad de frutos secos en lugar del tipo. Nuestros resultados también ponen de relieve la necesidad de una investigación la posibilidad de mayores efectos a altas dosis de frutos secos y entre la población diabética."

Y estos son algunos de los interesantes gráficos incluidos :

Respuesta a la dosis:



Cambios en el colesterol LDL:



Como pueden comprobar, también los resultados son positivos para la ingesta de frutos secos.

Pues bien, tras estos resultados bastante claros, aquellos que recuerden el mencionado reciente post anterior sobre este tema es probable que se sientan bastante confusos. ¿A qué metaanálisis hay que hacer caso? ¿Al de Cochrane, que no encontró evidencias de beneficios, o a estos dos últimos, que sí las encuentran?

Bien, lo cierto es que no es incompatible confiar en las tres revisiones.

Vayamos por partes:

En lo que respecta a los dos metaanálisis de intervención, el de Cochrane fue bastante más exigente en la selección de investigaciones, quedándose solo con cinco de ellas, frente a las 61 aceptadas en el más reciente. En esta primera fase de filtrado suele haber diferencias, pero en este caso la discrepancia es enorme. ¿Fue el de Cochrane demasiado exigente? ¿O el norteamericano muy permisivo? Pues quizás ambas cosas. Basta leer los documentos completos para saber los detalles: los de Cochrane solo aceptaron estudios de al menos 12 semanas de duración, aleatorizados y con un grupo de control adecuado. Por su parte, Mozaffarian y compañía también exigieron un grupo de control, pero aceptaron estudios más cortos (3 semanas) y también incluyeron en la revisión los estudios no aleatorizados (que analizaron de forma separada). Esta es la lista de estudios, clasificada por tipo de fruto seco: :


En efecto, las diferencias de criterio de selección entre ambas revisiones son muy importantes, de ahí la disparidad. Personalmente, me siento más cómodo con las exigencias de Cochrane, pero tampoco creo que sea mala idea valorar de alguna manera más estudios, especialmente los aleatorizados, aunque no sean muy largos. Quizás un término medio entre ambos o un análisis segmentado por tipología o duración hubiese estado bien.

En segundo lugar, hay que recordar que las dos revisiones analizan estudios de intervención con resultados intermedios, es decir, indicadores de enfermedad cardiovascular como el colesterol o los triglicéridos, pero no la propia enfermedad (incidencia o mortalidad).  Así que en el mejor de los casos, estaríamos hablando de beneficios en este tipo de indicadores. Que no está mal, pero que llega a lo que llega.

En tercer lugar, el tercer metaanálisis se centra en resultados finales (tanto incidencia como mortalidad de enfermedad cardiovascular y cardíaca) y la buena noticia es que encuentra una asociación inversa... pero sin olvidar que hablamos de estudios observacionales..

Y para terminar, conviene destacar que mientras que la revisión de Cochrane estaba libre de financiación problemática, el metaanálisis norteamericano podría tener alguna influencia poco deseable. Aunque leyendo los agradecimientos y referencias creo que ha sido principalmente financiado con fondos públicos,  una pequeña parte parece haber sido aportada por el entorno de la industria de los frutos secos. Respecto al tercer metaanálisis, el de observacionales, no parece tener problemas, ya que no encuentro que haya tenido financiación específica ni colaboraciones de sus autores con entidades relacionadas.

En resumen, considerando las tres revisiones sistemáticas en conjunto, la anterior de Cochrane y estas dos recientes, yo diría que a la hora de relacionar la ingesta de frutos secos con la prevención de enfermedades cardiovasculares hay que seguir siendo prudente, ya que la revisión más rigurosa no ha encontrado evidencias favorables (aunque tampoco en contra, que quede claro). Pero también nos podemos permitir ser algo optimistas, ya que las otras dos revisiones, que son bastante interesantes, han concluido resultados a favor.

5 comentarios:

  1. Centinel, he leido aca en tu blog que los zumos son malos, eso tambien cuenta para los licuados? Muchas Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Que diferencia hay entre un zumo normal y uno licuado?

      Eliminar
    2. La diferencia es que el zumo es el extracto del jugo de la fruta y lo unico que consumis es eso, y todo lo demas lo tiras a la basura, como la pulpa. Y en un licuado vos podes poner la fruta entera, y no solo el zumo. Por eso queria saber que me decia Centinel, y lo comente aca, porque el otro es un tema viejito y tenia la duda de si lo iba a ver o no al comentario.

      Eliminar
    3. Este blog tiene los comentarios moderados, es decir, tienen que ser aprobador por su administrador. Todos. Así que supongo que su autor, Luis Centinel, los leerá todos antes de aprobarlos, estén en temas viejitos o nuevecitos.
      Por respeto a futuros visitantes (para que ellos puedan conocer las respuestas) y al autor, habría estado mejor hacer la pregunta en algún post sobre zumos. Puede que así hasta tengas más posibilidades de que te conteste, no creo que le hagan mucha ilusión las preguntas que no vienen a cuento.
      Vamos, esto es lo que yo pienso.
      Todavía estás a tiempo de escribirla allí y borrarla de aquí.
      Saludos.
      Victor G.

      Eliminar
  2. Este comentario mejor haberlo hecho en este enlace http://loquedicelacienciaparadelgazar.blogspot.com.es/search/label/Zumo

    ResponderEliminar