Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

19 ene. 2018

¿Cual es el origen y tipo de los azúcares que comen los niños?

Aunque casi todo el mundo acepta que el excesivo consumo de azúcar no hace ningún bien, con frecuencia no somos conscientes de la gran cantidad de alimentos que nos aportan este nutriente. Iniciativas relacionadas con la alimentación diaria como www.sinazucar.org  ayudan a educar y concienciar en este sentido, aunque todavía queda mucho trabajo por hacer.

Respecto a la difusión de información más técnica y compleja (pero también importante) sobre el consumo de azúcar, como por ejemplo la realidad de los datos epidemiológicos, también hay muchas asignaturas pendientes. La mayor parte de las personas no saben con precisión cuál es la realidad en este sentido.

Un reciente estudio realizado en EEUU nos puede ayudar al respecto. Se trata de "Sugar intake by type (added vs. naturally occurring) and physical form (liquid vs. solid) and its varying association with children's body weight, NHANES 2009-2014" (2018) y sus autores analizan el consumo de azúcar entre niños y adolescentes basándose en los datos estadísticos de la encuesta oficial NHANES, y en más de 8000 sujetos, segmentando los datos respecto a su origen y estado físico de los alimentos que la aportan: azúcares añadidos o naturales y desde alimentos sólidos o líquidos.



El trabajo incluye un gráfico que, tras redibujarlo y hacerle algunos cambios para mejorar su capacidad de información visual, creo que es bastante interesante. Aquí lo tienen:


Como pueden observar, más de la mitad del azúcar que comen los niños norteamericanos proviene de alimentos con azúcares añadidos, especialmente entre los más mayores. Y este porcentaje va aumentando progresivamente con la edad.

Los autores lo explican así en sus conclusiones.

"(...) nuestros hallazgos demuestran que los azúcares alimentarios contribuyen en una gran proporción a las calorías consumidas por los niños de EE. UU. Los azúcares consumidos tienden a ser añadidos en lugar de naturales y a partir de bebidas más que de alimentos sólidos. Los niños con sobrepeso consumen más de su energía total a partir de azúcares añadidos de bebidas azucaradas y menos de alimentos sólidos respecto a sus homólogos de peso normal. (...).".

Estos resultados son de la población norteamericana, pero los datos de otros estudios impulsan a pensar que en España es probable que las cosas estén muy parecidas.

En la investigación sobre nuestro país en el marco del estudio ANIBES publicada hace tan solo unos meses "Dietary Intake of Individual (Free and Intrinsic) Sugars and Food Sources in the Spanish Population: Findings from the ANIBES Study" (2017) los investigadores concluyeron que entre niños de 9 a 12 años la ingesta de azúcares añadidos suponía el 52% del total, y entre adolescentes de 13 a 17 años este porcentaje se elevaba hasta el 56%.

En este mismo estudio podemos encontrar más información que nos ayuda a conocer el origen preciso de estos azúcares añadidos. Si representamos gráficamente esta tabla que incluye, podemos identificar fácilmente cuáles son los tipos de  alimentos que más azúcar añadido aportan a los niños del tramo de 9 a 12 años:



E igualmente en el tramo de 13 a 17 años:




Creo que toda esta información puede serles bastante aclaradora a la hora de priorizar iniciativas relacionadas con lo que comen sus hijos y con su ingesta de azúcares añadidos, ¿no creen?

Por otro lado, quizás  este post y este otro, con trucos para que los niños coman mejor, también puedan darles alguna idea.

Actualización:

Tan solo unos días después de la publicación de este post he descubierto que casi simultáneamente se ha publicado un estudio sobre el origen de los azúcares añadidos entre los niños de EEUU, "Sources of Added Sugars in Young Children, Adolescents, and Adults with Low and High Intakes of Added Sugars" (2018). Aunque aporta los datos segmentados, he calculado un valor medio para hacernos una idea de las diferencias que existen entre EEUU y España:


2 comentarios:

  1. La glucosa del arroz y pan es una fuente de carbohidratos aún mayor. Muchos nutricionistas no lo saben porque no son dulces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y qué problema hay con eso?
      ¿Tú crees que hay algún nutricionista que no sepa que los almidones de esos alimentos se descomponen en monosacáridos?
      Aparte aquí se habla de azúcar, no de glucosa.

      Eliminar