Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

14 jun. 2013

Especial carne roja y cáncer (III): Esófago

Llegamos al tercer artículo de la serie sobre la relación entre el consumo de carne roja y el cáncer. En los dos anteriores hablamos del cáncer colorrectal y el cáncer de mama y, en esta ocasión, le toca al cáncer de esófago.

Tenemos la suerte de que los últimos meses han sido especialmente prolíficos en meta-análisis sobre la carne roja y este tipo de cáncer, pasando de no existir ninguno a disponer de tres, así que veamos sus conclusiones resumidas:



"Consumption of red and processed meat and esophageal cancer risk: meta-analysis".Los autores incluyeron en el meta-análisis de carne roja 4 estudios de cohorte y 18 de caso-control. En los estudios de cohorte (normalmente más fiables) el aumento del riesgo identificado en el grupo de mayor consumo fue de un 26% y en los de caso control (menos fiables), un 44%, como puede verse en la figura inferior.



"Red and processed meat intake and risk of esophageal adenocarcinoma: a meta-analysis of observational studies" (2012). Se analizaron 3 estudios de cohorte y 7 de caso control, comparando los grupos de menor y mayor consumo. En los estudios de cohorte  no se identificaron diferencias significativas de riesgo relativo, y en los de caso-control se identificó un aumento del 31% .



 "Meat, fish, and esophageal cancer risk: a systematic review and dose-response meta-analysis" (2013). Los autores, tras analizar cuatro estudios de cohorte y 31 de caso-control comparando los grupos de mayor y menor consumo de carne roja, concluyeron que los que más carne roja comieron presentaron un riesgo relativo global un 40% mayor. Sin embargo, al estratificar el análisis según el tipo de estudios, solo se mantuvo estadísticamente significativo en los de caso control, pero no en los de cohorte.



Y este sería mi resumen sobre la asociación entre la carne roja y el cáncer de esófago:

1. Hay un aumento de riesgo relativo, aunque solo confirmado con los estudios menos fiables. En los estudios de cohorte (que son los que deberían guiarnos ya que en este caso son los más fiables y analizan cantidades de sujetos mucho mayores que los de caso-control), la relación es dudosa, ya que dos revisiones no encuentran significancia estadística pero una sí (y es modesta). En los de caso control el aumento del riesgo es mayor.

2. El riesgo absoluto es pequeño: El riesgo absoluto de contraer un cáncer de esófago es pequeño, ya que en los estudios de cohorte tiene una incidencia que oscila entre 1 o 2 casos entre 1000 sujetos observados (entre un 0,1- 0,2%). Por lo tanto, la diferencia de riesgo absoluto en porcentaje entre el grupo que más come y el que menos será del orden de centésimas. Es decir, que como el riesgo global de contraer cáncer de esófago entre los que menos carne roja comen es aproximadamente del 0,2%, el de los que más carne roja comen sería del 0,25%. Es evidente que con estas diferencias tan pequeñas el peligro de la influencia de variables de confusión está muy presente. Y casi con seguridad existirán otros factores más relevantes e influyentes a la hora de priorizar posibles riesgos para la salud.

Por cierto, si desea conocer mejor la diferencia entre el riesgo relativo (el que se publica en los estudios) y el absoluto, le recomiendo leer este artículo anterior.

3. Hay pocos estudios y los resultados son muy heterogéneos: Los autores de los tres meta-análisis destacan que hay pocos estudios de cohorte, los que consideran más fiables, y que la heterogeneidad es bastante elevada, en algunos casos hasta la consideran "severa". Además, los resultados son bastante dispares, hallándose a veces grandes diferencias (incluso contradictorias) entre hombre y mujeres o entre sujetos de Europa o Asia. Por todo ello, los investigadores resaltan con especial énfasis la necesidad de más estudios.

¡No se pierda el siguiente post , en el que terminaremos de revisar la lista de meta-análisis sobre la carne roja y otros tipos de cáncer!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada