Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

12 jun. 2013

Especial carne roja y cáncer (II): Cáncer de mama

Seguimos con la serie de artículos que analizan la relación de la carne roja con el cáncer. En el primer post hablamos del cáncer colorrectal y en este caso nos centraremos en el cáncer de mama.

A continuación les incluyo los meta-análisis que se han realizado sobre el tema y sus conclusiones resumidas.

El primero fue liderado por los expertos de Harvard (entre los que estaba el popular y prestigioso Walter Willett) y se realizó en 2002, "Meat and dairy food consumption and breast cancer: a pooled analysis of cohort studies", analizando en total más de 20 estudios sobre este  cáncer y el consumo de carne y lácteos. Y como puede verse en el siguiente gráfico, no se encontró un aumento de riesgo entre los que más cantidad de carne roja consumíeron:



Posteriormente, en 2009, se realizó otro meta-análisis sobre el tema, "Is red meat intake a risk factor for breast cancer among premenopausal women?" por expertos del departamento de psiquitría y neurociencia del comportamiento de la universidad de Hamilton (USA), centrado en mujeres premenopáusicas y analizando 10 estudios. En este caso sí se encontró un aumento del riesgo relativo del 24%,  más acusado en los estudios de caso-control (57%) que en los de cohorte (11%).


Para finalizar, en 2010 se publicó el meta-análisis "A review and meta-analysis of red and processed meat consumption and breast cancer", en el que se incluyeron una decena de estudios sobre diferentes tipos de carne roja (y otros tantos sobre procesada). Aunque se detectaron valores positivos de pequeña magnitud para la carne roja, los autores consideraron que no existía una asociación estadísticamente significativa entre el cáncer de mama y las personas que más cantidad consumíeron, ni una respuesta a la dosis que mostrara claramente esa relación:


Como aspecto interesante, en este último meta-análisis se utilizó la herramienta de gráfico de embudo para analizar la posibilidad de sesgo en los estudios. Para quien no conozca esta herramienta le aclaro que se trata de una representación de una distribución de puntos (los resultados de cada estudio). Si esa distribución  no es similar a ambos lados de un eje principal (eje que se establece con los resultados de los estudios de mayor tamaño), es probable que exista sesgo. Es decir, la fiabilidad de dichos resultados podría estar en entredicho.

Así quedaron en este caso:

Como puede apreciar, la mayoría de los puntos están sobre todo en el lado derecho, por lo que es muy probable que los pequeños valores de aumento riesgo de los diferentes estudios estuvieran influidos por un sesgo hacia un resultado positivo. Así que, además de no obtener resultados estadísticamente significativos, en los estudios incluidos en este meta-análisis es probable que su diseño e interpretación no fueran suficientemente neutros.

Viendo las conclusiones de estas tres revisiones, a mí me parece que, por el momento, no hay evidencias sólidas que relacionen el cáncer de mama y el consumo de carne roja.

En el próximo post seguiremos analizando la relación entre la carne roja y otros tipos de cáncer.

2 comentarios:

  1. Madre mía, ¿hay alguna agencia de seguridad alimentaria que no esté infiltrada? Es que me acabo de enterar. En España haciendo lo mismo que con La USDA y la EFSA. Ángela López de Sá Fernández, directora de Asuntos Científicos y Normativos de Coca-Cola Iberia, nueva directora ejecutiva de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición.
    http://www.aesan.msc.es/AESAN/web/notas_prensa/angela_lopez.shtml

    ResponderEliminar
  2. La noticia es de hace más de, pero yo tampoco la conocía. Inquietante, por decir algo.

    ResponderEliminar