Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

9 dic. 2013

Aperitivos infantiles muy poco recomendables

Fíjense lo que llegó el otro día a mi casa:




No parece nada especialmente llamativo, ¿no? Un paquete de aperitivos, de esos que llamamos gusanitos, muy habitual entre los más pequeños. Nutricionalmente vulgar e innecesario, formado principalmente por puro almidón, que si se consume muy de vez en cuando tampoco debería preocuparnos demasiado.

Pero quizás estas otras fotos les den una mejor perspectiva del producto y entiendan por qué le estoy dedicando un post:


Mi mano es bastante grande, así que, en efecto, su tamaño es simplemente una barbaridad. Hasta el punto de que algunos niños incluso tendrán problemas para poder sujetarlo.

Lo más irónico es que es que en la parte de atrás del paquete nos brinda una hermosa pirámide nutricional (de esas de las de siempre, de las de comer sobre todo y ante todo derivados de cereales, por delante de hortalizas y frutas), acompañada de unos bonitos consejos nutricionales:


Y eso sí, todo su contenido es bajo en grasas saturadas:


Y yo me pregunto lo siguiente: Si en cuanto en un anuncio de TV dirigido al público infantil se exagera un poco, por ejemplo dando demasiado realismo a un juguete, se actúa de inmediato y se retira, ¿por qué se permite vender a los más pequeños esta porquería nutricional en semejante formato?

14 comentarios:

  1. Hombre, es que evidentemente esta bolsa no es para que se la coma un niño, es la típica para poner en fuentes y repartir en cumpleaños u otras reuniones.

    Incluso en la parte de atrás te especifican 30 gramos como ración.

    ResponderEliminar
  2. Perdón Israel, me has arrancado una sonrisa, un niño, si le dejas, se come esa bolsa y otra. Pero ésto le pasa a los niños y a los mayores a consecuencia del potenciador del sabor denominado Glutamato, E-621. Según Jesús Fernández Tresguerras, entre otros, catedrático de Fisiología de la Universidad Complutense de Madrid, produce hambre ansiosa incrementando la voracidad en un 40%. Es la causa de la famosa frase "es que no puedo parar hasta que no me termino la bolsa" .
    De todas formas, alguna vez ha aparecido eso en mi casa, alguien lo ha traído para alguna fiesta o así. Lo que ha sobrado (por educación lo pongo en la mesa) ha ido a la basura, sin ningún remordimiento, no considero que eso sea comida.
    Un saludo. Me agrada leer tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, con perdón, una chorrada. A mí me encantan las palomitas e igualmente estoy comiendo mientras haya en la bolsa, y no llevan E-621. Además, viene de forma natural en carnes, leches, quesos e incluso en tomates, y no se aplica ese refrán a cada uno de esos alimentos...

      Eliminar
    2. Una chorrada no es. Han hecho experimentos con animales añadiendo el E-621 a su pienso y se ha demostrado que actúa a nivel neurológico para crear esa adicción. Otra cosa es que te comas otros gusanitos sin el aditivo y sientas las mismas ganas de comer mas. Los animales de los experimentos comieron entre un 7 y un 10% mas de pienso que el grupo de control.
      El glutamato de los alimentos no creo que sea igual,que el glutamato monosodico

      Eliminar
  3. María, pero entonces estarán conmigo en que el problema no es del niño, del fabricante ni del Gobierno sino de los padres o personas responsables que le compran o permiten al niño tomarlo.

    Yo tengo 32 años y me encantan los gusanitos, no me basta con una bolsita de las pequeñas sino que yo quiero la de tamaño grande, pero yo soy un adulto y sé que eso no sienta bien a mi cuerpo, es mi decisión y afronto las consecuencias. Un niño no debe tomar esas decisiones, pero tampoco podemos cargar las consecuencias en terceras personas sino en sus responsables que para algo están.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes que pasa Israel? Que el mismo gobierno que se gasta MI dinero en campañas en contra de la obesidad infantil (y adulta), no hace nada para evitar la publicidad engañosa que llevan muchos productos. O no te parece descabellado que en este producto, y en la mayoria de los snacks, se ocupe mas del 50% de la parte trasera del envase en promover la "vida saludable", como si formaran parte de ello???
      Juana

      Eliminar
  4. Dime que comes, y te diré quién eres... esto simplemente no es comida.

    ResponderEliminar
  5. Perdona Israel, no creo que se le pueda decir a los padres que son responsables de envenenar a sus hijor, de provocarles enfermedades cardiovasculares. El envase, claramente habla de promover la vida saludable. De hecho un gusanito es un gran alimento, si se limitaran a hornear el maiz. Pero no se limitan a ello.

    ResponderEliminar
  6. Está claro que la valoración del tamaño es relativa y habría que ver si el de este producto alienta un mayor consumo. También hay paquetes de patatas grandes, pero la forma alargada parece hacer sugerir que fuera para tomarlo por una sola persona

    ResponderEliminar
  7. Has definido el producto como porquería nutricional sin decir porqué ¿Cuales son los motivos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás he sido un poco agresivo en el calificativo. Dejémoslo en mediocridad nutricional, ya que aporta lo que normalmente nos sobra: Almidón (es decir, glucosa) y sal.

      Eliminar
  8. Ciertamente es innecesario. Pero una cosa sea dicha, no me parece que esta bolsa de ganchitos o lo que sea esto esté dirigida específicamente a niños. Es que si nos ponemos, en mercadona se puede comprar una bolsa de 150g de ganchitos o patatillas de marca hacendado por como 60 céntimos de euro. Lo que sí que es para niños son los típicos matutanos de bolsa pequeña, cuando era pequeño eran los ”matutaaanos precio joven” que costaban 25ptas.

    Al final dependerá de dónde lo ha comprado, claro, pero en fin, aunque no sea fan de que se les venda a los niños este tipo de comidas, no me parece que éste sea el ejemplo más adecuado.

    ResponderEliminar
  9. Es inaceptable que pongan mensajes apocalípticos y fotos tremendas en las cajetillas de tabaco (ojo, y no lo prohíben porga da mucho dineron en impuestos), y luego se pueda vender alegremente este tipo de "comestibles" (porque alimentos, no son) sin cortarse un pelo a la hora de pregonar sus virtudes nutricionales.

    Gente como la OCU están muy atentos a estos engaños y suelen denunciar. Lo adecuado es una información veraz y sin adornos, para que cada uno/a sepa lo que está comiendo.

    ResponderEliminar
  10. Hay alimentos mucho peores. En el fondo es cereal con grasa vegetal y el único aditivo es el glutamato. No es para comer todos los días, pero casi mejor que muchos cereales de desayuno que tienen mucho azúcar. A criticar la carga de sodio para personas sensibles (hipertensos, cardiópatas...) y el precio. Pero no está tan mal y que lo coma un niño una vez en semana no creo que sea tan grave. También tienen que darse un gusto de vez en cuando. ¿O dejamos de ponerle dibujos animados y sólo tienen que ver documentales?

    ResponderEliminar