Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

20 jun. 2014

¿Afecta el desayuno al rendimiento escolar de los niños?

Me consta que dos de los últimos posts, uno sobre el valor del desayuno para prevenir la obesidad y otro sobre la iniciativa "Escuela de alimentación" de la Fundación Eroski, han generado cierto debate entre los lectores respecto al desayuno y los niños. Sobre todo tras mi comentario en el segundo post, poniendo en duda como prioridad de primer orden el desayuno infantil diario.

Quisiera dejar claro que, tal y como decía en dicho post, creo que es positivo que los niños tomen un buen desayuno, sobre todo si se levantan con hambre y lo disfrutan, algo que normalmente ocurre cuando han descansado lo suficiente y no andan corriendo y estresados para ir al colegio (como nos pasa a los adultos en vacaciones o los fines de semana). Pero hay que ser riguroso y no justificar esta recomendación en base a mitos o presunciones no demostradas, como la que asocia un mayor rendimiento escolar a la práctica de desayunar a diario, normalmente explicada por la energía que aporta esta primera comida y que haría el rol de combustible cerebral y metabólico para el óptimo desarrollo de las actividades intelectuales.


Resulta que esta idea suele estar soportada por estudios observacionales - muchos de ellos financiados por empresas alimentarias que fabrican productos de desayuno infantil, sobre todo cereales -, así que tienen muy poco valor probatorio. Además, sus resultados es probable que estén fuertemente influenciados por una variable de confusión especialmente relevante en este caso: el nivel socio-económico. Un menor nivel socio-econónimo da lugar, en general, a un menor rendimiento escolar. Y también a saltarse con más frecuencia el desayuno, por razones evidentes.

Como ya saben, la única forma medianamente fiable de demostrar el efecto del desayuno en las capacidades cognitivas sería mediante estudios de intervención, comparando dos grupos creados aleatoriamente, uno con niños a los que se les dé un desayuno a diario y otro con niños a los que no. Por razones éticas, este tipo de estudios es complicado de hacer y creo que el más reciente (y de los pocos) de esta naturaleza es uno de 2013,"Effects of a free school breakfast programme on children's attendance, academic achievement and short-term hunger: results from a stepped-wedge, cluster randomised controlled trial". Y, en este caso, no se encontraron ventajas significativas entre aquellos que desayunaron a diario respecto a los que no lo hicieron.

Existen revisiones sistemáticas que también han analizado este tema de forma bastante exhaustiva. La más reciente es de hace tan solo unas semanas, "The effect of breakfast composition and energy contribution on cognitive and academic performance: a systematic review", en la que los autores llegaron a la siguiente conclusión:

"La cantidad y consistencia de los estudios para establecer conclusiones firmes es insuficiente. Mientras que la hipótesis de un desempeño mejor y más sostenido con un desayuno que proporciona más del 20% la ingesta energética diaria aún necesita justificación, sí parece estar surgiendo, pero sigue siendo equívoca, la evidencia de que una menor respuesta glicémica podría beneficiosa para el rendimiento cognitivo".

Como parece que los estudios realizados hasta la fecha no son ni muy concluyentes ni muy rigurosos, no es la primera revisión sistemática que llega a estos resultados. Los autores de estas otras tampoco fueron capaces de encontrar pruebas significativas que relacionaran el desayuno con un mejor rendimiento escolar:
Así que me ratifico en mis comentarios. Insisto en que personalmente me parece un buen hábito levantarse un poco antes, compartir con tranquilidad ese rato de la mañana con los hijos y hacer un buen desayuno, disfrutando todos de la comida y del momento. Pero eso es una cosa y recomendar el desayuno infantil basándose en la mejora del rendimiento intelectual otra muy distinta.

3 comentarios:

  1. Ufff, si hubiera sabido yo todo esto, cuando mis hijos iban al cole......pues desayunaban fatal, sin gana, y todos acababamos cabreados, estresados y todo para una galleta y un trago de leche! Mejor se iban sin desayunar, y se comían a gusto el bocata en el recreo.

    ResponderEliminar
  2. Este artículo aleatorizando clusters concluye lo mismo para estudiantes de escuelas en áreas pobres de Nueva Zelanda. "Effects of a free school breakfast programme on children's attendance, academic achievement and short-term hunger: results from a stepped-wedge, cluster randomised controlled trial" Solamente se encontraron resultados en el nivel de saciedad de corto plazo de los niños.

    ResponderEliminar
  3. Soy coreana y en mi cultura desayuno es mas importante de todo.
    Cierto empezamos el dia mas pronto y en la escuela tiene la ambiente de competicion inpensable.
    Siempre desayunaba arroz integral con legumbre, pescado, carne varias verduras sopa de miso alga... un buen infusion nada de dulce. y luego a competir y estudiar... bueno, Sigue estoy desayunando monton y tambien intento dar a mis hijos buen desayuno ( incluso hago buen ensaladas) Sobre todo no desayunamos dulce. y poco pan. Nos van bastante bien. Y recomiendo que desayunan bien y saludable. Gracias por siempre buen posts.Me estoy entrando todos los dias.

    ResponderEliminar