Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

18 jun. 2014

"Escuela de alimentación" de la Fundación Eroski: Unas sugerencias de mejora

Resultan un poco desesperantes algunas iniciativas que pretenden promover una buena alimentación, sobre todo cuando son evidentes intereses particulares y fallos garrafales. Y especialmente en los casos en los que son patrocinadas por empresas privadas, cuyo principal objetivo es vender más de sus productos. Un claro ejemplo es la reciente  campaña "Un bocata en tu mochila" de la que hablé hace unas semanas y que presentaba más sombras que luces. Por ello, no soy muy partidario de que este tipo de proyectos sean soportados económicamente por empresas, porque casi siempre los objetivos  financieros y comerciales acaban estando por encima de los sociales .

Sin embargo, por el momento no le veo demasiados inconvenientes a la iniciativa de la fundación Eroski "Escuela de alimentación".  Aunque esta fundación sea parte de la cadena de tiendas y supermercados del mismo nombre (que también ha cometido importantes errores en compañas como su carro saludable, de la que ya hablé en este post anterior ), parece que en esta ocasión la forma y el fondo son razonablemente acertados.



Por lo que he entendido, se trata de un programa que ofrece talleres y contenidos educativos que sirven para enseñar a los niños lo que es una alimentación saludable.Los contenidos me han resultado interesantes, así que me he registrado y he accedido al apartado "Energía para crecer", en el que se habla de los alimentos y se dan las recomendaciones dietéticas específicas. Allí hay disponibles diferentes unidades educativas (pueden descargar los dos archivos en pdf desde este enlace) con textos para profesores y niños.


 Como ya imaginarán los habituales de este blog, tras leer detenidamente los dos documentos se me han ocurrido unas cuantas sugerencias de mejora que expondré a continuación, para que los responsables correspondientes valoren la posibilidad de tenerlas en consideración.

-El folleto incluye una pirámide de alimentos, que es un rediseño de la misma publicada en la estrategia NAOS, que creo que vio la luz en el año 2004 (a la izquierda la de Eroski, a la derecha la de NAOS):


Siendo una propuesta bastante correcta en general, veo una importante excepción. No creo que existe evidencia científica para poner a los derivados de cereales (pan, pasta, etc.) al mismo nivel que los vegetales y frutas.

-Más adelante, los alimentos se describen en seis grupos: Lácteos, proteicos, ricos en carbohidratos, verduras y hortalizas, frutas y finalmente aceite, grasas y mantequilla, en este orden. No sé cual habrá sido el criterio para numerarlos, pero no habría estado mal que esta numeración fuese coherente con la pirámide, dando prioridad a los que más frecuencia de ingesta se recomienda.

- En el grupo de lácteos, en la ficha de actividades, se recomiendan de 2 a 4 raciones diarias, cuando en la mayoría de recomendaciones más actualizadas se inclinan por 2 a 3, e incluso algunos expertos, como los de la Universidad de Harvard sugieren dejarlo en de 0 a 3 raciones, abriéndose a la posibilidad de no tomar lácteos, ya que tampoco parecen ser necesarios si el resto de la dieta es saludable. Además, viendo a lo que equivale una ración en dicha ficha, la posibilidad de comer ocho yogures diarios o cuatro vasos de leche es una recomendación excesiva a todas luces.



- En el grupo 2, los alimentos proteicos, se recomienda limitar los huevos a 2-3 semanales, cuando no hay evidencia de que la restricción de huevos prevenga ningún supuesto riesgo, como ya he explicado en posts anteriores y como ha reconocido la incluso la Fundación española del Corazón. Tampoco sé muy bien de dónde viene ese rango de 3 a 7 raciones de nueces semanales, siendo una ración 4-5 nueces, cuando todas las evidencias indican que su consumo es favorable para la salud. ¿Por qué 3 el mínimo y 7 el máximo?


- En el grupo 3, el de los alimentos ricos en carbohidratos, como ya he dicho me parecen muy discutibles las cantidades y raciones recomendadas para los carbohidratos de rápida absorción (pasta, cereales, arroz, patatas). Dan por bueno que un niño coma en un solo día hasta 2 bocadillos, dos platos de pasta y dos raciones de cereales de desayuno. ¿Y cuándo va a comer vegetales y frutas y alimentos ricos en proteínas? ¿Es que no ven que esos alimentos compiten entre ellos? Por otro lado, en ningún momento se hace referencia a si elegir refinados o integrales, cuando las recomendaciones más actuales de otros países se sugiere evitar los refinados e inclinarse por los integrales.



- En el grupo 6, el de las grasas, las recomendaciones son bastante confusas. En primer lugar,  al describir el grupo, se habla positivamente de las grasas, pero sorprendentemente se mencionan los helados y la bollería como alimentos que las contienen, sin especificar que las grasas que suelen contener ese tipo de alimentos no son nada recomendables (aunque en otro apartado sí se menciona).



Además, en la ficha de actividades de los niños, solo se menciona el aceite de oliva, a pesar de que el apartado se titula "grasas, aceite y mantequilla". ¿Y qué ocurre con el resto?




Por otro lado, también he encontrado algunas sugerencias significativas para el segundo folleto, el titulado "Alimentación y hábitos saludables". Este documento da seis recomendaciones principales, que entiendo que serían los seis hábitos de vida prioritarios a promover:




¿Son realmente estas seis recomendaciones las más importantes para llevar una vida saludable?

No me entiendan mal, me parecen buenos consejos, pero no tengo nada claro que haya evidencia científica que ponga las dos últimas al mismo nivel que las cuatro anteriores. Como ya expliqué en este post de hace unos pocos días, no hay pruebas de que desayunar bien y a diario prevenga la obesidad ni, como conté en este otro post,  que un número concreto de comidas sea mejor que otro. Una cosa es que sean hábitos interesantes y otra es que haya que los consideremos como la base fundamental.

Y finalizo, con algo importante, con la guinda del pastel y, en mi opinión, el mayor error: en la página siguiente, se cuentan las supuestas consecuencias de una mala alimentación, cuatro en concreto:



Pues miren, no. Afirmar que la anorexia y la bulimia son consecuencia de una mala alimentación es simplemente  falso. ¿Es que no se dan cuenta de que con este tipo de afirmaciones, además de confundir y desinformar, están culpabilizando de forma injusta a los que sufren estas enfermedades?

Por lo que también he podido ver en la web, se van a organizar talleres y eventos por toda España, en colegios y escuelas y en supermercados Eroski. A ver si tengo oportunidad de acudir a alguno y así recabar más información de una iniciativa loable e interesante, pero que creo que debería afinar y matizar unas cuantas cosas.

Estaremos atentos a su evolución. Esperando que sea a mejor, claro.

10 comentarios:

  1. Voy a enviar un e-mail pidiendo quién ha asesorado a nivel nutricional el programa. Publicaré la respuesta aquí.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena por el blog y por este post, me ha parecido muy interesante, no obstante me gustaría puntualizar que quizá el punto 6, que recomienda desayunar bien todos los días, no sea tan criticable. Efectivamente no hay ningún estudio que relacione saltarse o no el desayuno con el peso, pero más allá de estar o no obeso, creo que tener la suficiente energía para poder llevar a cabo las actividades diarias puede considerarse un hábito saludable, ¿hay algún estudio que relacione el saltarse el desayuno con el rendimiento en la escuela o en el trabajo? Si efectivamente hay relación, considero que la recomendación es adecuada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay estudios que analizan el desayuno y el rendimiento escolar, y la evidencia es muy escasa, por no decir nula. En breve publicaré un artículo sobre el tema.

      Eliminar
  3. Realmente no entiendo qué pinta la anorexia y la bulimia en el cuadro de consecuencias de una mala alimentación cuando se trata de enfermedades con un alto componente psiquiátrico. No solo culpabiliza a quien las sufre sino a los padres que se esfuerzan en educar en hábitos alimentarios sanos y que por causas varias, muchas externas, se encuentran con un hijo/a con una enfermedad tan grave como esta.

    ResponderEliminar
  4. Pues yo me llevo las manos a la cabeza al ver la anorexia y la bulimia puestas como consecuencias de la mala alimentación. El factor psicológico de ambas enfermedades está más que clara en el DSM-IV. Es más, la obesidad también tiene un fuerte componente psicológico, no es sólo consecuencia de una mala alimentación. ¿Acaso no hay personas delgadas que se alimentan mal? La obesidad es un signo de ansiedad. Igual que hay gente que se come las uñas compulsivamente o fuma, o bebe desmesuradamente por desequilibrios emocionales.

    ResponderEliminar
  5. Tiene cosas muy buenas y otras que a lo mejor estan un poco desfasadas, por decirlo de manera resumida.

    Buenas:

    -Promoción del agua como bebida.Conviene recordar que la obesidad infantil y el consumo de azúcar y por lo tanto los refrescos están bastante relacionados.Promocionar el agua es, según mi humilde opinión, el mejor consejo que da porque desplaza lo peor, los refrescos.Hubiera estado mejor citarlo específicamente así, "bebe agua, no refrescos".
    -Promoción de vida activa y saludable.No como algo que sirva para perder peso por si mismo pero si como algo de lo que se van a beneficiar los niños.
    -En general interés por promocionar la salud y la importancia de comer adecuadamente.Creo que hay buenas intenciones en general.

    Malas(ademas de las citadas por Centinel):

    -Satanizacion de las grasas, como de costumbre.Es una herencia que tenemos terrible de estas ultimas décadas en las que se han promocionado los carbohidratos y satanizado las grasas, sobre todo las saturadas.Ademas lo hace de manera confusa mezclando churras con merinas con el tema de los helados.Los adultos pero sobre todo los niños necesitan grasas, en su estado original sin haber sometidas a tratamientos o altas temperaturas que puedan alterar su composición mejor.Sospecho que el racionamiento de los huevos viene por aquí, por la contención de las grasas y el miedo ridículo a la hipercolesterolemia, otro error garrafal el contener uno de los mejores alimentos que existen.

    -Las raciones.Honestamente creo que contabilizar lo que uno come es un error.No digo que no tenga que ver pero creo que es el propio cuerpo el que debe regularse y de hecho cuando la salud hormonal de la persona funciona a la perfección es su propia regulación mediante el apetito la que debe mandar.

    Me hace mucha gracia esta imagen sobre lo que puede hacer uno con la pirámide alimenticia.

    http://img5.funnycoco.com/10000/2014/0115/51/f/841437/small600-500000.jpg

    En general diría que por como estan hechas las ilustraciones esta dirigido a adolescentes o niños mayorcitos ya y por eso han metido lo de la anorexia y la bulimia ahí, con calzador.Al final se han hecho un lió terrible y mas les hubiera valido no incluirlo porque clama al cielo.

    ResponderEliminar