Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

7 jul. 2014

Novedades sobre edulcorantes y obesidad

Hace un tiempo hice una revisión de la evidencia existente sobre los edulcorantes no calóricos, hablando de su seguridad y su utilidad para la pérdida de peso. En la última parte de la misma, les conté que las pruebas parecen mostrar que son útiles en cantidades moderadas para aquellas personas que les apetece tomar dulce de vez en cuando y prefieren evitar el azúcar. Sin embargo, también quedó patente que todavía quedan por conocer con detalle sus efectos a largo plazo, ya que los estudios observacionales con largos periodos de tiempo suelen asociar su consumo con una mayor obesidad. Aunque es algo que podría explicarse fácilmente con la causalidad inversa, claro.

Para seguir recopilando datos sobre el tema de los edulcorantes y así poder sacar conclusiones más fundamentadas, les traigo alguna investigación bastante relevante que se ha publicado recientemente.

Seguramente el trabajo más mediático ha sido un ensayo de intervención que ha agitado bastante el mundillo de la nutrición,  "The effects of water and non-nutritive sweetened beverages on weight loss during a 12-week weight loss treatment program". Generó una buena cantidad de titulares hace tan solo unas semanas debido a sus inesperados resultados, del tipo "los refrescos light adelgazan más que el agua". Resulta que entre los dos grupos que se sometieron a un proceso de pérdida de peso, aquel cuyos miembros tenían permitido tomar refrescos edulcorados adelgazaron más que los que solo podían beber agua.  La lista de críticas que ha recibido este ensayo ha sido importante, especialmente porque el trabajo ha sido financiado por la industria de los refrescos. Pero tengo que reconocer que tras leerlo detenidamente, me parece que sus autores lo han diseñado con una metodología bastante rigurosa y que poco más se puede decir en su contra. Además, quizás lo más interesante del estudio esté por llegar, ya que trata de un ensayo de un año, del que se han obtenido resultados parciales tras las primeras 12 semanas. Así que esperaremos antes de opinar en profundidad.

De cualquier forma, éste no deja de ser un estudio aislado, así que conviene centrarse más en revisiones sistemáticas que analicen todos los estudios importantes relacionados con el tema, como el otro estudio que les traigo. Se trata del meta-análisis que se acaba de publicar en la revista de la Asociación Americana de Nutrición "Low-calorie sweeteners and body weight and composition: a meta-analysis of randomized controlled trials and rospective cohort studies". En este interesante trabajo, se han seleccionado las investigaciones más importantes sobre los edulcorantes y la obesidad, tanto de intervención como observacionales, obteniéndose los siguientes resultados en diversos indicadores relacionados con el sobrepeso:

Ensayos de intervención

Peso corporal: Se observa una reducción de 0,8 kg a favor de las personas que tomaron edulcorantes.



IMC, grasa corporal y contorno de cintura: Se detectan valores menores entre los que toman edulcorantes, -0,24, -1,1 y -0,83 respectivamente.



Estudios de cohorte (observacionales)

IMC y peso corporal: Prácticamente no hay diferencia entre ambos grupos, entre quienes tomaron edulcorantes se observó un aumento pequeño  en el caso del IMC (pero estadísticamente significativo, 0,03).


En definitiva, creo que el meta-análisis aclara un poco más lo comentado al inicio del post. Los autores concluyen que dado que la evidencia en favor de su uso es bastante clara en los ensayos de intervención, que son los realmente fiables para deducir causalidad, por el momento podría decirse que el uso de edulcorantes puede ayudar a conseguir modestas reducciones de los indicadores relacionados con el sobrepeso.

Y como todo hay que decirlo, conviene saber que este trabajo también está financiado por una fundación con amplia representación de la industria alimentaria. Lo cual no significa que no sea un trabajo interesante, en mi opinión.

6 comentarios:

  1. Saludos y gracias por este y tantos posts interesantes. Es importantísimo conocer que efectos concretos tiene una substancia de uso tan común como los edulcorantes. El problema y no se que pensais es como afecta esto desde una perspectiva más amplia? cómo afectará el consumo de edulcorante sobre tus sistemas de hambre y saciedad? que le ocurre al cerebro cuando consume de manera tan habitual un sabor que afecta tanto a nuestro sistema hedónico y de recompensa...Para mi es una de los grande sporblemas cuando analizamos una substancia concreta es muy necesario fragmentar la realidad para conocer pero luego muy pocas veces se conecta con la globalidad.

    Muchas gracias de nuevo

    ResponderEliminar
  2. Yo no tomo refrescos. Pero si tomo a diario edulcorantes. Y dudo mucho que me ayuden a perder peso, pero lo que si estoy seguro es que no me lo impiden. Cuando me lo propongo bajo de peso.

    ResponderEliminar
  3. Centinel, una pregunta apelando a tu enorme criterio.
    ¿Te parece que es adecuado hablar de edulcorantes y no de cada especie por separado?
    Mas allá de no tener calorías (o tener muy pocas), quizás, el hecho de que la estructura química sea diferente entre ellos, puede siginificar también una diferencia en el peso corporal.
    Más allá de que se analice la seguridad de cada uno de ellos por separado, me parece interesante que los estudios consideren esta cuestión.
    Muy interesante.
    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, sería mejor, de hecho la mayoría de los estudios los analizan por separado y llegan a conclusiones similares. Pero al tomarse en pequeñas cantidades, no aportar calorías y no afectar de forma significativa en el metabolismo, creo que una revisión global también aporta información interesante.

      Eliminar
  4. centinel, hay algún estudio o conoces datos de cómo afectan estos edulcorantes en el funcionamiento del pancreas, niveles de insulina...? no me queda claro si, los edulcorantes activan la producción de insulina o no, y, si no tienen ningun efecto en este organo.
    muchas gracias por brindarnos de tanta información.
    felicidades por el blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay demasiada investigación sobre el tema, pero en general parece que este tipo de edulcorantes no generan respuestas insulinémicas significativas

      Eliminar