Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

25 sept. 2014

¿Un plato pequeño ayuda a comer menos?



Seguramente lo habrá escuchado en alguna ocasión: "Si utilizamos platos grandes tenemos tendencia a servirnos más alimentos que si utilizamos platos pequeños". Podría parecer que tiene lógica ¿verdad? Seguro que en alguna ocasión la comida le ha parecido algo escasa al verla servida en un plato de gran tamaño. Se podría pensar que la cosa tiene bastante rigor, ya que la recomendación de utilizar vajilla pequeña para conseguir comer algo menos es bastante frecuente; hasta el propio gobierno norteamericano,  la incluye entre las directrices de su programa Myplate, indicando que es un sencillo truco para reducir el tamaño de las porciones.




Lo cierto es que algunos estudios en el pasado parecían indicar que esta idea tenía visos de ser cierta. Por ejemplo, el que fue bastante mediático "Super Bowls: Serving Bowl Size and Food Consumption" (2005), ya que fue publicado en la prestigiosa JAMA, que concluyó que la utilización de platos grandes normalmente provocaba servirse más comida. También trabajos más recientes como "Portion size me: plate-size induced consumption norms and win-win solutions for reducing food intake and waste" sugerían la misma idea, un mayor consumo de alimentos al utilizar platos grandes.

Sin embargo, otros ensayos similares no llegaban a las mismas conclusiones. Por ejemplo en "Using a smaller dining plate does not suppress food intake from a buffet lunch meal in overweight, unrestrained women" (2013) los investigadores no encontraron pruebas de que reducir el tamaño del plato sirviera para comer menos calorías. O en "A pilot study to investigate the effect of plate size on meal energy intake in normal weight and overweight/obese women" (2011) concluyeron que la energía ingerida era la misma, independientemente del tamaño del plato utilizado.

Para poder aclarar un poco más el asunto se acaban de publicar dos completas revisiones sobre el tema. La primera es el metaanálisis "Will smaller plates lead to smaller waists? A systematic review and meta-analysis of the effect that experimental manipulation of dishware size has on energy consumption", en la que expertos británicos han considerado que de haber diferencias son muy escasas y que la recomendación de reducir el tamaño del plato no se soporta sobre una evidencia consistente. Y la segunda es "The influence of plate size on meal composition. Literature review and experiment", y de nuevo sus autores concluyen que la reducción del tamaño del plato no es una estrategia que se haya demostrado útil para reducir la ingesta.

En definitiva, yo no me gastaría dinero en cambiar de vajilla con la esperanza de que me vaya a ayudar a comer menos. Otro mito más para la lista de "olvidar".

Actualización:

Un nuevo metaanálisis concluye que el tamaño del plato puede influir en la cantidad de la ingesta: "Whether Smaller Plates Reduce Consumption Depends on Who's Serving and Who's Looking: A Meta-Analysis" (2015). Aunque no analiza directamente el peso.

15 comentarios:

  1. Si, por eso los americanos son gordos y en España somos "delgados". Los tamaños no se usan en kg, ni en cm, ni en litros... sino en medidas mas grandes...

    ResponderEliminar
  2. Un ejemplo es la cocacola. Hasta que no salieron las latas de cocacola de 33cl (que supongo que sera una medida en galones o algo de eso convertida a europeo) me bebía una lata de esas y no podía comer mas, es mas, nunca me la bebía entera.. Hoy día me las bebo como si nada. El tamaño de la lata ha agrandado mi estomago y por tanto he comido mas por eso. Como es logico, cambiar de un día para otro en un solo día no te va a quitar el hambre, pero ir reduciendo el estomago con el tiempo y porciones mas pequeñas, si. Los estudios no significan exactamente lo que presupones. Mejor hacerle caso a la logica que mal interpretar resultados estadísticos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Iván, estás mezclando conceptos. Una cosa es reducir las porciones y otra el recipiente. Estos estudios lo que dicen es que reduciendo el recipiente (el plato, el vaso...) al final, en el balance global, no se come menos.
      Eso de "mejor hacerle caso a la lógica" es lo que ha llenado la nutrición de mitos y presunciones no demostradas, porque "tu lógica" puede que no sea igual que "mi lógica".

      Eliminar
  3. Esto me hace acordar que también desde hace algún tiempo algunos nutricionistas aconsejan comer en platos de colores, como el verde ó naranja, ya que creen que estos colores provocan comer menos comida basura haciendo que se desee en su lugar comer mayor cantidad de alimentos saludables como vegetales y frutas. Estupendo blog Centinel. Un cordial saludo. Natalia

    ResponderEliminar
  4. Luis, referente al tema de la entrada y al del color de los platos creo que te podría interesar este paper de Chicago Journals, sobre la ilusión de Delboeuf http://www.jstor.org/stable/10.1086/662615
    Si bien es de hace un par de años, está interesante. Natalia

    ResponderEliminar
  5. Hola Centinel,
    según lo veo yo, es irrelevante si comes más o menos con tal o cual plato, porque comer menos no es el camino para bajar de peso y mejorar la salud. Son estudios basados en la errónea idea de que el balance energético es lo que cuenta.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, así es, sorprendentemente con la hiperactividad la gente lo entiende mucho mejor. Pero está tan asumido que la clave terapéutica es el balance energético...

      Eliminar
    2. Ojo con las supersimplificaciones, que pueden inducir a error.

      Decir: "la errónea idea de que el balance energético es lo que cuenta", puede ser fácilmente malinterpretado como: "el balance energético NO cuenta", y es evidente que eso no es cierto.

      Yo lo expresaría de una forma alternativa: "para combatir el sobrepeso intentar controlar el balance energético es una estrategia muy poco eficaz".

      El que siga este blog de forma más o menos habitual o haya leído los libros de Centinel lo sabe, pero el visitante ocasional, el que anda buscando pistas que le ayuden con su problema, podría entender otra cosa.

      Eliminar
  6. Hola, antes que nada, felicitar al autor de este blog, ha hecho un gran trabajo.
    Yo opino que el balance energético si que es importante para perder peso, utilizándolo correctamente, y no haciendo locuras en la dieta con una reducción de calorías excesiva o métodos insaludables como muchos que aparecen continuamente, pero para mi el balance energético es muy importante, no se si he entendido mal, pero me ha parecido entender que no lo es, me gustaría saber a que se debe esta opinión, un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo explico con detalle en el libro "Lo que dice la ciencia para adelgazar", pero quizás este posts te sirva para hacerte una idea:
      http://loquedicelacienciaparadelgazar.blogspot.com/2012/06/4-razones-por-las-que-la-estrategia.html

      Eliminar
  7. Es cierto que se puede engañar a la mente haciendole pensar que porque hemos elegido un plato pequeño la comida se ve mucha aunque solo sea un poco, y asi puede ayudar para adelgazar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como digo en el artícuo, las evidencias no muestran que eso funcione, María.

      Eliminar