Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

12 dic. 2014

Alimentos y enfermedades, mega-revisión de todos los estudios epidemiológicos existentes

La cantidad de estudios observacionales sobre los alimentos y su relación con diferentes enfermedades ha llegado ser inmensa. Incluso el número de revisiones sistemáticas sobre el tema, que aglutinan gran cantidad de estudios individuales, es ya muy elevado. Así que es de agradecer que alguien se preocupe de vez en cuando por reunir y actualizar toda esa información.

Es lo que han hecho científicos franceses en la que podría considerarse "la revisión de las revisiones" o "la madre de todas las revisiones",  "Associations between food and beverage groups and major diet-related chronic diseases: an exhaustive review of pooled/meta-analyses and systematic reviews". Estos abnegados investigadores han recopilado todos los metaanálisis y revisiones sistemáticas existentes - ¡más de 300! - sobre los grupos de alimentos habituales, con el objetivo de aportar una visión agrupada de todas sus conclusiones. Un trabajo de chinos, si me permiten la expresión.



Una vez finalizado el análisis, para conseguir transmitir sus resultados de forma didáctica, han incluido la cuantificación y representación en forma de gráficos tipo "radar", que pretenden resumir visualmente toda esta ingente cantidad de información de forma bastante clara y sencilla. Esta representación permite apreciar de un vistazo hacia dónde se inclinan los resultados de todas estas revisiones, para cada enfermedad y para cada grupo de alimentos.

Por ejemplo, este sería uno de los gráficos que incluye, el que aglutina los resultados respecto a la relación entre dichos grupos de alimentos y el sumatorio de "enfermedades crónicas" habituales  (cardiovascular, cáncer, obesidad y diabetes):


Les ruego que no se asusten y me permitan explicárselo, es más sencillo de lo que parece.

El gráfico tiene tres líneas: una verde que representa el porcentaje de estudios que encuentran una asociación inversa entre el mayor consumo de cada tipo de alimento y las enfermedades (es decir, un menor riesgo de sufrirlas), una roja con el porcentaje de estudios que encuentra una asociación positiva con las enfermedades (mayor riesgo) y una amarilla con los resultados neutros (sin asociación).

Por lo tanto, si la línea verde está muy alejada del centro al cruzar el eje de un grupo de alimentos, significa que la mayor parte de los estudios concluyen que su consumo se asocia a un menor riesgo de enfermedad. Cuanto más alejada esté del centro, más estudios habrá de ese tipo. Si, en cambio, es la línea roja la que está más alejada del centro al cruzar el eje del alimento, significa que su mayor consumo se asocia a un aumento del riesgo. Y si es la amarilla la más alejada, es por que los estudios mayoritariamente no encuentran ninguna relación.

Así que en el caso de la figura superior, los frutos secos, las legumbres, los cereales integrales y los vegetales son los grupos asociados mayoritariamente a un menor riesgo (la línea verde es la más alejada del centro al cruzarse con sus respectivos ejes ). La carne roja es la que tiene mayoritariamente resultados asociados con un riesgo mayor (la línea roja es la más alejada del centro). Y en el resto de alimentos, en general no se ha podido encontrar relación (línea amarilla es la más alejada del centro). Evidentemente, no solo es interesante analizar cuál es la línea más alejada, también les animo a estudiar cual es la posición de las otras dos.

Pues bien, ha llegado el momento de conocer los resultados de la correlación de cada grupo de alimentos con cada una de las enfermedades o patologías individuales, empezando por la obesidad. Son unos resultados más significativos e interesantes que el sumatorio de todas ellas. Recuerde, el verde representa menor riesgo, el rojo (discontinuo) mayor riesgo y el amarillo (discontinuo) sin asociación:



Obesidad





Enfermedad cardiovascular



Diabetes tipo 2



Cáncer


Si los gráficos no son su fuerte y prefiere ver los datos en una tabla, el estudio también incluye la siguiente, que resume todos los resultados:


Les recuerdo que aunque hablamos de revisiones sistemáticas y metaanálisis, se basan en estudios observacionales, así que hay que tener precaución a la hora de hacer interpretaciones de causalidad.

Pero, de cualquier forma, son muchos datos con los que se puede pasar un buen rato. Sobre todo si le gustan los números.

18 comentarios:

  1. Una pregunta que siempre me asalta al ver en la misma categoría carne roja y carnes procesadas: tiene las mismas propiedades y los mismos riesgos asociados el embutido o las salchichas envasadas y un filete de ternera, por poner un ejemplo..?

    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, normalmente los estudios epidemiológicos suelen separar las carnes procesadas de las rojas y las peor paradas suelen salir las procesadas, con bastante diferencia.

      Eliminar
  2. Muy interesante, aunque con un par de añadidos podría haberlo sido aún más.

    Sin duda que las carnes rojas y las carnes procesadas deberían ser categorías separadas (una agrupación común que siempre me hace sospechar sesgo en los investigadores).

    También echo en falta una categoría de cereales refinados (con lo que nos atiborramos a panes blancos y cereales de desayuno). Por cierto que en la primera página del estudio dicen algo que a mí me chirria: "Within plant foodgroups, grain products are more protective than fruits and vegetables" (Dentro de los grupos alimentarios vegetales, los granos son más protectores que las frutas y las verduras). No tengo acceso al estudio completo para confirmarlo, pero esta es una afirmación que me cuesta mucho creer.

    Y por último, una categoría de azucar añadido. La de bebidas azucaradas está bien pero la cosa queda algo incompleta.

    Una cosa más. ¿35 dólares por el pdf? A veces, mientras busco publicaciones científicas, tengo la impresión que tanto a autores como a editoriales les importa un higo la difusión del conocimiento, más bien lo contrario, que les gustaría mantener un "corralito" sólo para iniciados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El trabajo de la gente hay que pagarlo, ¿O a usted le gusta trabajar gratis?
      Son muchas horas de estudio y de gente que a su vez ha dedicado mucho tiempo a preparase.

      Eliminar
  3. ¿Estamos comiendo pollos tóxicos? Creo que algo de eso hablaban hace unos dias de unos pollos que volaban de eeuu a china y de vuelta o no se que... pero a todo esto.. que son "diary products"? ¿entiendo que la carne roja no procesada es mejor que el pollo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dairy productos (no diary) son lácteos

      Eliminar
  4. Me extraña ver los huevos y la relación con la diabetes tipo 2

    ResponderEliminar
  5. Me he quedado alucinado con la relación entre huevos y diabetes tipo 2. Si lo entendí bien dice que hay muchos estudios que indican que a más huevos más diabetes ¿esto es así? Creí haber leído por aquí (o en blog) que no había relación. Me empieza a bailar tanta información.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este artículo comenté los metaanálisis que hay sobre los huevos:
      http://loquedicelacienciaparadelgazar.blogspot.com/2013/06/huevos-nuevos-estudios-tres-meta.html#more

      Eliminar
  6. Al hilo del comentario que he hecho acabo de consultar la tabla numérica y dice que hay 1 referencia respecto a los huevos que la relaciona con diabetes tipo 2. Algo debe de estar mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si solo han incluido una y sale una relación positiva, pues 100%

      Eliminar
    2. Pues qué triste, ¿no?

      Eliminar
  7. Hola! ante todo quiero aclarar que soy omnívora; jamás he seguido una dieta con "nombre", y creo en buscar un camino libre de etiquetas e influencias marquetineras. Es por eso, entre otras cosas, que me gusta tanto este blog: Ofrece la evidencia cruda, sin "partidismo".
    Ahora bien, recordando la canción, "depende, de qué depende, de según cómo se mire, todo depende", estuve leyendo el libro del Dr. Greger, "How not to die". Desde mi punto de vista está embanderado con un extremismo vegano, y para él todo alimento animal "nos acorta la vida"; comes un huevo, te acorta la vida (yo como huevos todos los días!), comes un filete, te acorta la vida. Dice todo con un dramatismo excesivo para mi gusto, y no comparto el dogmatismo con el que transmite su punto de vista.
    Pero leyendo esta entrada del blog, y otras, sobre carnes, huevos, etc, no puedo más que preguntarme: Realmente, comer alimentos de origen animal, nos "acorta la vida"? O, dicho de otra forma, podríamos "vivir más" (o evitar ciertas enfermedades, lo cual podría ser analizable a vivir más), comiendo alimentos solo de origen vegetal (o casi! Déjame comer un huevo al día!)....
    Me gustaría saber tu opinión, Centinel. Gracias. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no. Cuando se ajustan el resto de variables (algo nada fácil de conseguir), la mortalidad entre vegetarianos y no vegetarianos parece que es parecida.
      http://ajcn.nutrition.org/content/early/2015/12/07/ajcn.115.119461

      Eliminar
    2. Excelente! Gracias.

      Eliminar
  8. Hola! Viendo el gráfico sobre obesidad me llamó la atención que la línea roja que pasa sobre el café estuviera punteada en vez de completa ¿Eso significa algo?
    Además, le quería preguntar si hay o no una relación entre el café y la obesidad, ya que generalmente tomo dos tazas por día y no sabía si era un hábito positivo o no. Le agradecería que me saque la duda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La linea punteada no tienen ningún significado especial. Y no hay evidencias de peso que relacionen café y obesidad.

      Eliminar