Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

24 dic. 2014

¿Es mejor tomar los lácteos desnatados?

Aunque ya he publicado unos cuantos posts sobre la leche y los lácteos desnatados y enteros, siguen haciéndome con cierta frecuencia la pregunta que he escrito en el título. Tiene su lógica, después de todo llevamos décadas escuchando incesantemente recomendaciones a favor de los productos desnatados. Y que han sido bastante persuasivas, porque que han conseguido convencer a la mayoría de la población, como muestra el siguiente gráfico - elaborado con datos del INE - en el que se aprecia cómo el consumo de la leche desnatada superó al de leche entera hace ya unos años:


La teoría ya la conocen: La leche entera contiene bastante grasa, una buena cantidad de ella saturada, y como la grasa saturada se suele asociar con mayores concentraciones de colesterol... no hace falta que siga, ¿verdad? Bien, como digo esta es la teoría, pero ¿qué dice la práctica? Tras muchos años de hipótesis sobre el tema, ya hay ensayos clínicos y estudios que puedan aportar más luz al respecto, que nos permitirán saber si hay pruebas tangibles que las confirmen.

Para conocer la evidencia científica existente sobre la relación entre las dolencias y enfermedades crónicas y los lácteos (o la leche) en sus dos versiones, enteros y desnatados, lo mejor es recurrir a las revisiones más rigurosas y recientes sobre el tema y que hayan incluido estas dos modalidades del alimento. Y lo ideal sería priorizar metaanálisis de estudios de intervención, seguidos por metaanálisis de estudios observacionales.

Tras una búsqueda en las bases de datos habituales, a fecha de hoy existen cinco revisiones que cumplan estas características. Un metaanálisis de estudios de intervención y cuatro metaanálisis de estudios observacionales:
Analizando y sintetizando sus conclusiones, he elaborado la siguiente tabla, intentando hacer una especie de super-resumen de las diferencias existentes entre los lácteos enteros y los desnatados en relación a diversos indicadores de salud y enfermedades, indicando qué versión consigue mejores resultados en los metaanálisis correspondientes.

Aquí la tienen:


Como pueden observar, la mayor parte de los estudios o no encuentran diferencias entre ambos tipos de lácteos o llegan a mejores resultados cuando se toman enteros. Y en la única enfermedad en la que los lácteos desnatados obtienen mejores resultados - el cáncer de mama - es más por mérito de los desnatados que por demérito de los enteros, ya que éstos últimos tampoco presentan un aumento de riesgo de sufrir dicha enfermedad. De cualquier forma, conviene destacar que, en todos los casos, las diferencias son muy pequeñas.

Bien, usted podría pensar que quizás todavía no se hayan hecho demasiadas comparaciones mediante metaanálisis, y que aunque  en algunos casos el consumo de lácteos enteros sea mejor que el de desnatados, su elevada cantidad de grasas saturadas es probable que sea perjudicial para la salud. Es decir, que habría que limitar su consumo. ¡Tantos años de recomendaciones en este sentido no pueden estar equivocadas!

Pues bien, como comenté en este post anterior, la revisión "The relationship between high-fat dairy consumption and obesity, cardiovascular, and metabolic disease" (2013) hizo un detallado análisis de la evidencia existente sobre la relación entre el consumo de lácteos con toda su grasa y las enfermedades metabólicas, cardiovasculares y la obesidad. Y no encontró ningún indicio de que pudieran aumentar el riesgo de ninguna de ellas.

Debo aclararles que todos estos datos están centrados en jóvenes y adultos, pero no hay grandes diferencias en lo que respecta a los niños. Como expliqué detalladamente en este artículo anterior, no existen pruebas de que sea más saludable que los más pequeños tomen lácteos desnatados. Algo que confirmaron poco después los primeros espadas de la nutrición de la universidad de Harvard, en su artículo "Three Daily Servings of Reduced-Fat Milk. An Evidence-Based Recommendation?" (2013).

En definitiva, en mi opinión la respuesta a la pregunta del título del post "¿es mejor tomar los lácteos desnatados?" es la siguiente: "No hay pruebas de ello". Al menos por el momento.

Y conviene recordar que a la industria (que también es la que financia la mayor parte de los estudios) le vendría bien que las hubiera, porque con la grasa que extrae de la leche fabrica otros productos muy rentables.

16 comentarios:

  1. La ultima frase es la que confirma muchas de las cosas, ya que si algo interesa a la industria es que se consuman lácteos desnatados, pues con esa grasa hace desde nata a mantequilla y todos las combinaciones que esto produce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. estoy contigo en eso.El negocio mueve montañas y estadísticas .
      Soy médico de familia

      Eliminar
  2. Excelentes post, se te lee con placer. Felices fiestas y Próspero año 2015

    ResponderEliminar
  3. ¡Felices Fiestas Luis!

    Y que tengas mucha salud en el 2015.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Vicente! ¡Igualmente y que pases unos felices días con los tuyos!

      Eliminar
  4. Hola!
    Gracias por la entrada, siempre tan interesante!

    Por otro lado, desconozco porque el metaanalisis sobre riesgo cardiovascular en estudios de intervención, no ha incluido estos 2 estudios, que vienen a indicar un menor riesgo cardiovascular con leche desnatada:

    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22907079
    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/8116537

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo sé con seguridad, pero veo que el primero que enlazas duró solo 2 semanas y en el metaanálisis todos duran más de 4 semanas. Y el segundo que enlazas se hizo con 8 sujetos, un número muy escaso para tenerlo en cuenta en cualquier tipo de estudio (y también muy inferior a todo los que ellos eligieron, entre 16 y 198 personas)

      Eliminar
    2. Debe ser muy bien lo que dices, tema de duracion y numero de individuos. El criterio de inclusion aunque logico, es algo a tener en cuenta a la hora de valorar los resultados de un metaanalisis. Un saludo!

      Eliminar
  5. yo tomo leche de cabra semi. creo que es la mejor elección aunque algo tarde, no se. 52 años ya jeje. felices fiestas y prospero año nuevo.

    ResponderEliminar
  6. Lo que mas me llama la atención es lo de menor peso con leche entera ¿Como es posible? Una cosa es que no influya mucho pero que sea menor es extraño

    ResponderEliminar
  7. Una cosa de la que no se ha hablado en este blog sobre los lacteos que yo sepa es la influencia de los quesos curados en la salud. Existe una cierta opinión que son peores que otros lacteos ¿Puedes decir algo?

    ResponderEliminar
  8. Hola Centinel!

    Me acaban de compartir esto:
    http://senderosaludable.net/la-leche-de-vaca-es-para-las-vacas-no-para-los-humanos/
    (la página no me es de fiar y menos por un titulo como ese)

    He buscado el estudio original:
    http://www.bmj.com/content/349/bmj.g6015

    De nutrición cojeo bastante y a ver si tienes alguna opinión al respecto ;).

    A primera vista me ha parecido correlación (hubiera molado compararla con población oriental).
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Correlación a mogollón. Y falacias a troche y moche en ese artículo. Con esa lógica, la carne de vacuno es solo para los leones y las manzanas para los gusanos.

      Eliminar
    2. Hola Luis; no entiendo la relación que haces entre lacteos y cáncer de próstata. En el artículo al que haces referencia dice claramente que la alta ingesta de productos lácteos puede aumentar el riesgo de cáncer de próstata.
      Un saludo y sigue aadelante

      Eliminar
    3. En ese estudio, en los lácteos de los que se dispone datos de su versión entera o desnatada, salen peor parados los desnatados (mayor riesgo).

      Eliminar