Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

19 dic. 2014

Estudio Anibes: ¿es cierto que el sedentarismo es el principal responsable del sobrepeso?

Ayer tuvimos un nuevo bombardeo de titulares en torno a un estudio sobre alimentación. Todos los grandes medios se hicieron eco de la supuesta noticia, como pueden comprobar en los siguientes enlaces:
Por lo visto, los responsables han decidido difundir a bombo y platillo los resultados, pero sorprendentemente el documento completo no esta disponible (y no se ha facilitado ninguna razón para ello). Lo más directamente relacionado, la nota de prensa que se ha mandado a los medios, se puede descargar desde este enlace , en la web del estudio. Como podrán comprobar, los diarios prácticamente se han limitado a copiar-pegar el contenido de la misma.



A modo de resumen, podríamos decir que las conclusiones principales que se han difundido son las siguientes:

Primero: Como en el estudio se concluye que la gente ingiere menos calorías de las esperadas, se deduce que la obesidad tiene que ser culpa sobre todo del sedentarismo. Este ha sido el titular principal.

Segundo: La dieta de los españoles es en general desequilibrada, porque se comen pocos carbohidratos y demasiadas proteínas y grasas  (41,5% de la energía a partir de carbohidratos, 38% de las grasas y 17% de las proteínas), comparándola con las recomendaciones de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria - EFSA

¿Están justificados todos esos titulares? ¿Es este estudio un bombazo informativo merecedor de tanta difusión?

Permítanme aportarles unas cuantas reflexiones para que ustedes mismos puedan juzgarlo.

Uno: Desde el punto de vista la evidencia científica, es un estudio de muy baja categoría. Hasta el momento no se ha publicado en ninguna revista científica con revisión por pares. Además, es un trabajo del tipo "observacional", es decir, busca correlaciones entre variables; de los que menos peso tienen como evidencia. Y como se explica en este artículo, no es nada riguroso deducir causalidades basándose en un estudio de este tipo y menos causalidades planteadas de una forma tan poco habitual como "el sedentarismo es más culpable de la obesidad que la dieta". Por otro lado, se ha realizado sobre una muestra de unas 2000 personas, una cantidad de sujetos muy inferior a la que se suele utilizar en los estudios recientes de este tipo, que suelen incluir decenas e incluso cientos de miles de personas.

Dos: Quizás comamos algo menos que hace unos años, no lo sé, pero el estudio concluye que la ingesta media de calorías en hombres es de unas 1800 kcal diarias. Sin duda, este es un resultado imposible de creer. ¡Nos colocaría por debajo de las recomendaciones normales de la EFSA y tendríamos que hacer campaña para que a gente comiera más! Con un valor tan bajo, la dieta directamente no tendría ninguna "culpa" de la obesidad. Quien haya hecho alguna vez dieta contando calorías sabrá que 1800 kilocalorías dan para bastante poca comida. Para que se haga una idea, es un valor muy cercano al metabolismo basal, la energía que consume el cuerpo en reposo absoluto. Probablemente este resultado sea consecuencia de la metodología utilizada: en este tipo de estudios, son los propios pacientes los que van informando de lo que comen, así que es bastante probable que se hayan producido errores importantes, un fenómeno que se ha comprobado que ocurre con frecuencia:
Hay que destacar que en este caso, como explican en el documento informativo - que parece diseñado para niños, todo sea dicho - para la recogida de datos se han utilizado tablets, cámaras y teléfonos, lo cual no sé si puede haber influido en el resultado. ¿Se ha testado la validez de ese método? Pues no lo sabremos hasta que se publique el documento completo, pero cualquier nuevo sistema de captación de datos debe probarse antes de ser utilizado en un ensayo.

Además, si la metodología de recogida de datos utilizada ha sido diferente a la de años anteriores, como parece que ha ocurrido, las comparaciones y los análisis de tendencias tienen bastante poca validez.

Tres: Hacer ejercicio es fundamental para mantener una buena salud, eso es indiscutible. Pero si realmente el factor determinante de la obesidad fuera el sedentarismo, el ejercicio sería la forma más eficaz de conseguir que  la gente perdiera peso. Sin embargo, el metaanálisis más reciente sobre el tema, "Impact of long-term lifestyle programmes on weight loss and cardiovascular risk factors in overweight/obese participants: a systematic review and network meta-analysis", concluye precisamente lo contrario: el ejercicio por sí solo es menos eficaz que la dieta por sí sola. Por otro lado, hay una buena cantidad de revisiones sistemáticas que concluyen que con intervenciones que solo incluyen ejercicio, prácticamente no se consiguen resultados de pérdida de peso. Aquí tiene unos ejemplos:
Cuatro: La nota de prensa incluye una de las contradicciones más habituales cuando se habla de obesidad: afirmar por un lado que es un fenómeno complejo y por otro sugerir una solución absurdamente obvia y que lleva décadas repitiéndose, pero sin funcionar: comer menos y moverse más. Las explicaciones que incluye sobre el balance energético para conciliar ambos mensajes son bastante confusas, por decirlo suavemente.

Cinco: Respecto al supuesto desequilibrio de la dieta, como yo mismo expliqué en este artículo y en este otro, y también el dietista-nutricionista Aitor Sánchez cuenta en este vídeo, no hay evidencia científica para seguir manteniendo el concepto de "dieta equilibrada" basándose en "porcentajes ideales" de cada macronutriente (carbohidratos, proteínas y grasas). En este sentido, la nota de prensa cita las recomendaciones de la EFSA, pero obvia información complementaria importante al respecto. Lo ilustro con un ejemplo: Es cierto que la EFSA recomienda un rango de carbohidratos de 45 a 60%, pero en el documento original (pag 37), en el mismo apartado, se incluye este párrafo: " The Panel considers that there is insufficient scientific basis for setting a Lower Threshold Intake (LTI), a Population Reference Intake (PRI), an Adequate Intake (AI) or a Tolerable Upper Intake Level (UL) for total carbohydrates"; que traducido libremente sería algo así como "El panel de expertos considera que no hay suficiente base científica para fijar un límite de ingesta mínimo, un valor de ingesta de referencia, un valor adecuado de ingesta o un valor máximo tolerable para los carbohidratos. ". Vamos que, no hay evidencias. Y lo mismo ocurre con el límite máximo de proteínas y grasas en sus respectivos documentos.

Seis: La nota incluye una extraña figura, que divide los alimentos en dos grupos e indica que uno de ellos aporta la mayor parte de la energía, el 85% y el otro el 15%:


He sido incapaz de deducir el criterio que se ha utilizado para hacer estos grupos. Ni de encontrar una utilidad real de esta incoherente representación. Es curioso que buena parte de alimentos muy procesados (pero no todos) estén a la derecha, mezclados con el agua o las infusiones. ¿Acaso pretende transmitir que los alimentos de la derecha aportan menos energía que los de la izquierda? ¿Y qué? ¡Se podrían hacer infinitas agrupaciones de ese tipo! ¿Acaso hay algún interés espurio para representarlo así?

Siete: Hace tan solo unos días se publicó en BMJ el interesante estudio "The association between exaggeration in health related science news and academic press releases: retrospective observational study", en el que se estudiaban las múltiples exageraciones de los medios de comunicación en noticias sobre salud y se analizaba el origen de las mismas. Y se concluía que habitualmente "el culpable" de la desinformación no es el medio de comunicación (que suele limitarse a copiar los textos), ni tampoco los científicos (que suelen ser bastante prudentes), sino el que lanza la nota de prensa: la agencia de marketing, la asociación de turno, el gabinete de prensa o el intermediario de comunicación. En este caso, leyendo la nota, es evidente que se confirma dicha situación. Y yo me pregunto: ¿quién o quiénes la habrán escrito en este caso?

Ocho: El estudio ha sido financiado por Coca Cola. Como habrán podido apreciar, cuando el consenso contra las bebidas azucaradas es más sólido que nunca, las últimas campañas de esta empresa se centran en resaltar la importancia del ejercicio para prevenir la obesidad, hasta el punto de crear iniciativas como el "Global Energy Balance Network", una especie de grupo de cientñifcos que investigan con ese enfoque. Exactamente el mismo mensaje que se ha transmitido en todos los titulares y la nota de prensa, con ese embrollado argumentario en torno a la importancia del equilibro energético, como si se tratara de un descubrimiento de última generación.

Lo dicho, dejo en su mano que valore la utilidad e interés de estos titulares. E incluso la del estudio, aunque todavía no hayamos podido leerlo.

Actualización

Finalmente en junio de 2015 se ha publicado el estudio "Energy Intake, Profile, and Dietary Sources in the Spanish Population: Findings of the ANIBES Study". Y, como suele ser habitual, de los titulares que se publicaron al texto final de los científicos, hay un trecho, como explico en este post.

10 comentarios:

  1. Precisamente ayer me dijeron en el médico que como MUY mal, de ahí que esté gorda. El error de mi alimentación: que no tomo suficientes carbohidratos.
    Estoy embarazada y ya venía gorda de origen. Yo habría preferido estar en mi peso ideal, qué le vamos a hacer, pero he estado gorda toda mi vida (y eso sí que lo achaco al desequilibrio de mi dieta en el pasado: fritos, precocinados, pan en todas las comidas, bollería... lo que es habitual es muchas de las familias españolas).

    Llevo dos años pasando de dietas y centrandome en hacer las cosas bien: voy al gimnasio, como tan limpio como puedo (fruta, verdura, carne, pescado...) y he eliminado de mis comidas tantos azucares y cereales como me ha sido posible. Pensaba que ahora sí estaba haciéndolo bien, hasta que ayer me dijeron que no, que la culpa de que lleve treinta años gorda son los dos años que llevo limitando los hidratos. ¡He visto la luz!
    Así que me han dado una dieta de 1800 calorías en la que tengo hidratos en TODAS las comidas. Y son ocho comidas al día, eh? Que a mí no me salen las cuentas, porque dudo que con tanto biscote no nos pasemos de las 1800, pero a saber. Yo no soy médico.

    No voy a añadir tantos cereales a mi dieta porque no lo veo en absoluto lógico, pero conociendo mi cuerpo habría sido gracioso seguirla al pie de la letra y aparecer el mes que viene con diez kilos más. Claro que en ese caso el médico habría pensado que me he pasado el día en el sofá comiendo donuts y tan contento.

    Está claro que debe haber errores en mi dieta, aunque posiblemente ahora mismo no sea tanto un problema de calidad como de cantidad. Pero tengo claro que no es tan fácil como "comer de todo y mover el culo del sofá".
    Además, es humillante que por estar gorda se me presuponga que llevo una mala vida.
    Estoy embarazada, no tomo dulces, ni fritos, ni comida basura, ni refrescos, no fumo, no bebo y hago ejercicio. Mi hermana estando embarazada comió todo lo que se le antojó, fumaba y era super sedentaria. Pero ella estaba delgada y yo estoy gorda, así que a mí me están dando bien el coñazo y a ella jamás le dijeron nada.
    Bueno, pues vale, qué remedio.

    ResponderEliminar
  2. El sedentarismo es lo que genera las enfermedades, en realidad lo que se vende en comercios no cumple requisitos mínimos alimentarios... la gente que esta gorda por motivos que son de comportamiento es porque se hinchan de mierdas y dulces...

    ResponderEliminar
  3. Me encanta que incluyan el agua como aportación a la ingesta energética diaria. Vaya panfleto, no?

    ResponderEliminar
  4. Me encanta este blog porque tira abajo muchos mitos sobre la obesidad, sin embargo, aún estando de acuerdo en que es un problema complejo para aplicar la solución fácil de "menos platos y más zapatos", como me dijo a mi una vez un médico, en occidente tenemos tantos problemas de obesidad. Intentamos buscar un gen, una partícula o algo, pero me temo que está más relacionado con el bienestar de las personas. En otro artículo hablas de masticar más reduce la ingesta, eso significa que la gente debería tener un buen rato para comer, relajada, sin problemas, muy lejo de la realidad. La comida es el ansiolítico natural, se usa en muchos laboratorios con animales. En el ser humano nos han condicionado igual que a esas ratas, ante una situación de estrés lo que esperamos es una bolita de comida o como no podemos hacer otra cosa, vamos al comedero -frigorífico-. Sin esta pata: el bienestar emocional, los avances contra la obesidad no van a llegar, es más, mi experiencia me dice que si la persona no está en sus mejores momentos es muy difícil hacer y mantener una dieta saludable y animarse a hacer ejercicio.

    ResponderEliminar
  5. A primera vista yo pensé lo mismo. ¿1820 kcal/dia para un adulto? Eso no hay quien se lo trague.

    Pero después me puse a hacer algunos números y parece que no es tan descabellado.

    Según los últimos datos del INE (aunque vaya "últimos", tienen una década de antiguedad), la talla y peso medio de los españoles de 15 o más años es, 1,72m/77kg los hombres, y 1,61m/64kg las mujeres.

    Aplicando la fórmula de Harris-Benedict actualizada sale que el metabolismo basal correspondiente es de 1650 kcal/dia para hombres y 1285 kcal/dia para mujeres.

    Según el extracto del ANIBES, en los intervalos de edad 18-64 y 65-75 los españoles ingerimos 1978 y 1758 kcal/dia los hombres, y 1657 y 1466 kcal/dia las mujeres.

    Combinando estas estas 4 cifras con el dato de la población española en los intervalos de edad 15-65 y 65-75, sale unas medias ponderadas de 1950 kcal/dia para hombres y 1630 kcal/dia para mujeres (aproximadamente).

    Resumiendo:

    Hombres, ingesta media en el intervalo 18-75 años (ANIBES+INE): 1950 kcal/dia
    Hombres, metabolismo basal según peso, altura y edad (H-B+INE): 1650 kcal/dia (300 de diferencia).

    Mujeres, ingesta media en el intervalo 18-75 años (ANIBES+INE): 1630 kcal/dia
    Mujeres, metabolismo basal según peso, altura y edad (H-B+INE): 1285 kcal/dia (345 de diferencia).

    Con 300 a 345 kcal/dia no es que dé para mucho ejercicio, pero si la persona es del tipo "couch potato", que dicen los americanos, llega. Eso sí, cero moverse.

    Estos datos son solo aproximados pero apuntan a que las cifras de este estudio (si es que se le puede calificar así) no son tan implausibles como indica la intuición.

    ¿De verdad los españoles hacemos tan poco ejercicio? ¿La enorme mayoría? Me cuesta creerlo.

    ResponderEliminar
  6. Mi lectura fue mucho más simple. 1-Me da la sensación de que el estudio analiza la reducción de calorías que se ha producido en la sociedad española. 2-Sabemos que somos más sedentarios. Por tanto, el científico (o alguien) se permite el lujo de establecer una conclusión muy razonable pero poco científica (razonable pero posiblemente falsa, como la relación entre comer colesterol y tenerlo en sangre), y decir que lo uno lleva a lo otro. 3-Todos sabemos que los carbohidratos son buenos y las grasas son malas (hablo en Ironía, claro). Así, de un estudio que sólo analiza el punto "1"; que comemos menos, sacamos dos conclusiones que no salen del estudio, sino de la ciencia infusa: "Estamos gordos porque somos más sedentarios y porque comemos pocos carbohidratos". Evidentemente está segunda parte no está publicada ni se publicará en ninguna revista científica seria, no creo que permitan sacar conclusiones más allá de lo investigado.

    ResponderEliminar
  7. Lo que parece claro y todo el mundo obvia es que bajar kilos implica sacrificios, evidentemente me refiero a esas personas que por su naturaleza no son delgadas. Comer bien, hacer ejercicio y descansar esas son las tres patas básicas para que funcione
    Para comer bien recomiendo encarecidamente el libro "lo que dice la ciencia para adelgazar" es a mi modo de ver el mejor libro que puedas tener para que comas bien
    En cuanto al ejercicio debe combinarse ejercicios aeróbicos y anaeróbicos de manera coherente, un mínimo de tres días a la semana, repito lo de mínimo, porque para mí lo ideal son 5 días. Cada sesión podría ir de unos 40 minutos a hora y cuarto
    El descanso siempre lo dejamos al margen pero si por problemas de stress no puede dormir o relajarte, influirá negativamente en lo anterior, haciendo casi imposible la consecución de objetivos

    Está claro que no es fácil ni que decir la manida pero errónea frase "el que está gordo es porque quiere". Pero se puede conseguir
    Y eso de contar calorías es uno de los principales mitos que derriba el libro del autor de este mismo blog. Que cuente calorías quien quiera pero yo no se lo aconsejo a mis clientes, al principio no lo entienden, pero los resultados no dejan de darme la razón.
    Por cierto soy entrenador personal y por ello hablo desde la experiencia, conmigo y con mis clientes

    ResponderEliminar
  8. Ha salido otro estudio de Cambridge con el mismo titular: http://elpais.com/elpais/2015/01/14/ciencia/1421259028_671861.html

    ¿Has tenido ocasión de echarle un ojo? No parece que sea tan desastroso como este por lo que se lee en la prensa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, le he echado un vistazo. El enfoque es diferente,no relaciona sedentarismo con obesidad, sino sedentarismo con mortalidad. Es bastante más voluminoso que Anibes, pero no deja de ser un estudio observacional, que probablemente esté influenciado por variables de confusión. De cualquier forma, hay bastante consenso respecto a sus conclusiones creo que nadie pone en duda que el ejercicio físico es un factor fundamental para alargar los años y la calidad de vida.
      Saludos y gracias por el enlace.

      Eliminar
  9. Yoni Freedhoff acaba de poner en Youtube el video de una conferencia que dio para la Physical and Health Education Canada (asociación fundada hace 80 años dedicada a promover la actividad física, formada mayormente por gente del mundo educativo).

    La tesis de la conferencia está muy bien resumida en su título: "Rebranding Exercise: Why Exercise is the World’s Best Drug, Just Not a Weight Loss Drug"

    Traducido libremente: Reclasificar el ejercicio: Porqué el ejercicio es la mejor medicina del mundo, sólo que no para adelgazar.

    O sea, lo opuesto a lo sugerido por Anibes.

    Enlace al video: https://www.youtube.com/watch?v=x7FK8noIc5I

    Enlace al post con los links a todos los estudios que se mencionan: http://www.weightymatters.ca/2015/05/rebranding-exercise-my-keynote-address.html

    Sólo un detalle chungo, es en inglés (aunque la dicción de Freedhoff es bastante clara y los subtítulos automáticos en inglés funcionan bastante mejor de lo habitual).

    Muy, muy recomendable.

    ResponderEliminar