Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

5 ene. 2015

Ingesta de huevos en pacientes con enfermedad coronaria

Aunque poco a poco el huevo vuelve a nuestras mesas y recupera su posición como alimento valioso y nutritivo, todavía es habitual que a personas que sufren enfermedades relacionadas con la salud cardiovascular se les siga aconsejando que minimicen su consumo. En algunos casos incluso que prácticamente lo eliminen de su dieta, como suele ocurrir a veces con pacientes que han sufrido enfermedad cardiovascular, en los que la prudencia puede empujar a los profesionales sanitarios a ser bastante restrictivos.

Hasta la fecha la mayor parte de los estudios sobre la relación entre el consumo de huevos y la enfermedad cardiovascular se han centrado en personas sanas, así que es de agradecer que recientemente se haya publicado uno sobre personas con enfermedad coronaria. Se trata de "Effects of egg ingestion on endothelial function in adults with coronary artery disease: A randomized, controlled, crossover trial" (2014), publicado en American Heart Journal, un ensayo en el que los expertos suministraron durante seis semanas diferentes tipos de desayuno a pacientes de esta naturaleza, incluyendo o no huevos (hasta dos al día) y analizando diversos indicadores relacionados con su salud cardiovascular y con su patología: Colesterol, dilatación arterial, presión arterial y peso corporal.



Y estas fueron sus conclusiones:

"No se encontraron pruebas de efectos adversos en un periodo de 6 semanas para la ingesta diaria de huevos sobre cualquier factor de riesgo cardíaco en adultos con enfermedad coronaria".

En la primera publicación del estudio, realizada en 2013, los autores incluso redactaron una conclusión algo más "comprometida".

"Nuestros resultados y el conjunto de pruebas, argumentan en contra de la exclusión de los huevos de las dietas cardiosaludables, incluso entre aquellos con enfermedad coronaria confirmada."

Parece que siguen sin encontrarse pruebas en contra de los huevos. Y si no hay pruebas y tampoco indicios, quizás no tenga demasiado sentido un exceso de prudencia, ni siquiera en enfermos de con este tipo de patologías.

10 comentarios:

  1. Bueno, esto está un poco cogidillo por los pelos eeehh
    Que solo 32 personas y solo 6 semanas, teniendo en cuenta que el 90% toman estatinas y el control es un desayuno alto en carbohidratos. Todo esto sin medir la ingesta previa de huevos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena puntualización, Carlos, gracias.

      Eliminar
    2. Bueno, como todos los ensayos, sus condiciones lo limitan, pero es el perfil habitual de las personas de enfermedad cardíaca: toman medicación y desayuno rico en carbohidratos. Es cierto que no es un estudio muy largo, pero si no se encuentran problemas... ¿o acaso hay algún otro estudio que sugiera problemas?

      Eliminar
    3. Está claro anónimo. Pero la calidad del estudio no permite sacar conclusiones de él. Simplemente se puede utilizar como generador de hipótesis

      Eliminar
  2. Y digo yo. Si las pautas dietéticas son tan poco claras que los expertos en nutrición (y aún más los no expertos) parecen estar divididos en facciones respecto a lo que es o no bueno comer, ¿no será que la dieta ideal varía sustancialmente de una persona a otra?

    ¿Por qué nadie parece ser partidario del estudio personalizado?

    ¿Por qué no probar?. Come huevos, o carne roja, o pan, o hasta azúcar si te da por ahí, y monitoriza periodicamente cómo afectan a tu peso, tu apetito, el estado de tus arterias, tus marcadores sanguíneos, y encuentra TU dieta.

    ¿Caro? ¿Cuanto más caro sale tener un infarto, o diabetes tipo II, o un ictus, o una intolerancia no detectada, o simplemente pasar el calvario diario de no poder comer lo que deseas (y sin saber si de verdad es necesario)?

    Yo ya empecé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo no creo que sean tan poco claras, cada día son más correctas y adecuadas. Lo que pasa es que muchas de las que se han dado en el pasado estaban basadas en mala ciencia o hipótesis sin demostrar. O incluso intereses económicos de terceros.

      Eliminar
    2. ¿Como cuál?

      Una de las pocas cosas que las investigaciones parecen estar dejando claras, es que deberíamos evitar la sacarosa/sucrosa (azucar de mesa), y ni siquiera en eso hay un consenso general.

      Ayer mismo veía un programa de tv en el que un médico y un dietista afirmaban que el "azúcar" (no me gusta este término, demasiado ambiguo) es "imprescindible" para la vida, y que lo único que debemos hacer es tomarlo "con moderación".

      Eliminar
    3. Puedes encontrar las respuestas leyendo unos cuantos artículos de este mismo blog, suele ser una buena idea leer algo de los contenidos de una web antes de escribir comentarios en ella.
      Y eso de que el azúcar es imprescindible para la vida es una manipulación informativa que suelen repetir una y otra vez los representantes de la industria del azúcar (que tienen un par de "sanitarios residentes" que llevan a los medios de comunicación), que supongo que será a quienes has visto. En este blog también hay unos cuantos artículos sobre el tema.
      http://loquedicelacienciaparadelgazar.blogspot.com/search/label/Az%C3%BAcar

      Eliminar
  3. Creo que la glucosa, no el azúcar, es imprescindible para muchas funciones metabólicas... Ahora estamos en un momento de grandes cambios en la alimentación, pues lo que conocíamos y llevan machacando durante años, se ha visto que no es totalmente correcto: ahora huevos enteros sí, antes sólo las claras; ahora frutos secos sí, antes eran un horror. Las evidencias son que hay más personas obesas, así que hay que pensar que algo no se está haciendo bien. Sí creo que los azúcares influyen, pero son necesarios ya que los tenemos en frutas y verduras. Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Vaya, parece que mi comentario de esta mañana no salió correctamente por algún motivo.

    Ok, respondo de nuevo.

    @Anónimo:

    Siento era mi intención molestar a nadie.

    Alguna gente reacciona mal a que se ponga en duda una de sus creencias. La simple sugerencia de que no todo el mundo está de acuerdo con él le puede causar ansiedad. ¿Es eso?

    De nuevo, mis disculpas, no era mi intención.

    En todo caso, y para que nos entendamos, sigo a Centinel desde hace años (y a bastantes más del mundo de la nutrición). No creo que sean muchos los posts suyos que se me hayan pasado, y aún así me reitero en lo que dije antes:

    No existe consenso científico sobre la dieta ideal del ser humano.

    No veo por qué esto debería molestar a nadie pero, en mi opinión, es lo que hay ... al menos de momento, y es muy de agradecer la tarea que hace gente como Centinel, tratando de separar el grano de la paja (que en nutrición la hay, vaya si la hay), cuando otros solo quieren vendernos un libro, o su filosofía de vida favorita.

    Y por último, no recuerdo quien dijo: "La certeza absoluta es enemiga de la verdad". En mi opinión tenía toda la razón.


    PD: Me cambio en nick de Carlos a CarlosM para evitar la confusión con el autor del primer comentario de este post.

    ResponderEliminar