Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

13 oct. 2016

Cerveza, estudios, salud... y preguntas a Manuel Castillo

No sé si estarán enterados, pero estos días ha habido bastante movimiento en torno a los estudios científicos relacionados con la cerveza y la salud. La razón ha sido la publicación por parte del periodista Antonio Martinez Ron de un artículo titulado "La gran mentira de la cerveza saludable" (que les recomiendo encarecidamente leer). En dicho artículo se ponen sobre la mesa situaciones relacionadas con el posible conflicto de intereses de los científicos que publican estudios con resultados favorables para la cerveza. Debo añadir que durante su investigación Antonio me consultó sobre el tema, en concreto sobre un ensayo relacionado con la hidratación de la cerveza y yo le di mi opinión, que trasladó literalmente a su artículo con las siguientes frases:

"Con el diseño del estudio, la conclusión real sería "beber una o dos cañas antes de un litro de agua tras hacer ejercicio no afecta negativamente a la hidratación".

"Los discutibles beneficios que pueda tener en cantidades pequeñas y periodos temporales cortos deberían ser secundarios (...)se quedan solo con una parte de la foto, la que les interesa, pero no nos cuentan que esa foto tan bonita forma parte de un paisaje bastante feo"

Pues bien, parece que al científico responsable del estudio que vertebra el artículo, Manuel Castillo, no le ha gustado demasiado su enfoque, así que ha decidido exponer su propio punto de vista sobre el tema, tanto en los comentarios del post como en su propia web. Algo que siempre es de agradecer, ya que los científicos no suelen utilizar este tipo de mecanismos de comunicación para dar a conocer sus opiniones. Les invito a leer ambos textos, el de Antonio y el de Manuel Castillo, ya que siempre es importante conocer todas las perspectivas sobre un tema.

Yo lo he hecho y tras su lectura he decidido hacerle unas cuantas preguntas al investigador, así que allá van:



1. ¿Realmente cree que es más preocupante correr que beber cerveza?

El señor Castillo, supongo que para ilustrar que todo tiene ventajas e inconvenientes, utiliza la siguiente frase:

"Me preocupan más las consecuencias de correr que las consecuencias de beberse una o dos cervezas".

¿Sus preocupaciones están justificadas con datos?  Veamos algunos números:
  • Mortalidad anual atribuible al consumo de alcohol : 3,3 millones en el mundo (Fuente OMS), unas 7.000 en España (fuente Ministerio Sanidad). 
  • Beneficios: Según los estudios más recientes, ninguno, ni siquiera los bebedores moderados (fuente)
  • Mortalidad anual atribuible al ejercicio: 200 en España (fuente)
  • Beneficios: Probablemente se podrían evitar gran parte de las 50.000 muertes atribuidas al sedentarismo en España (fuente CEBR)
Reconozco que los datos no son muy precisos y se basan en algunas hipótesis (como que el ejercicio evitaría todas las muertes por sedentarismo), pero sirven para hacernos una idea aproximada del balance riesgo-beneficio de ambos factores desde un punto de vista epidemiológico. Lo resumo:
  • Alcohol: 7000 muertes provocadas, 0 evitadas
  • Ejercicio: 200 provocadas, 50.000 evitadas
Quizás el señor Castillo pueda alegar que él no hablaba de ejercicio ni de alcohol en general, ya que cita la actividad de correr y la cerveza en particular. Evidentemente, la dimensión de los números en ese caso se reduciría de forma proporcional, pero no hay razones para pensar que el balance cambiaría demasiado. Hay estudios que muestran que el correr también es beneficioso para la salud (fuente), incluso haciéndolo muy intensamente (fuente). 


2. ¿Es razonable defender el consumo de sustancias adictivas o dañinas "si se hace con moderación"? 

El señor castillo insiste en la idea de que la clave está en la moderación y apela en varias ocasiones a la responsabilidad de cada uno y a la capacidad de control, con estas frases:

"El que no quiera, no pueda o no sepa tomarse una copa de vino o una caña de cerveza con la comida que no se la tome pero que no nos amenace a los demás que sí sabemos y podemos"

 "Por suerte para la humanidad esto sólo afecta a una mínima parte de los que consumen alcohol, y prácticamente a nadie de los que lo consumen de manera juiciosa, en cantidad moderada y con la comida"

Pero hay que recordar que hablamos de una bebida alcohólica, que es algo considerado adictivo y dañino. Este tipo de sustancias siempre se empiezan consumiendo con moderación pero en algunos casos, al ser adictivas,  generan dependencia y una gran cantidad de daños.

¿Le parecería bien al señor Castillo utilizar argumentos similares en otras situaciones?  Hagamos una prueba, cambiando la cerveza por otras sustancias también adictivas y poco saludables:

"El que no quiera, no pueda o no sepa fumarse un cigarrillo con la comida que no se lo fume pero que no nos amenace a los demás que sí sabemos y podemos"

 "Por suerte para la humanidad, el consumo excesivo de marihuana sólo afecta a una mínima parte de los que la consumen, y prácticamente a nadie de los que la consumen de manera juiciosa, en cantidad moderada y con los amigos"

¿Qué tal le suenan, viniendo de boca de un científico del ámbito sanitario?

Hagamos una prueba más, en este caso con otro hábito no relacionado con la alimentación, la recomendación de llevar el cinturón de seguridad al conducir:

"Por suerte para la humanidad los heridos por no llevar cinturón solo son una mínima parte de los que conducen, y prácticamente ninguno de los que lo conducen de manera juiciosa, a velocidad moderada y para desplazarse al trabajo"

¿Se atrevería el señor Castillo a repetir esas dos frases respecto a las bebidas alcohólicas ante un comité de expertos formado por especialistas en adicciones?

3. ¿Cuál es la utilidad real de este tipo de estudios? 

El señor Castillo cuenta en el artículo que la razón principal de abordar su estudio fue la curiosidad personal. Él quería saber si el tomar una o dos cañas después de correr podía afectar negativamente a su hidratación. Tengo que confesar que le entiendo perfectamente, a mí también me encantaría hacer ensayos para aclarar los cientos de dudas que tengo de ese tipo.

Pero lo que deberíamos preguntarnos es si merece la pena gastar los limitados recursos (de tiempo y dinero) de los científicos en investigaciones así, en las que se pretende analizar si el consumo de una sustancia considerada dañina no lo es en algún aspecto y situación concreta. ¿Para qué más serviría, además de para saciar la curiosidad del señor Castillo? ¿Para tranquilizar la conciencia de los corredores cerveceros? A mí solo se me ocurre una clara utilidad: para que la industria lo utilice en su marketing y promueva el consumo de cerveza con ello. Por eso lo financió.

Para que se me entienda mejor, voy a plantear otras dudas o cuestiones similares que se me ocurren, que podríamos analizar con sus correspondientes ensayos:

1. ¿Realmente fumar un cigarrito después de hacer el amor relaja?
2. ¿Afecta negativamente a la recuperación cardiorespiratoria post-ejercicio el fumarse un purito?
3. ¿Una raya de coca antes de dar una charla mejora la capacidad de comunicación?
4. ¿No llevar el cinturón de seguridad al aparcar permite hacerlo con más rapidez y comodidad?

Probablemente el señor Castillo alegue que los comités éticos no aprobarían ninguno de estos ensayos y tiene razón. Entonces ¿por qué  aprobaron el de la cerveza? ¿Qué diferencia hay?

4. ¿Dónde están los datos que asocian el bienestar y la felicidad al alcohol?

El señor castillo en varias ocasiones asocia alcohol y felicidad:

"Digo que es bueno hacer ejercicio, y tomarse una cerveza, y comer cosas saludables, y estar con amigos y pasarlo bien… todo ello con moderación. (...) Alguien tiene que decir que pasarlo bien es bueno y pasarlo mal es malo."

"Compárese la situación de sociedades, pueblos o circunstancias en las que no se consume alcohol con las de aquellas otras en las que dichas bebidas forman, y han formado siempre parte, de su estilo de vida habitual. El alcohol es un problema de salud pública y la ausencia de alcohol también". 

Frases que redondea con afirmaciones tan científicas, objetivas y rigurosas como esta:

"... hay gente que vive amargada y, envidiosa, quiere también amargarle la vida a los demás".

No voy a rebatir la posibilidad de pasarlo bien con el consumo de alcohol, porque en ningún momento en el artículo se habla de eso (y daría para mucho debate), pero esa asociación directa que hace con el bienestar o la felicidad es falaz.

Veamos algunos datos.

Esta es la lista con los 20 países con mayor bienestar y felicidad de sus ciudadanos (fuente)



Y esta la lista de los 20 países con mayor consumo de alcohol por persona joven o adulta (fuente):


Con los datos de la fuente anterior, también se puede hacer una lista con los países que más cerveza consumen:

Fíjense que en esta última lista hablamos como máximo de 10 litros de alcohol puro por habitante y año, que equivaldría unos 30 mililitros diarios, una cantidad considerada moderada y muy similar a la que Castillo utilizó en su estudio.

Pues bien,  ¿ustedes son capaces de ver alguna relación entre el consumo de alcohol o de cerveza y el bienestar y la felicidad? Solo he incluido los 20 primeros países en cada una de las listas por cuestión de espacio, pero les animo a visitar las fuentes originales, que incluyen muchos más países, a ver si pueden apreciar lo que yo no he podido.

Por otro lado, vistos estos datos, no creo que haga falta entrar en lo de "correlación no implica causalidad". Aunque todos sabemos que este tipo de asociaciones no deberían utilizarse alegremente para deducir las causas de algo, ¿verdad? Bueno, por si acaso, recomiendo leer esto o esto otro sobre el tema. Y no quiero pensar que el señor Castillo solo se haya fijado en los países que menos alcohol consumen y haya pensado que su penosa situación social en parte pueda estar relacionada con ese absentismo obligado...

5.¿Quién habla de prohibir el alcohol o la cerveza?

El señor Castillo sugiere que quienes critican sus trabajos de investigación podrían preferir la prohibición de bebidas alcohólicas y personaliza esa suposición:

"Quizás le hubiera gustado al Sr Mnez Ron un estudio que justificara prohibir la cerveza en verano".

¿Antonio o alguno de los que fuimos consultados decimos o insinuamos algo parecido? ¿Es eso lo que él ha entendido del artículo?

6. ¿Quién habla de no pagar a los científicos?

El señor Castillo en varias ocasiones deduce que quienes planteamos el posible sesgo de los estudios financiados por la industria, pensamos que los científicos deberían trabajar gratis:

A lo mejor pensaba que, como soy espléndido y me gusta invitar, lo pagaba yo todo"

"Los profesores deben trabajar gratis, es su sino"

Pero si leen detenidamente el artículo, nadie dice nada de eso, ni siquiera algo parecido. No creo que nadie más haya llegado a esa conclusión al leerlo. De hecho, estoy convencido que los científicos consultados opinan lo contrario. Y si el señor Castillo se hubiera preocupado de informarse un poco, habría comprobado que su autor también defiende la tesis contraria, habiéndolo manifestado y demostrado en numerosas ocasiones y en sus artículos (ejemplo).

Para finalizar, me gustaría puntualizar hablar de lo que he echado de menos en el texto de respuesta de Castillo. El artículo de Antonio no habla de si hay que pagar o no a los científicos, de si hay que prohibir o no el alcohol, ni sobre si beber cerveza es o no divertido. El mensaje real es claro: la industria de la cerveza utiliza los estudios que financia para justificar engañosos titulares y campañas de márketing, en los que pretende despistarnos respecto a los riesgos reales del consumo de bebidas alcohólicas e incluso insinuar supuestas ventajas para la salud. 

Ejemplos:













Así que le haré al señor Castillo un par de preguntas finales:

¿Por qué en su último texto no se posiciona respecto a esta práctica? ¿Alguna vez ha planteado formalmente sus discrepancias sobre el tema ante algún representante del sector cervecero, como ha hecho en esta ocasión ante Antonio? 

10 comentarios:

  1. Yo, cuando bebo cerveza, meo más, me deshidrato, se me reseca la garganta, y tengo que beber más agua para recuperar lo que la cerveza me hizo perder. Y como yo, todos los que conozco. Con una simple encuesta se podían haber ahorrado todos los estudios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el alcohol deshidrata, si además tenemos en cuenta que la cerveza es diurética, como recuperador después del ejercicio es totalmente contraproducente. Pero ya sabemos, la pasta...

      Eliminar
  2. Espléndido artículo, debidamente argumentado. Muchas gracias

    ResponderEliminar
  3. Espectacular! Mis felicitaciones por el pedazo de artículo

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno Luis. Las verdades son para decirlas. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  5. Aquí mis respuestas a sus preguntas:
    https://respuestasdemanueljcastillo.wordpress.com/2016/10/17/first-blog-post/

    ResponderEliminar
  6. Parece que no le ha sentado muy bien tu artículo jurjur...Igual a este señor le sobra esa ironía que dice que no entendemos aunque creo que más bien le sobra prepotencia. No vale la pena ni contestar. Aquí todos sabemos que se buscan soluciones y no liar más la perdiz como hace este gran investigador. Saludos Luis!

    ResponderEliminar
  7. es un tema complejo el de la adicción, personalmente no bebo, ni moderadamente, además hay cerveza sin alcohol. Un detalle, "consumir moderadamente". Un no alcohólico evidentemente consume moderadamente (aunque puedes ser un no alcohólico que pille cogorzas el fin de semana). Ésta frase no tiene sentido para un adicto. Cómo se hace adicto alguien? empezando con grandes cantidades? o moderadamente? un adicto decide "voy a tomarme 15 o 20 cervezas al dia para destrozarme la vida"? o empieza bebiendo una inocente cantidad como todos los demás?
    Lo cierto es que las causas de la adicción no son claras, lo normal sería no recomendar su consumo, ni moderadamente, si no se sabe aún si una persona puede o no desarrollar adicción, digo yo.

    ResponderEliminar
  8. Enhorabuena por el artículo.

    La réplica del ilustrísimo Doctor por mucho que he intentado digerirla no ha habido forma de terminarla. Se me atraganta tanta ironía y soberbia. Igual es que bebo poca cerveza y soy infeliz.

    ResponderEliminar
  9. Madre mía, que personaje, que descaro y que manera de comprar titulares.
    Esto degrada al periódico que se preste a ello a ser una mera teletienda...

    ResponderEliminar