Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

14 feb. 2013

Otros seis mitos o presunciones sobre dietas y obesidad

Seguimos resumiendo el artículo de NEJM recientemente publicado, con mitos y presunciones sobre dietas y obesidad que médicos y expertos suelen dar por demostradas. Tras enumerar los 7 mitos, en esta segunda parte incluyo las 6 presunciones que el amplio grupo de expertos consideró con poco soporte científico, así como algunos de los estudios a los que hacen referencia para justificarlo:

1. El valor de desayunar: En la mayoría de los estudios de intervención no se han encontrado diferencias en la variación del peso entre los que lo tomaban con regularidad y entre los que se lo saltaron. Y en los que se encontró alguna diferencia, vieron que dependia más del tipo de desayuno que del hecho de desayunar.
2. Hábitos en la infancia y peso:Algunos expertos creen que una educación temprana en los niños sobre ejercicio y hábitos alimentarios ayuda a aprevenir la obesidad. Sin embargo los estudios observacionales indican que depende más bien de los genes, no de la educación. No hay estudios de intervención que soporten que el aprendizaje temprano sea eficaz.
3. El valor de comer frutas y vegetales para adelgazar: Se cree que comer más vegetales ayuda a adelgazar o a engordar menos, sin que hagan falta más cambios significativos. Es cierto que comer frutas y vegetales ha demostrado ser beneficioso para la salud, pero cuando no se cambian otros hábitos, el sobrepeso puede llegar igualmente.
4. Haber hecho muchas veces dieta y la salud: Se suele repetir que hacer muchas veces dieta y haber sufrido a menudo el efecto yo-yo es malo para la salud. Estas conclusiones no son tan claras, los expertos piensan que pueden estar influenciadas por otras variables de confusión, ya que las intervenciones en modelos de animales no encuentran correlacion positiva ambos factores (más bien al contrario).
5. Picar entre horas y sobrepeso: Está muy asumido que picar entre horas engorda. Pero ni los estudios de intervención ni los observacionales han podido demostrar que sea así.
6. El entorno físico y la obesidad: Se podría pensar que la obesidad podría estar relacionada con el entorno físico y la falta de lugares en los que caminar: aceras, parques, arquitectura adecuada...Sin embargo, solo algunos estudios observacionales han encontrado esta relación y no siempre de forma clara.
 ¿Con cuantos de estos mitos y persunciones se ha topado a lo largo de su vida? Ahora tendrá que discutir con su médico si se basa en alguno de ellos para hacerle una recomendación...

11 comentarios:

  1. El único que me chirría es el segundo, la educación temprana en hábitos alimenticios creo que muy importante.

    Ahora bien, habría que ver que tipo de hábitos son los que se han enseñado en los estudios, si son como los que se recomiendan normalmente...

    ResponderEliminar
  2. En esta segunda parte están los que más me he topado en mi vida: el desayuno, "la comida más importante del día", los hábitos infantiles como determinantes de la etapa adulta y el picar entre horas.

    Sobre la educación en la infancia, es que no sé a qué se refieren exactamente. Si has crecido en una casa en la que cocinar diariamente es normal y se te introdujo en esa rutina, sabes cocinar y no te da pereza, yo creo que lo tienes más fácil; pero si no eres una persona que tiene esos hábitos, lo tienes bastante más complicado para tener total control sobre tu dieta.

    Por otra parte, también veo como un una población que ha crecido con una gastronomía tradicional se convierte a la comida procesada en tiempo récord. Es algo que veo aquí en Galicia, somos un pueblo muy apegado a nuestra herencia gastronómica; pero mi generación ya está muy "infiltrada". No sé qué será de los ahora niños, ya estamos con refrescos como única bebida (cada vez que lo veo en las comidas familiares me revienta), bollería industrial, comida rápida como la preferida... Y creo que somos los campeones de obesidad infantil en España.

    ResponderEliminar
  3. Pues a mi mie chirría más la cuarta. Hay que ser muy cauto a la hora de extrapolar resultados obtenidos con animales. Evidentemente no somos iguales.

    ResponderEliminar
  4. El valor de desayunar me supreende,pues es casi general la recomendacion por todas las dietas...

    ResponderEliminar
  5. Con respecto al comentario de extrapolar datos de estudio de animales me gustaría decir: Claro que somos animales! Y mamíferos...

    También me gustaría aclarar que el punto dos se refiere a la educación temprana, antes de los cinco años. A partir de esa edad es posible que la educacion en habitos saludables evite la obesidad, el estudio no dice nada.

    ResponderEliminar
  6. http://www.muyinteresante.es/pierde-barriga-comiendo-nueces

    ResponderEliminar
  7. Claro que somos animales! Y mamíferos y homínidos, no roedores y con genes distintos. Si bien es útil investigar con animales, hasta que no se prueba con humanos no se pueden validar los resultados. A ver quien es el guapo que se atreve a comercializar un medicamento probado únicamente con ratones...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, Créeme que ya lo hacen, sólo que tú no lo sabes o no te has dado cuenta, eso es la industria, no le importa tú salud, ni que te mejores, pero ¡¡¡aaahh...cómo quiere a tu dinero!!, eso buscan de ti, negocio, dinero... no te quieren dar SALUD.. Una pena, sin duda.

      Eliminar
    2. En absoluto. El proceso de aprobación de nuevos fármacos es muy estricto y nunca se comercializa uno nuevo habiéndolo probado sólo en animales. Se hacen primero estudios in vitro, luego en animales, luego 3 fases en humanos (eficacia, seguridad, comparación con otros fármacos) y si supera todas las pruebas, demostrando una suficiente eficacia con un riesgo aceptable, se comercializan. Y aún después de comercializarse, existe lo que se llama "farmacovigilancia", un proceso en el que los sanitarios y las instituciones competentes vigilan los posible efectos adversos que puedan aparecer postcomercialización, para retirar aquellos que conlleven riesgos inaceptables o para señalar y advertir los riesgos aceptables que puedan aparecer.

      Efectivamente, la industria farmacéutica se mueve por el dinero, y comete muchas inmoralidades. A pesar de ello, consiguen generar muchos beneficios para la sociedad.

      Eliminar
    3. Lo que yo no veo normal es que, si tienes el colesterol alto, te manden "la pastilla del colesterol" en lugar de darte unas pautas alimenticias y hábitos para bajarlo.

      Eliminar
  8. Ramiro (estudiante de nutrición argentino)17 de enero de 2014, 21:13

    Este tipo de artículos aumenta la confusión en vez de reducirla.

    No se puede titular tan estridentemente "el valor de comer frutas y verduras para adelgazar", y luego en el desarrollo decir que si no se cambian otros hábitos, no va a haber pérdida de peso.
    Es una tontería.
    Genera mucha confusión y ningún provecho.
    Es obvio que si me como 10 productos de bollería por día, y agrego 2 porciones de frutas y verduras, sin cambiar nada, voy a seguir con sobrepeso.
    Pero se supone que las porciones de frutas y verduras van a ejercer un rol en la saciedad, que va a limitar la cantidad de productos de bollería, a, por ejemplo 7 al día.
    No se si me explico.

    Realmente me parece el tipo de artículos que quiere desprestigiar al mundo de la nutrición en su totalidad, y a desalentar a aquellos que acuden a ver a un nutricionista en busca de una vida más saludable.

    ResponderEliminar