Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

12 feb. 2013

Siete mitos sobre dietas y obesidad

Los habituales de este blog es probable que hayan visto tambalearse algunas de sus creencias más firmes respecto a la nutrición tras leer algunos de los artículos más polémicos. Lo cierto es que todavía queda bastante por hacer en la búsqueda de la evidencia científica sólida en muchos aspectos relacionados con la alimentación y el sobrepeso. Aunque a menudo se nos transmite el mensaje contrario, como si ya estuviera todo descubierto y los principios esenciales fueran únicos e inamovibles.

Por eso me ha gustado especialmente el artículo recientemente publicado en la prestigiosa New England Journal of Medicine (NEJM), "Myths, Presumptions, and Facts about Obesity" , en el que una buena cantidad de expertos se han unido para identificar y desacreditar unos cuantos mitos relacionados con la obesidad, algunos muy conocidos y aceptados, dejando claro que no hay ciencia seria que los justifique.


Estos son los siete mitos publicados, junto con algunos de los estudios que se incluyen como referencia. Seguro que varios de ellos le son muy familiares.



1- Una pequeña reducción en la cantidad de comida o un pequeño aumento del consumo de energía durante largo tiempo consiguen significativos resultados de pérdida de peso.

Los expertos que realizaron la revisión opinan que en caso de conseguir el mantenimiento de dichos cambios, los resultados son mucho menos de lo esperado, ya que no son acumulativos y los requerimientos energéticos del cuerpo se reducen según se va perdiendo peso.
2-Fijarse objetivos realistas y fácilmente alcanzables aumentan las probabilidades de éxito

Al parecer hay estudios en ambos sentidos, ya que en ocasiones ponerse objetivos muy ambiciosos y retadores consigue aumentar la motivación y obtener mejores resultados. Los estudios indican que en general lo alcanzable de los objetivos no influye en el resultado final.
3- Si se adelgaza rápido, hay menos probabilidad de mantener la pérdida de peso a largo plazo

Las revisiones realizadas al respecto no han encontrado diferencias significativas a largo plazo entre procesos de adelgazamiento rápidos y procesos de adelgazamiento lentos.
4- La preparación previa es importante para lograr el éxito

En los cinco estudios que se revisaron, la predisposición al cambio o preparación para el proceso no fueron determinantes en los resultados.
5- La educación sobre actividad física y ejercicio juega un rol importante para prevenir la obesidad infantil

La experiencia y revisiones realizadas indican que la educación sobre el tema no ha servido para prevenir o reducir la obesidad entre los niños.
6- La lactancia materna durante la infancia previene la obesidad futura

Aunque algunos estudios iniciales relacionaron la lactancia materna con menor probabilidad de obesidad, posteriores estudios y revisiones más rigurosos  no encontraron pruebas sólidas que lo confirmaran.
7- La actividad sexual consume una gran cantidad de calorías

Hacer el amor al parecer consume muchas menos calorías de lo que se suele decir, unas 20 kcal de media
En el siguiente artículo veremos otras seis presunciones muy aceptadas pero con muy poca base científica, que también incluye el artículo original de NEJM. No se lo pierda.

1 comentario:

  1. Al final lo que vale es lo que haces, lo que comes, y no si has tenido preparación, educación en no se qué, objetivos grandes o pequeños... puedes tenerlo todo a favor según los mitos, y no conseguir nada porque sigues comiendo basura. ACTOS. Sí que hay condicionantes que pueden influenciar algo tus actos, pero no son una garantía de éxito ni mucho menos.

    ResponderEliminar