Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

29 jun. 2015

Sal e hipertensión: otro estudio no encuentra una relación clara

Resulta emocionante la gran cantidad de novedades dietéticas que la ciencia nos está aportando durante los últimos años, sobre todo desmontando algunos de los dogmas y mitos que han prevalecido durante mucho tiempo.

Una de las nuevas perspectivas que "pega con más fuerza" es la asociada al sodio (o sal comun), su relación con la presión arterial y las enfermedades cadiovasculares. Aunque la reducción drástica del consumo de sal entre personas con riesgo cardiovascular sigue practicándose con bastante asiduidad, como ya he escrito en posts anteriores, (por ejemplo en este, este, este otro o este), los estudios más recientes parecen indicar que esta relación es mucho menos clara de lo que se pensaba. Y que dicha reducción drástica hasta podría ser más dañina que beneficiosa.

Pues bien, se acaba de publicar otro gran estudio epidemiológico que aporta más pruebas en este sentido. Ha sido en la revista de los dietistas norteamericanos, Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics, con el título "Association between High Blood Pressure and Intakes of Sodium and Potassium among Korean Adults: Korean National Health and Nutrition Examination Survey, 2007-2012". Se trata de una investigación que ha analizado la relación entre tres factores, la presión arterial, la ingesta de sodio (tradicionalmente asociado a mayor riesgo de hipertensión) y la de potasio (tradicionalmente asociado a menor riesgo de hipertensión), utilizando los datos de más de 20.000 personas en Corea durante cinco años.



Los resultados tras ajustar respecto a las variables de confusión pertinentes han sido los siguientes:
  • Más sodio y menos potasio se asoció a más riesgo de hipertensión.
  • Más sodio y más potasio no se asoció con mayor hipertensión.
  • Menos sodio y menos potasio se asoció a más riesgo de hipertensión.
  • Menos sodio y más potasio se asoció a menor riesgo de hipertensión.
Y los autores han concluido lo siguiente:

"La baja ingesta de potasio se asoció con un mayor riesgo de hipertensión. Estos resultados sugieren que el aumento de la ingesta de potasio podría ser beneficioso para el control de la hipertensión entre las poblaciones con dietas bajas en potasio."

Vamos, que han encontrado que para prevenir la hipertensión podría ser útil aumentar el consumo de potasio, pero no han hallado pruebas de que reducir a ingesta de sodio sirva para mucho en este sentido.

Si quiere empezar a aplicar desde ahora mismo estas ideas favorables al potasio, en este enlace tiene una pequeña lista de alimentos ricos en potasio... y otros valiosos nutrientes.

5 comentarios:

  1. Centinel, siempre valoro mucho tus posteos.
    En este caso, no me parece un muy buen estudio desde lo metodológico.
    Más allá de lo que siempre recalcamos respecto a que correlación no implica causalidad (que en este caso aplicaría), creo que el estudio peca de reduccionismo al valorar solamente estos 2 componentes. No me animaría a hacer ninguna recomendación basándome en este estudio.
    Imagino que crees algo similar, pero te ha parecido interesante publicarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, un estudio observacional es un estudio observacional, pero ojo, en este caso del sodio no se concluye causalidad, más bien al contrario, falta de causalidad. Y para eso sí que son útiles los estudios observacionales, si no se encuentra relación, hay probabilidad de que no la haya.

      Eliminar
  2. Charlando sobre mi hipertrofia ventricular y mi hipertension con mi medico de cabecera, el me explico que en todos sus años de profesion nunca ha podido percibir claramente la relacion entre la disminucion de la sal y la disminucion de la tension en hipertensos. Asi como adelgazar y el ejercicio son claves evidentes mas alla de toda duda para controlar y mejorar la tension en la mayoria de los pacientes, lo de bajar la sal no lo veia tan claro.

    Curiosamente, los diureticos mas comunes que se recetan para controlar la tension nos eliminan el potasio. Aunque no he sido capaz de encontrar informacion al respecto, estoy seguro de que un uso continuado de inhibidores de la bomba de protones (ej: omeprazol) interfieren de algun modo en la absorcion de potasio (lo he sufrido en carnes durante muchos años). Si somos asmaticos, algunos inhaladores tambien nos obligan a eliminar mas potasio del habitual.

    No me extraña que llegase a hipertrofiar mi corazon: obesidad+sedentarismo+farmacologia incorrecta= tension por las nubes. :P

    ResponderEliminar
  3. Hola Centinel, gracias por la entrada. Aprovechando el comentario de Ramiro, creo sería interesante sobre todo cuando solo hablas de 1 estudio, comentar un poquito la metodología: muestra, observacional, grupos, cantidades, pruebas... y si esta te parece correcta o no :)

    Entrando en el tema, justo hace 10 días mi mujer fue al médico y resulta que tiene la tensión MUY baja. Le recomendó que tomara sal y alguna coca-cola (por la cafeína). Durante los últimos meses no tomaba sal por lo que podremos comprobar si le sirve para subir la tensión.
    Solo será 1 caso aislado pero nos lo tomamos como un pequeño estudio jeje.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Que tal Centinel !! Ya había visto este articulo hace poco. Pero aquella vez lo manejaron como la relación de la salud cardiovascular mas a un buen nivel de potasio y por ende al bienestar que trae consigo el consumo de frutas y verduras. Yo todavía veo la bascula muy inclinada a la sal como enemigo en estudios; pero podría ser como el colesterol... el sodio no es el enemigo, sino una mala combinación de otros elementos... Chao

    ResponderEliminar