Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

4 dic. 2012

Otro estudio relaciona el pan blanco con la obesidad

No me gustan mucho las afirmaciones muy tajantes del tipo "el pan engorda" o "X alimento no engorda", pero a veces parece que hay que utilizarlas o darles respuesta para aclarar algunas cosas. Hace unos meses, tras leer varias noticias afirmando  a bombo y platillo que un reciente estudio científico había demostrado que el pan no engordaba, decidí publicar un artículo comentando el estudio en cuestión y las conclusiones a las que había llegado. Puede leer el artículo en este enlace, y como puede imaginar, dichas conclusiones eran bastante diferentes a lo que fuentes probablemente interesadas estaban difundiendo de forma muy eficaz. Si había que afirmar algo en ese tipo de tono, era que probablemente el pan blanco engorda.

Una de las virtudes de la ciencia es que avanza firme y, poco a poco, acaba poniendo las cosas en su sitio. No siempre puede hacerlo todo lo rápidamente que nos gustaría, pero nos guste o no, va aportando luz donde algunos insisten en ver (y poner) sombras. También respecto al pan blanco. Se acaba de publicar en el British Journal of Nutrition los resultados del estudio "Changes in bread consumption and 4-year changes in adiposity in Spanish subjects at high cardiovascular risk", en el marco del gran estudio epidemiológico PREDIMED, y en el que han participado de nuevo alguno de los investigadores que firmaban el anterior, Serra-Magem y Bautista-Castaño.


Lo interesante del estudio es que es una gran investigación de intervención (y no únicamente observacional) con muchos participantes en los que se ha promovido la dieta mediterránea, más de 7.000, y que el periodo de observación es importante, cuatro años.

Como me parece que en este caso nadie va a dedicar demasiados recursos a difundir la noticia, un servidor les trae las conclusiones del mismo: Las personas que más cantidad de pan blanco comen han tenido asociado un mayor aumento de peso. Es decir, más pan blanco, más grasa y más obesidad abdominal. La buena noticia es que no se encontró asociación entre la ingesta de pan integral y el sobrepeso.

A la espera quedo de los titulares...

14 comentarios:

  1. Mientras esperamos (sentados) los titulares vamos a compartir el artículo ;)

    ResponderEliminar
  2. Este estudio no sólo indica que existe una asociación entre pan blanco y sobrepeso, una que no existe entre pan integral y sobrepeso. ¿Quizás sea porque las personas que comen pan integral tienden ser del tipo que hace más deporte y se cuida la alimentación mejor en general, y viceversa para las que comen mucho pan blanco?

    Todavía no puedo leer el estudio entero pero en el resumen no me parece que sea una investigación de intervención.

    ResponderEliminar
  3. Oliver, el enlace del post lleva al artículo completo y el estudio es de intervención, no solo sobre el pan, en concreto se ha promovido la dieta mediterranea entre un grupo de personas con riesgo de enfermedad cardiovascular.

    ResponderEliminar
  4. Personalmente no me gustan esos titulares de "este alimento engorda" o "este alimento adelgaza". No creo que sea tan simple como eso, influyen muchísimas variables, aunque hay que reconocer que el titular llama la atención. Consumir más pan blanco no lleva implícito engordar, habría que pararse a ver en qué población si hay más riesgos (está claro que en los ya obesos o sedentarios)

    Si atendemos a las recomendaciones de pan diarias, sinceramente no creo que el aumento de peso en una persona media sea considerable, ni siquiera a tener en cuenta. Otra cuestión es "abusar" del pan blanco, en esta situación si sería partidario del titular "El abuso del pan blanco contribuye a la obesidad".

    También se matiza en el artículo que las ganancias "relevantes" de peso y grasa abdominal no se atribuyen a un aumento en el consumo de pan. Cláramente se necesitan más factores para que engordar que el simple hecho de comer pan.

    Es muy significativo el dato que recalca que el consumo de pan cada vez es menor sin embargo la obesidad va en aumento. Esto reafirma que crear un obeso no es solo cuestión de un par de alimentos, sino de varios factores dietéticos y sobre todo del grado de actividad diaria de esa persona.

    En resumen: deberíamos cambiar el pan blanco por el integral y sobre todo, preocuparnos más de hacer ejercicio y tener una dieta equilibrada, no simplemente de si tenemos que quitar o no un alimento de la dieta.

    Que conste que no soy un defensor del pan blanco, sí del integral. Pero tampoco creo que haya que demonizar un alimento. Muchas gracias por darnos a conocer este tipo de estudios, como siempre, muy interesante.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Como siempre, gracias por tu comentarios, Juan.

    Tengo que reconocer que el titular es un poco "amarillo", cosas que se hacen para llamar un poco la atención, es cierto...

    Y coincido contigo en que un alimento solo "no hace granero", está claro que lo que "arreglamos" por un lado podemos "chafarlo" por otro. Y hay que reconocer que los estudios nopueden aislar totalmente el efecto de un solo alimento, al menos tal y como se hacen en la actualidad,pero dan pistas e información útil.

    De todas formas, como ya imaginarás, yo soy de los que considero que el pan blanco es muy poco aconsejable para algunas personas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi gran pregunta siempre ha sido: ¿habrá en un futuro alguna regulación sobre harinas refinadas, alimentos azucarados, etc.? Ya que se está viendo que el mal uso de hidratos también es factor importante para la obesidad y otras enfermedades. Sin embargo, creo que la industria que hay detrás es demasiado fuerte y nos quedan "malos hidratos" para rato.

      Eliminar
  6. Bueno, regulación quizás sea mucho pedir, viendo lo que ha ocurrido en el pasado y considerando que las prohibiciones o similares siempre van con mucho retraso. Yo creo que la clave está en educar, si los consumidores aprenden a pedir y elegir, la industria se moverá en ese sentido. Es una lucha dura, pero poco a poco creo que vamos dando pasos en la dirección correcta.

    ResponderEliminar
  7. Me da la impresión de que tachar al pan de alimento que engorda no deja de ser una moda. En mi familia siempre se ha comido pan y todos hemos mantenido un peso dentro de los límites normales, es más, somos más bien delgados. Creo que la alimentación basada en una dieta equilibrada con pequeños "pecados veniales" de vez en cuando y la realización de ejercicio de forma regular, es más que suficiente para mantener el peso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, ¿podrías definir "dieta equilibrada"?

      Eliminar
    2. Creo que tú la has definido en numerosas ocasiones en tu blog con bastante acierto, aunque en este caso discrepo. El pan es uno de los alimentos que siempre ha estado presente en mi dieta y en la de los mios. Conozco demasiadas personas que lo excluyen de su dieta solo porque han oído que engorda, pero no se plantean que falla en realidad en su dieta diaria.

      Eliminar
    3. ¿Y qué crees que es más riguroso y fiable para hacer una recomendación general, basarse en estudios o en tu experiencia entre tus familiares?

      Eliminar
    4. Ja, ja, ja, tienes razón, mis opiniones no tienen ninguna base científica, y además mi familia no es representativa de nada, pero aplico bastante el sentido común y soy una observadora nata y puestos a observar...En generaciones anteriores donde la obesidad no estaba tan extendida, la base de la alimentación entre otras cosas era el pan y las patatas, la comida se hacía en casa y no existía el fast food. ¿No te da que pensar? porque a mi sí. No obstante y si eso no te convence, debemos ser ultracríticos con los estudios, siempre existe uno que contradice otro, por eso al final lo que prima en mis opiniones es el sentido común y comprobar en mis propias carnes que funciona y que no. Y sobre todo no dejarme llevar por modas.

      Eliminar
  8. Hola. He descubierto hace poco este blog y me he llevado una agradable sorpresa por su planteamiento e intención de rigor científico. Por hacer alguna aportación más allá del elogio, he visto que incluyes muchos comentarios basados en artículos de correlación, que como muy bien sueles puntualizar, al no ser de intervención tienen una validez a veces cuestionable. Por ejemplo, terminas este artículo diciendo que "la buena noticia es que no se encontró asociación entre la ingesta de pan integral y el sobrepeso". Me he acordado de que mi madre, hace ya muchísimos años, cuando yo era pequeño, me recomendaba que jugara al baloncesto porque los jugadores de baloncesto eran muy altos. Llegaba a la conclusión de que jugar al baloncesto hacía crecer. Se me ha ocurrido pensar que pudiera ser que la mayoría de las pesonas que toman sobre todo pan integral, muchísimo menos generalizado que el pan blanco, son aquellas que se preocupan de mantener su línea y cudiar su salud, y por tanto es más probable que se correspondan con aquellas que no presenten sobrepeso. Pero no por el consumo de pan integral en lugar de blanco, sino por el modo de vida general que suele llevar implicado adicionalmente ese consumo. Saludos y felicitaciones de nuevo por este blog que espero se mantenga muchísimo tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus amables comentarios.
      Así es, has descrito la correlación con un buen ejemplo. Para evitar eso se utilizan hacen ajustes por variables de confusión, pero no es fácil que "se escapen" e influyan.
      En este caso, el estudio del post es de intervención, por lo que es más fiable para la deducción causa-efecto.
      Un saludo y gracias de nuevo.

      Eliminar