Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

8 oct. 2012

Nuevos estudios ponen en duda los supuestos riesgos asociados a dietas bajas en carbohidratos

Durante los últimos años se han publicado unos cuantos estudios epidemiológicos que parecían correlacionar las dietas bajas en carbohidratos y altas proteínas con un mayor riesgo cardiovascular y de mortalidad. He publicado un resumen del tema en esta serie de artículos. En general los riesgos detectados han sido moderados, pero la mayoría de los estudios parecen identificarlos con bastante claridad. Y como ya comenté, al ser resultados no muy elevados y  tratarse de estudios observacionales, la prudencia en la interpretación es siempre aconsejable.

Ahora parece que deberá serlo aún más. Porque el último gran estudio publicado al respecto, "Low-carbohydrate, high-protein score and mortality in a northern Swedish population-based cohort", llega a conclusiones diferentes a las de algunos sus predecesores.


En este caso, tras hacer los expertos análisis de unas 80.000 personas y comparando los resultados entre los que más carbohidratos comían y los que menos,  no han identificado una diferencia significativa de riesgos en ninguno de estos aspectos: mortalidad, cáncer ni enfermedad cardiovascular.

En la misma línea y por otro lado, también recientemente se ha publicado en American Journal of Epidemiology el meta-análisis "Effects of Low-Carbohydrate Diets Versus Low-Fat Diets on Metabolic Risk Factors: A Meta-Analysis of Randomized Controlled Clinical Trials" (2012), en el que se comparan los resultados obtenidos en estudios de intervención aleatorios dirigidos a mejorar los factores de riesgo metabólico de dos tipos de dietas: Las bajas en carbohidratos y las bajas en grasas. Y ganan las bajas en carbohidratos. Al menos en el caso del colesterol total, LDL (malo), HDL (bueno) y triglicéridos. En otros indicadores no hubo diferencias significativas.

No es esta la única revisión sistemática que llega a estas conclusiones, se han hecho otras parecidas en las que las dietas bajas en carbohidratos se han mostrado más eficaces que las bajas en grasas o calorías reduciendo indicadores de riesgos diversos. Son las siguientes:

Systematic review and meta-analysis of clinical trials of the effects of low carbohydrate diets on cardiovascular risk factors (2012)
Systematic review of randomized controlled trials of low-carbohydrate vs. low-fat/low-calorie diets in the management of obesity and its comorbidities (2009).
Effects of Low-Carbohydrate vs Low-Fat Diets on Weight Loss and Cardiovascular Risk Factors; A Meta-analysis of Randomized Controlled Trials (2006)

Viendo estos resultados, me pregunto si es muy acertado asustar a la gente sobre este tipo de dietas con mensajes apocalípticos y supuestos peligros exagerados. Desde luego, no son mensajes coherentes y proporcionales con lo que dice la evidencia científica, creo yo.

11 comentarios:

  1. Desde luego que los mensajes apocalípticos funcionan, y bien lo saben los manipuladores de turno.
    Llevo un tiempo ajustándome a una dieta baja en carbohidratos (sólo Ch de verdura, fruta y algunos lácteos) pero plena de grasa y proteína. También IF de 16/8 un día si otro no.
    Como he bajado algo mi grasa corporal, empiezan las alarmas de familiares y amistades en general: que si te alimentas mal, que locura lo del entrenar en ayunas te va a dar algo, que si haces mucho ejercicio (3 horas «semanales» de fuerza y caminar 1,5h/día que no lo cuento), etcétera.
    Pero ellos bien a atiborrarse de pan, pasta, cerveza...y con su curvita de la felicidad. (Que su tiempo y dinero les ha costado, dicen). Pero de vez en cuando se ponen las zapatillas y se meten una panzada a correr que les deja una semana inválidos. O pagan un gimnasio caro con "personal trainer"eso si, que abandonan al mes.
    En fin, a cumplir lo que digan los médicos y nutricionistas sin actualizarse. Lo que mande la industria del fitness reinante. O la dieta de moda.
    Yo a lo mio, que veo como he normalizado mis niveles de glucosa en sangre (me detectaron prediabetes), he bajado mi peso a base de grasa corporal, y me siento más fuerte (de hecho lo estoy, pues hago más repeticiones, más carga y me canso menos).
    Perdonad por el rollo,.pero me he liado. Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu testimonio, Jesús.
    Efectivamente, si hiciéramos caso a todo lo que recomiendan los mitos y creencias alimentarias, estaríamos apañados...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Centinel!
    No me lo puedo creer, perdí siete quilos con una dieta baja en carbohidratos y ejercicio. La dejé por los posibles efectos nocivos sobre hígado y riñones. ¿Es un mito esto?

    ResponderEliminar
  4. Mito total. Hasta la agencia de seguridad alimentaria EFSA lo dice.
    Aquí tienes más info:
    http://loquedicelacienciaparadelgazar.blogspot.com/search?q=malas+carbohidratos+largo+plazo

    ResponderEliminar
  5. Gracias. Tomo medicación que me impide tomar alcohol, por sus posibles efectos sobre el hígado. Me parece que retomaré esta dieta que era muy efectiva. Cuanto antes baje de peso mejor.

    ResponderEliminar
  6. No descartes leer el libro, quizás te ayude más de lo que crees.

    ResponderEliminar
  7. lAS CAÑITAS DIARIAS TE PONEN -GORDO- YO LAS HE SUPRIMIDO (EL GOBIERNO ME HA AYUDADO) Y HE PERDIDO (NO SE DONDE) DIEZ KILOS. CONCLUSIÓN LA CERVEZA Y SUS TAPAS ASOCIADAS -ENGORDAN- UN MONTON

    ResponderEliminar
  8. “Systematic review and meta-analysis of clinical trials of the effects of low carbohydrate diets on cardiovascular risk factors” --> however the effects on long-term health are unknown.

    ResponderEliminar
  9. Lo que dice la ciencia......
    http://www.grep-aedn.es/documentos/dieta-flash.pdf

    ResponderEliminar
  10. Anónimo, en este artículo y en los de la serie de dietas bajas en carbohidratos he intentado incluir enlaces a todas las revisiones y meta-análisis significativos realizados en el mundo (a no ser que se me haya colado alguna). En el documento sobre la dieta flash que indicas (dieta que no me gusta especialmente, todo sea dicho) se incluyen referencias a unos pocos estudios que se se interpretan de una forma en concreto. Y sobre todo incluye referencias de terceros, asociaciones y similares.

    El enfoque de este blog es presentar directamente las conclusiones de los autores todos estos meta-análisis, es decir, la información de origen, las fuentes. A las que suelo añadir (claramente identificada) mi opinión personal, esta sí, totalmente discutible.

    ResponderEliminar
  11. Por cierto, respecto a las ingesta de proteínas, en estos dos artículos he recopilado TODA la evidencia científica que creo que existe en la actualidad. Excepto omisión involuntaria, incluyen los estudios origen con todos sus resultados:
    http://loquedicelacienciaparadelgazar.blogspot.com/2012/09/especial-proteinas-i-maximos-y-minimos.html
    http://loquedicelacienciaparadelgazar.blogspot.com/2012/09/especial-proteinas-y-ii-comer-mas.html

    ResponderEliminar