Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

19 jul. 2012

La mayoría de los productos para aumentar el rendimiento deportivo son un timo

Se  acaba de publicar en British Medical Journal el estudio "The evidence underpinning sports performance products: a systematic assessment", una revisión del rigor y la efectividad de productos para aumentar el rendimiento deportivo (suplementos, bebidas, ropa, calzado, accesorios), analizando cómo se publicitan, las propiedades o ventajas que prometen  y los estudios que las soportan o demuestran. Los autores han seleccionado más de 100 productos de todo tipo que prometen aumentar este rendimiento mediante unas 150 propiedades o ventajas.

Los resultados, como algunos nos temíamos, no pueden ser más desalentadores:
  • La mitad de esas supuestas ventajas no tienen ningún tipo de referencia o estudio que las demuestre.
  • De los estudios disponibles, ni uno solo tiene el nivel 1 de rigurosidad exigible (en este enlace están los diferentes niveles posibles, consensuados en el mundo investigador).
  • Sólo el 4% de los estudios pueden considerarse de alta calidad y con bajo riesgo de sesgo.
  • El 84% de los estudios tiene un elevado riesgo de presentar sesgo.
Pero esto no es todo. BMJ ha hecho una especie de sorprendente e inesperado dossier temático y también ha publicado simultaneamente otros artículos relacionados con el tema:
Y todo lo que en ellos se dice está muy alineado con lo comentado en el primero: Mucho marketing y pocas  pruebas: A modo de ejemplo, incluyo las conclusiones del último artículo sobre las bebidas deportivas (que probablemente sean las peor paradas):
  1. Nuestro cuerpo se adapta y responde perfectamente en un rango muy amplio de hidratación, así que no es una variable demasiado crítica.
  2. Las recomendaciones de hidratación para atletas de élite es de 0,4 a 0,8 litros por hora. Una hidratación mayor no aporta ventajas.
En definitiva, la mayoría de estos productos podrían ser más falsos (o inútiles) que una moneda de tres euros. Así que piénseselo mucho antes de gastar su dinero en algo cuyo único mérito probablemente sea aprovechar el efecto placebo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada