Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

19 may. 2012

Un estudio siembra dudas sobre el rol del HDL en la enfermedad cardiovascular

Estos días hemos podido ver como, una vez más, los medios de comunicación generalistas  nos daban cada uno su versión particular de estudio científico sobre el colesterol:
  • "Elevar los niveles de colesterol bueno no reduce el riesgo de infarto" (El País)
  • "Sin pruebas de que aumentar el nivel de colesterol 'bueno' proteja frente al infarto" (El Mundo)
  • "El colesterol bueno no lo es tanto, dicen ahora" (El Correo)
El estudio, "Plasma HDL cholesterol and risk of myocardial infarction: a mendelian randomisation study", publicado en The Lancet, tiene su miga y es interesante.

La controversia es la siguiente: En numerosos estudios se ha comprobado que existe una correlación entre los niveles altos de HDL (también llamado colesterol bueno) y el descenso del riesgo de enfermedad cardiovascular. Así que en ocasiones se ha tratado a personas que presentaban HDL bajo con medicamentos, con el objetivo de elevárselo. Pero posteriores estudios han obtenido resultados bastante irregulares entre estas personas tras el tratamiento, ya que no se conseguía reducir el riesgo cadiovascular.

Los científicos, para comprobar si realmente es el HDL elevado el factor que reduce el riesgo (y no un factor solo relacionado, sin ser la causa), han ideado el siguiente planteamiento: Han identificado a aquellas personas que tienen un gen que les predispone a tener el HDL elevado, pero que en principio no afecta a nada más.  Haciendo esto, se pretende aislar el efecto del HDL de cualquier otro factor. Y posteriormente han analizado si esas personas tienen más o menos riesgo de infarto de miocardio. Si tienen el HDL genéticamente alto, todo lo demás normal y sufren menos esta enfermedad, se podría pensar con más seguridad que existe una relación de causalidad.

Y el resultado ha sido negativo. Aquellas personas que tienen el HDL elevado por una predisposición genética concreta no gozan de menor riesgo. Eso tampoco significa con total seguridad que no exista la relación de causalidad, únicamente aporta sombras a la idea de que elevar el HDL es un tratamiento efectivo en todos los casos contra  la enfermedad cardiovascular. Las conclusiones del estudio, al contrario que los titulares de arriba, son muy correctas y moderadas, como debe ser en un estudio científico serio: "Algunos mecanismos genéticos que elevan el HDL no parecen reducir el riesgo de infarto de miocardio".

Habrá que seguir atentos las próximas investigaciones.

8 comentarios:

  1. Es una pasada como se inventan las conclusiones los periódicos...

    ResponderEliminar
  2. Y eso que los artículos no están mal, pero es que con los titulares siempre pasa parecido...

    ResponderEliminar
  3. Dos post que igual te interesan:

    http://www.xatakaciencia.com/genetica/por-que-algunas-personas-por-mucho-que-coman-no-engordan

    http://www.xatakaciencia.com/salud/si-abusas-del-azucar-te-volveras-estupido

    ResponderEliminar
  4. Otro link. Este merecería un post por tu parte, es muy cañero y contradice muchas cosas que dices tú en tu libro:

    http://www.consumer.es/web/es/salud/prevencion/2012/05/20/209606.php

    ResponderEliminar
  5. Gracias, a estos de Consumer no hay forma de reconducirlos... Sí, habrá que intentar algo.

    ResponderEliminar
  6. El periodismo de calidad es cada día más escaso.

    Es una idea pero quizá con el tiempo se llegue a la conclusión de que los niveles anómalos de LDL y HDL sean principalmente síntomas y no la verdadera causa del problema. Queda esperar que los futuros estudios aporten más luz sobre el tema.

    Felicidades por el blog, de lo mejorcito que he visto.

    ResponderEliminar