Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

26 may. 2012

The Weight of the Nation, opinión y comentarios. Una oportunidad perdida.

El resumen de mi opinión sobre el documental The Weight of the Nation, el documental de moda sobre la obesidad, está en el título del post: Una oportunidad perdida (aquí tienes los enlaces para poder verlo).  Me parece una gran pena que se hayan dedicado tantos medios a hacer un documental de más de cuatro horas y que se hayan quedado fuera tantas ideas importantes sobre el adelgazamiento y la pérdida de peso. Y las que se han incluido me han dejado un sabor agridulce. Me gustaría saber qué opina alguien que tenga obesidad después de verlo. ¿Le ha quedado claro qué es lo que tiene que hacer para adelgazar?


El documental está bien hecho. Me refiero a bien producido. Se nota que han dispuesto de recursos y que la apuesta era importante. Este tipo de iniciativas siempre son recomendables de ver, aunque no se esté de acuerdo del todo con el resultado. No es que sea totalmente mi caso, pero lo cierto es que no sabría decir qué me ha pesado más: Si lo que me ha gustado o lo que menos.

Venga, me mojo.

Lo que SI me ha gustado
  • Los testimonios, algunos impresionantes. Quizás había demasiado morbo, pero pueden ayudar a los más escépticos a apreciar el sufrimiento y los problemas de las personas con obesidad.
  • Las consecuencias para la salud. Muestran detalladamente los problemas médicos que puede llegar a suponer el sobrepeso.
  • La concienciación sobre los niños. La obesidad infantil es un despropósito mayúsculo que hay que evitar a toda costa y lo dejan claro.
  • El final optimista. Aunque lo hacen con un estilo que en otros países no se entenderá muy bien por ser excesivamente norteamericano, el último capítulo transmite un mensaje bastante optimista.
  • Se apunta directamente a algunos de los culpables: Refrescos, zumos, cereales de desayuno y alimentos hiper-procesados, soportados por el marketing sin escrúpulos.
Lo que NO me ha gustado
  • La confusión sobre las soluciones para adelgazar. Hay pocas instrucciones precisas y las que hay, sobre todo presentadas en la segunda parte, no quedan claras, demasiado centradas en aspectos psicológicos, calorías y porciones.
  • No se aprovecha para enseñar nada de nutrición y metabolismo y no se señala a otros culpables especialmente importantes, al resto de los carbohidratos refinados.
  • Las contradicciones con el ejercicio. Salen varios médicos diciendo que perder peso haciendo ejercicio es muy difícil, pero luego dedican muchísimo tiempo a intentar convencernos de que hay que hacerlo así. O nos enseñan una empresa de construcción en la que sus trabajadores se mueven mucho y son muy activos... pero una gran parte de ellos están obesos.
  • Algunos lamentables tópicos, termodinámicamente ciertos pero terapeúticamente inútiles: Frases como "una caloría es una caloría" y  "lo que hay que hacer escomer menos y gastar más" sobraban, de lo peor del documental.
  • Nos dicen que el NIH (Dpto de Salud Pública) dedica 800 millones al año en investigación sobre la obesidad, pero ¿por qué no cuentan qué se está logrando? ¿Qué dicen los últimos estudios? ¿Qué proyectos avanzados e interesantes hay en marcha?
En definitiva, luces y sombras. Algún buen intento, pero se cometen los mismos errores de las últimas décadas. Lo dicho, una oportunidad pobremente aprovechada.

4 comentarios:

  1. Muchas gracias por la recomendación del documental. Acabo de empezar a verlo y empieza de la peor forma posible: con el índice de masa corporal. Creo que deberías dedicarle alguna entrada a lo estúpido de usar estadísticas, medias y rangos para casos particulares. El IMC es para "la average person", como bien se dice. Y ya sabemos que las medias no suelen servir para mucho.

    Abrir el documental diciendo que el IMc es un indicador de la proporción de grasa que una persona tiene me parece una ABERRACIÓN, pues lo único que mide es la proporción entre altura y peso. Punto.

    Conozco muchísimos casos en que gente musculosa/en forma o delgada pero sana de constitución que jamás lograrán estar en el rango "normal" sin ver su salud afectada.

    También conozco gente bajita con preciosos michelines que la ves y dices "esté está gordo". Pero, según esa fórmula, están en el rango normal y todavía podrían coger unos cuantos kilos demás si quisieran.

    Creo que el IMC ha hecho mucho daño y se está utilizando mal. ¿¿A quién se le ocurrió que de una fórmula donde aparece altura y peso, se puede deducir o estimar la proporción de grasa de una persona??

    He aquí los IMC de corredores, ciclistas, etc... http://www.dietandfitnesstoday.com/bmiathletes.php

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. No sé si has leído la entrada de la wikipedia en inglés sobre el BMI, está bastante bien.
    Es lo que tienen estas medidas indirectas, que pueden ser aceptables para "la masa" pero siempre hay excepciones. A muchísimos culturistas les sale que están gordos, sin ser cierto, claro, por eso a ellos el IMC no les vale para mucho.
    De todas formas, como medir realmente el % de grasa corporal es complicado, desde el punto de vista médico el IMC no está mal como referencia, una cosa es el tema estético y otra el de obesidad y salud. Quizás falla en el tema de la grasa abdominal, que se sabe que es un factor de riesgo y no lo tiene en cuenta.

    ResponderEliminar
  3. No, la verdad que no he leído mucho sobre el tema. Me alegro de la primera aclaración de la Wikipedia sobre la grasa corporal (justo lo contrario de lo que se dice en el documental).

    El problema no es la medida. El problema es cómo se usa y cómo se ha dado a conocer al público en documentales, revisiones médicas, etc, que hacen precisamente eso: clasificarte según tu IMC. Es muy cómodo para el "médico" (o revisor médico de pacotilla) porque así no tiene que mojarse haciéndote una verdadera recomendación personalizada basada en su experiencia. Y entre que algunos "médicos" se limitan a hacer eso, aplicar la fórmula a rajatabla para no mojarse, y que la gente no es muy espabilada que digamos, creo que esa medida puede hacer daño tal y como se está usando.

    No sólo los culturistas o luchadores tienen un alto IMC. En el ejemplo que he puesto salen ciclistas, practicantes de remo, y campeones de corta distancia, entre otros... O sea, gente considerada más bien "esbelta y fibrosa" que "sobremusculada".

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Y los jugadores de baloncesto son gordos según el IMC. Qué se puede esperar de un índice que relaciona peso y estatura ¡al cuadrado en vez de al cubo! El IMC está bien si eres un ser bidimensional.

    ResponderEliminar