Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

3 sept. 2015

No es ciencia, es publicidad disfrazada (II)

A principio de año publiqué un post recopilando titulares y supuestas noticias de los meses anteriores sobre alimentos y salud, mostrando que muchas de ellas no eran más que publicidad disfrazada de ciencia y maquillada mediante estudios científicos. Lamentablemente esta práctica tan engañosa como poco honesta es tan habitual en el marketing alimentario que en unos pocos meses ya tengo otra buena cantidad de nuevos ejemplos.

Así que aquí les traigo la segunda entrega de "No es ciencia, es publicidad disfrazada", que viene cargada con algunas joyitas encontradas entre marzo y agosto de 2015. Pueden pinchar en el titular para ver la fuente original de la noticia que he seleccionado, aunque realmente la mayoría de ellas llegó a publicarse en diversos medios, como pueden comprobar fácilmente utilizando Google.

Vamos allá:

"Una copa de vino equivale a una hora de ejercicio (13-3-2015, Negocios.com)"



Este titular podría ganar sin problemas el premio al más absurdo, irresponsable y pseudocientífico del año. El estudio al que hacen referencia no es nada nuevo, es "Improvements in skeletal muscle strength and cardiac function induced by resveratrol during exercise training contribute to enhanced exercise performance in rats" (2012) y no es sobre vino, sino sobre uno de sus componentes, el resveratrol. El ensayo concluyó que este componente parecía mejorar el rendimiento en cierto tipo de actividad física... ¡de ratas de laboratorio! Vamos, que de estos resultados al titular hay un enorme trecho. Y para colmo, un estudio un poco posterior publicado en la misma revista (pero con personas), "Resveratrol blunts the positive effects of exercise training on cardiovascular health in aged men" (2013), llegó al resultado opuesto: el consumo de resveratrol empeoró los posibles beneficios del ejercicio.

"Los microbios del intestino causan autismo y otras enfermedades mentales (16-3-2015, Lainformación.com)"

Este titular es un claro ejemplo de uso del marketing del alarmismo y el miedo. La relación entre la salud y la microbiota intestinal es un campo de gran interés, pero que todavía está en pleno desarrollo y sobre el que hay muy pocas certezas. En este caso los estudios que se citan como referencia realmente han encontrado una asociación entre diversas patologías (como el autismo) y la microbiota, pero como bien saben ustedes, una asociación no implica necesariamente causalidad. Y además la mayoría de estos estudios se han hecho con ratones. Basta leer la noticia completa para comprobar que el contexto en la que se redactó fue la "Cumbre Mundial de Microbiota Intestinal para la Salud" y los organizadores fueron gente que se dedica a investigar en este ámbito... con el patrocionio de Danone, fabricante de productos lácteos y productos derivados, que se venden como amigos de la microbiota.

"Diez beneficios del chocolate para la salud (24-3-2015, El Comercio)"

De nuevo estamos ante una lista de supuestos beneficios para la salud, en este caso con un habitual, el chocolate. Sabiendo que la información proviene del Salón Internacional del Chocolate de Astorga (SICA) y de dos maestros chocolateros, conviene ser escéptico. Porque varias de las afirmaciones de sus beneficios - que reduce el colesterol, que es bueno para el corazón y que reduce los eventos cardiovasculares - tienen poco sustento científico y altas posibilidades de sesgo, como expliqué en este post.

"Un estudio revela los beneficios de la cerveza para el sistema cardiovascular (28-3-2015, Lainformación.com)"

Todos los años, según se acerca el buen tiempo, los cerveceros suelen lanzar gran cantidad de notas de prensa y difunden publicidad disfrazada de ciencia. En este caso el estudio de referencia no era nuevo, realmente se había publicado casi un año antes y ya se había mencionado anteriormente en otras campañas. Se trata de "Effects of alcohol and polyphenols from beer on atherosclerotic biomarkers in high cardiovascular risk men: A randomized feeding trial" (2014), que fue liderado por Ramón Struch, un investigador que hasta tiene una pagina personal en la web de la asociación de cerveceros. Y leyendo el estudio completo, se puede comprobar que los modestos beneficios se observaron especialmente entre los que bebieron cerveza sin alcohol, algo que no se menciona en el artículo, claro. Ni tampoco que éste era de muy corto plazo como para sacar conclusiones relevantes (4 semanas).

Siguiendo con la cerveza, poco después se publicó que "El consumo moderado de cerveza no modifica la circunferencia del brazo, cadera y cintura" (2-9-2015, Lainformación.com), un titular que pretende resumir una ponencia del 57 Congreso de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición.  Los textos de la noticia tienen un tono muy científico, pero viendo el documento original en el que se basó la ponencia, se puede observar que realmente se trata de un folleto informativo muy general, con poca o ninguna referencia científica y que incluye afirmaciones bastante moderadas y razonables, poco coherentes con el titular, mucho mas tajante. Aunque algunas de ellas un poco discutibles y sin ninguna base científica, exculpando a la cerveza del sobrepeso y cargando la responsabilidad sobre lo que solemos picar como acompañamiento. Realmente, los estudios nos dan indicios para pensar otra cosa, como expliqué en este post sobre la relación entre la cerveza y el sobrepeso. Y un dato más que puede ser de bastante interés: como puede verse en el folleto (pag 113), uno de los financiadores del congreso fue "Cerveza y Salud", es decir, los fabricantes.

Otra muestra de la ommipresencia de la cerveza en este tipo de artículos durante los últimos meses es el titulado "Ocho mitos sobre la alimentación que nunca has cuestionado: ¿Juegas a verdadero o falso?" (11-6-2015, Mujer Hoy). En el último de ellos se pretende desmontar el mito de la barriga cervecera de forma bastante contundente, echándole de nuevo la culpa al desequilibrio energético y obviando los indicios que muestran los últimos metaanálisis. En este caso la defiende Jesús Román Martínez Álvarez, conocido en el mundillo de la nutrición porque es presidente de SEDCA. ¡Ah!, y también miembro del Comité Científico del Centro de información Cerveza y Salud, una iniciativa de los fabricantes de cerveza. El señor Martínez protagonizó poco después otra defensa de este producto, en este caso por su capacidad de hidratación. La pseudonoticia se tituló "¿Ayuda la cerveza a mantener una buena hidratación?" (Infosalus, 18-7-2025).

"Estos 8 alimentos dan vida a tu corazón (Infosalus, 10-3-2015)"

Este artículo con forma de lista de alimentos cardiosaludables realmente no es más que una forma de publicitar una clínica de adelgazamiento, como pueden comprobar en el texto. Y para que todo el mundo vea que no hacen sufrir mucho a sus pacientes con sus dietas, no se cortan en añadir a esta lista un par de alimentos que son un placer, pero cuya utilidad para mejorar la salud del corazón es muy discutible. El primero es el vino y recurrieron al estudio multifactorial (no solo con vino) Predimed para justificarlo, saltándose las directrices de todos los expertos, que insisten en no recomendar bebidas alcohólicas, ya que es muy probable que sean mayores los riesgos que los posible beneficios. El segundo es el jamón ibérico, obviando que nadie nunca ha analizado de forma específica en ningún estudio su relación con la salud cardiovascular. La coletilla de "se está considerando la posibilidad de que este producto sea incorporado en la Dieta Mediterránea" es de traca. ¿Quién lo está considerando? ¿El inexistente comité definidor de la dieta mediterránea?

"Los mejores 'snacks' de gasolinera. Sí, existen (2-2-2015, El País)"

Tras este peculiar titular de nuevo se esconde otra clínica de adelgazamiento que quiere hacerse publicidad. En este caso parece que con la colaboración de la Asociación de Fabricantes de Patatas Fritas y Aperitivos. Empiezan dando consejos razonables, pero claro, cuando llegan a las patatas fritas la cosa se tuerce y a la nutricionista no le queda más remedio que defender a sus colaboradores: "Si no tenemos problemas de peso, siempre es mucho mejor comer una bolsa de patatas que un bollo cargado de azúcar". No sé en qué pruebas se basa para hacer eta afirmación, sobre todo viendo estudios como "Changes in Diet and Lifestyle and Long-Term Weight Gain in Women and Men" en el que las patatas fritas fueron el alimento que en mayor grado se asoció con el sobrepeso.

"Saltarse el desayuno engorda" (30-3-2015, Asturias24)

Ya he explicado anteriormente que, según los estudios, la relación entre el desayuno y el sobrepeso corporal no está nada clara. Pero parece que a los miembros de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) les gusta de vez en cuando que su nutricionista habitual, Carolina Muro, diga lo contrario. Incluso recurriendo a algún que otro mito, como decir que "al no desayunar se tienen peores valores, más baja la glucosa en sangre, menos combustible para enfrentarse con una serie de tareas y, al final, el rendimiento es peor". Algo que tampoco ha sido confirmado por los estudios, como expliqué en este otro post. ¿Quizás sea porque los principales miembros de la FIAB venden muchos productos de desayuno?

"Un estudio une el consumo de pistachos con la reducción del riesgo de padecer cáncer" (6-4-2015, La Vanguardia)

Parece que los vendedores de pistachos han decidido monopolizar el estudio de referencia, "Cancer Chemoprevention With Nuts", que realmente habla de una posible asociación entre el consumo de frutos secos en general y un menor riesgo de cáncer. Por cierto, conviene saber que la doctora citada en esta noticia y en casi todas las que hablan de los pistachos y la salud, Nieves Palacio, también escribe artículos en la web de la American Pistacho Growers. ¿Será su "experta residente"?

"Las 7 virtudes del pan" (7-4-2015, ABC)

El pan es otro de los pesos pesados en esto de publicidad disfrazada de ciencia y en la propia "noticia" se especifica quién ha redactado los textos: la iniciativa Pan cada día, que según su propia web es "una iniciativa de la cadena de trigo, harina y pan, que nació con el objetivo de promover el consumo de pan". Y más que una noticia, como puede comprobarse en este enlace, es un copia-pega de un post escrito en la propia web de esta asociación. Además, las siete virtudes que mencionan son muy discutibles, como pueden confirmar leyendo este post que escribí hace unos meses. Y como parece que no consiguieron mucha repercusión, volvieron a lanzar la "noticia" a los medios pocos meses después, bajo el título "¿Qué aporta el pan a la dieta de cada día?" (9-7-2015, Infosalus) simplemente haciendo algunos retoques en el texto.

Por cierto, los responsables de comunicación de "Pan cada día" trabajan también en agosto, porque durante ese mes publicaron "El pan, un alimento saludable para la cena" (11-8-2015, Infosalus), recurriendo a clásicos y muy discutibles argumentos: que ayuda a llegar al 50% de la energía a partir de carbohidratos (nos avisa de que si no lo hacemos, casi seguro enfermaremos gravemente) y que su origen es vegetal.  Para rematar el desastre se apoyan en el presidente de los dietistas gallegos, Antonio López, incluyendo una frase que es un despropósito científico: "El pan está compuesto en un 52 por ciento de almidón, y por tanto, por hidratos de carbono de lenta absorción. Este tipo de carbohidratos liberan energía más rápidamente".

"Las bebidas bajas en calorías pueden ayudar a perder más peso que solo consumiendo agua" (17-4-2015, Lainformación.com)

Esta noticia se publicó en abril de 2015, pero el estudio al que hace referencia, que fue bastante controvertido por sus resultados y por haber sido financiado por la industria de los refrescos, había sido publicado y profusamente difundido un año antes. Y ya había sido sobradamente comentado por expertos y especialistas, como por ejemplo hizo Juan Revenga en este post. Entonces, ¿a qué viene volver a mencionarlo como si fuera algo novedoso? ¿Quién ha enviado otra vez esta nota de prensa a las agencias este año? Quizás leyendo los textos de este enlace se hagan una idea...

"Los hidratos de carbono deben aportar entre el 50 y 60% del total de la ingesta calórica diaria" (26-4-2015, Lainformación.com)

Esta afirmación es ya un clásico de la nutrición, pero como expliqué en este post anterior o en este otro, no se sustenta en pruebas científicas sólidas. Sin embargo, los expertos habituales de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) insisten en la idea e incluso nos asustan con posibles e infundados peligros si lo incumplimos. ¿Será porque sus asociados venden sobre todo productos que aportan este macronutriente? ¿Por eso en su web contiene prácticamente los mismos textos que podemos leer en la "noticia"?

"Conseguir un equilibrio entre la alimentación y el ejercicio físico, clave para evitar la obesidad infantil" (11-6-2015, Lainformación.com)

Supongo que muchos de ustedes conocerán la reciente polémica que se ha desatado sobre la estrategia de Coca Cola financiando a científicos para que convenzan a la población de que lo importante en la prevención de la obesidad es el balance energético. Vamos, que sus productos son "uno más" y que haciendo ejercicio se arregla casi todo. Es algo que lleva haciendo bastante tiempo y finalmente ha saltado a los grandes medios, como podemos ver en esta página de El Mundo. Pues bien, la "noticia" que enlazo en el titular se publicó antes que se produjera todo ese revuelo y es un buen ejemplo de las acusaciones que ahora han salido a la luz. En este caso quien se prestó al juego fue la Asociación Española de Pediatría (que también ha pasado unas semanas complicadas por avalar mediante su imagen una marca de galletas), arrimándose sin pudor a su marca de bebidas deportivas Aquarius e insistiendo que lo importante es no pasarse con las calorías y hacer ejercicio.

Si quieren ver más ejemplos de esta estrategia de Coca Cola, aquí tienen otras "noticias" recientes difundiendo las mismas ideas y con diversos "aliados" del mundo de la nutrición:
"Las verduras fritas en aceite de oliva son más saludables que cocidas" (24-6-2015, El Correo)

No he conseguido descubrir si este llamativo titular ha sido idea del redactor, de algún fabricante de aceite de oliva o de la universidad en la que se realizó el estudio, pero lo cierto es que se publicó en una gran cantidad de diarios. El caso es que si leemos el estudio original completo, "Phenols and the antioxidant capacity of Mediterranean vegetables prepared with extra virgin olive oil using different domestic cooking techniques", las conclusiones son mucho más concretas y menos espectaculares. Podríamos resumirlas de la siguiente forma: "Las verduras fritas en aceite de oliva presentan más concentración de algunos componentes fenólicos que las hervidas". Y punto.

"Hasta un 30% de la población podría presentar una ingesta inadecuada de calcio" (23.6.2015, Lainformación.com)

Este alarmante titular encabeza los textos que incluyen los resultados de una encuesta sobre la ingesta de diferentes alimentos, en la que se identifica esta carencia de calcio, seguida de las recomendaciones de la presidenta del Colegio de Nutricionistas de Cataluña, Nancy Rubio, animándonos a consumir más leche y productos lácteos. Como puede comprobarse en este enlace (nota del 22 de junio de 2015), estos textos fueron enviados a los medios en forma de nota de prensa por parte de la web "Lácteos insustituibles", una iniciativa de la Federación Nacional de Industrias Lácteas (FeNIL), la asociación de fabricantes de este tipo de productos.

Meses después, FeNIL insistió en "la noticia" y en intentar convencernos de que los lácteos son muy necesarios, alertándonos de los peligros de no hacerlo y enviando a los medios esto: "5 razones por las que sí debes tomar leche" (31-8-2015, ABC), en base a argumentos más o menos afortunados.

Evidentemente, lo que no cuenta ninguna de estas "noticias" es que la mejor forma de conocer los posibles efectos de los lácteos en la salud es mediante ensayos de intervención, como expliqué en este post. Han preferido mencionar solo algunos estudios observacionales en los que, como es esperable, sus productos salen bien parados.

"La sidra ayuda a controlar el colesterol y la glucosa en diabéticos, según un estudio" (17-7-2015, La Nueva España)

Estamos de nuevo ante un titular irresponsable, considerando que hablamos de una bebida alcohólica y que los estudios se hicieron o in vitro o utilizando peces y centrándose en indicadores muy concretos. Insinuar o hacer ver que sus conclusiones son extrapolables a personas es una barbaridad científica y una actitud peligrosa. Y, como era esperable, la difusión partió de los fabricantes de sidra asturiana, como puede comprobarse en este enlace de la web de la asociación correspondiente.

"Propiedades nutricionales de los zumos de frutas en los meses de verano" (13-7-2015, Infosalus)

La Asociación Española de Fabricantes de Zumos (ASOZUMOS) redacta esta pseudonoticia para promocionar los productos que fabrican sus asociados y comete un gran error: insinúa que los zumos pueden ser sustitutos de las frutas. La mayoría de los expertos no comparten esta opinión y así se suele especificar en gran cantidad de recomendaciones dietéticas. Los beneficios de comer fruta entera están ampliamente contrastados por estudios científicos, pero los de los zumos no, ni mucho menos, como expliqué en este post.

"Nueve razones para tomar aceite de oliva" (13-8-2015, Infosalus)

Un servidor es un defensor y gran consumidor del aceite de oliva, pero esta lista de nueve razones patrocinada por "Aceites Clemen" es un poco excesiva, ya que algunas de las afirmaciones no tienen suficiente soporte científico. Creo que es un alimento muy recomendable, pero tampoco hay que considerarlo milagroso.

Continuará... desafortunadamente.

Epílogo

En relación a todo esto, durante el verano también ha tenido bastante impacto mediático el informe "Confiad en mi", elaborado por VSF-Justicia Alimentaria Global y que pone sobre la mesa, con nombres y apellidos, las insanas relaciones entre las autoridades sanitarias y la industria alimentaria. Incluso la conocida revista científica BMJ se hizo eco del mismo, publicando el artículo "Links between food manufacturers and Spanish health institutions are highlighted in report" (completo en este enlace).

No se a ustedes que les parece, pero visto lo visto, en mi opinión debería limitarse e incluso prohibirse todo tipo de publicidad que tenga intereses económicos o comerciales y que relacione salud y alimentos. Cada vez hay más evidencias de que este tipo de prácticas tiene mucha responsabilidad en la desinformación alimentaria de la población. Y además, se ha comprobado en repetidas ocasiones que ni el autocontrol, ni las autoridades sanitarias, ni las asociaciones de consumidores son eficaces controlando estos mensajes confusos y engañosos.

Postdata: agradezco los "chivatazos" de gominolasdepetroleo y Teresina.

11 comentarios:

  1. Estoy buscando aún un solo aspecto de nuestras vidas en el que no nos manipulen... O lo intenten

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pierdas tiempo no lo hay o al menos yo no la he encontrado aún.

      Eliminar
    2. Mortal, de necesidad.

      Eliminar
  2. Hola

    ¿qué opinión tienes sobre la página de evidencias de la Clínica Mayo? Por ejemplo, sobre el chocolate: http://www.mayoclinic.org/drugs-supplements/chocolate/evidence/hrb-20058898

    A mi me gusta como referencia sobre alimentos, productos cosméticos, etc., pero me interesa tu opinión.

    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No está mal, pero echándole un vistazo rápido me parece que algunas evidencias no parecen muy actualizadas y tienden a ser bastante favorables con el producto.

      Por ejemplo, viendo los últimos metaanálisis, yo creo que aquí hay demasiadas evidencias tipo A:
      http://www.mayoclinic.org/drugs-supplements/omega-3-fatty-acids-fish-oil-alpha-linolenic-acid/evidence/hrb-20059372

      Y aquí tienes lo que yo encontré sobre el chocolate:
      http://www.mayoclinic.org/drugs-supplements/chocolate/background/hrb-20058898

      Eliminar
  3. Hola luis con respecto al titular de las verduras fritas en aceite de oliva Aitor Sanchez hablo de ese tema en la radio. http://www.ivoox.com/programa-38-las-verduras-pochadas-son-mas-sanas-audios-mp3_rf_4761291_1.html a partir del minuto 2:05

    ResponderEliminar
  4. Hola Centinela. Excelente tu post. Aunque no estoy de acuerdo con el aspecto del desayuno. No tengo dudas que la manipulación exista. Pero los estudios tienen muchas variables confuso ras. Por ejemplo, hay que tener en cuenta la hora y características de la cena del día anterior. Y el perfil hormonal de cada quien. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En qué no estás de acuerdo, Marta?

      Eliminar
    2. Sabes centinela? Pues resulta que tienes razón. Leí tanta información en tu post que me perdí. Lo he vuelto a leer y me he dado cuenta de ello. En realidad estoy de acuerdo contigo. Menos mal que me diste la oportunidad de aclarar el asunto. Un saludo!

      Eliminar
  5. Centinela, yo como siempre, te felicito y agradezco por esta información de primera, y por el tiempo que te tomas en conseguirla, luego analizarla y finalmente mostrarla. En verdad muchas gracias.
    Buena vida.

    ResponderEliminar
  6. Hay una noticia en especial que me ha hecho repudiar todo lo que me rodea. Gracias Luis, la añadiré a un documento que subiré de aquí a 2 años criticando ciertas cosas como estas (más en ámbito educativo). Un saludo a todos.

    ResponderEliminar